Clavos calientes

0
404

Semejante procurador

Alejandro Ordóñez Maldonado, procurador general de la Nación, en su juventud fue incinerador de libros que consideraba ateos y marxistas. Asaltaba bibliotecas para quemarlos en una pila inquisitorial. En 1986 fue concejal de Bucaramanga y en un periódico regional de la época aparece la siguiente declaración sobre las AUC: “Desde la dirección liberal hasta ilustres jefes conservadores las han criticado acremente, desconociendo unos y otros, que tales asociaciones para la defensa son la más elemental de las previsiones que los colombianos inermes ante la subversión y el delito puedan tomar. Se ajustan a las normas de la moral social, del derecho natural y de nuestra legislación positiva”. ¡Qué tal semejante procurador!

rpocurador

Pachito calumniador

La Fiscalía General de la Nación abrirá investigación contra el ex vicepresidente uribista y candidato a la Alcaldía de Bogotá Francisco Santos Calderón por los delitos de calumnia e injuria, debido a la falsa acusación de que los dirigentes comunistas de Urabá fueron los responsables de la masacre de La Chinita en los años 90.

A partir de montajes militaristas de Rito Alejo del Río, varios dirigentes comunistas, entre ellos José Antonio López Bula, Nelson Campo Núñez, Mercedes Úsuga y una decena más, fueron llevados a la cárcel por varios años, hasta que la Corte Suprema de Justicia tumbó los procesos precisamente por ser montajes contra el Partido Comunista. Santos desconoció el fallo final y acudió a la calumnia como en otras ocasiones. Como no hubo conciliación, la Fiscalía abrirá la investigación hasta las últimas consecuencias.

¿Qué pasó con Mora?

Según fuentes de la Casa de Nariño, hay inconformidad por la actitud del general (r) Jorge Enrique Mora Rangel, quien protagonizó una pataleta a raíz de que la delegación gubernamental en La Habana avala la creación de la Comisión de la Verdad que tendrá que asumir también las responsabilidades del Estado en la degradación y los crímenes del conflicto. Para Mora son apenas “manzanas podridas” y que no comprometen a la institución militar. Fue tan agria la discusión entre Sergio Jaramillo y Mora que este se retiró de la reunión de la delegación oficial. Con la intervención de Santos y la ratificación de que Mora continuará en la delegación de paz se superó el incidente, aunque la diferencia se mantiene.

El pajarito de la reconciliación

En el escenario del twitter se vio un ejemplo de democracia e intercambio de opiniones muy llamativo. El asunto se dio entre un militar llamado Óscar y cuyo nombre en la red social es @mipaislibre74 y el jefe guerrillero Pastor Alape. El militar le dijo “señor Pastor Alape, como es evidente no comparto sus ideales pero me alegra por mi patria que nos estemos reconciliando…”.

De inmediato el jefe insurgente respondió desde su cuenta @AlapePastorFARC “Sr. Óscar @mipaislibre74 Podemos controvertir, pero tenemos un punto de encuentro, el de parar esta guerra y finalizar victimizaciones”. La conversación llamó la atención y generó un debate interesante sobre el papel de las Fuerzas Militares después de la firma de un eventual acuerdo. Militares demócratas en la red lamentablemente son pocos, comparados con los artilleros demenciales que se instalan allí para atacar la paz.