Cinismo, hipocresía y memoria

48
714

Zabier Hernández Buelvas
@ZabierHernndez

El cinismo era hasta hace poco un movimiento de vanguardia que se planteaba alterno al pensamiento oficial y retaba al poder. Este poder en Colombia quiere, no solo jodernos, sino hacernos desaparecer, borrarnos de la faz de la memoria social, política y de resistencias. Ahora ellos son los cínicos, sin principios, se burlan, se muestran irreverentes ante la memoria de las víctimas, intentan invertir el sentido y los significados de la memoria, nos dejan perplejos y hasta desconcertados.

La mentira quiere ser convertida en verdad. El director del Centro Nacional de Memoria Histórica, mientras destruía la memoria entregada por las organizaciones sociales y de las víctimas, firmaba acuerdo con los paramilitares ganaderos de Fedegán para construir su verdad fantasmagórica. Los militares de los falsos positivos son condecorados como héroes, en vez de ser juzgados condenados como lo que son, asesinos. El Comisionado de Paz es realmente un funcionario con mentalidad guerrerista y por tanto intenta arrasar los Acuerdos de La Habana para aniquilar los excombatientes y desatar la guerra de la cual ellos derivan ganancias.

El subpresidente Duque con su ministra del Interior, y del linaje corrupto del Caribe, nombran al hijo de “Jorge 40”, quien soporta en su conciencia el peso de centenares de torturados, asesinados y desaparecidos, como coordinador de víctimas. Es la implementación del pensamiento cínico oficial, que cree debilitar las fuerzas del cambio con este tipo de decisiones aparentemente absurdas, pero que en realidad sirven a sus propósitos de consolidar su régimen de explotación.

Sin embargo, ya el pueblo no se deja embaucar: reacciona con vigor y multiplica su capacidad de lucha contra la opresión política y la denegación de sus derechos. La historia demuestra los momentos de cinismo e hipocresía liderados por la burguesía, son esencialmente momentos que preceden la decadencia de una clase cuyo rasgo más visible es la sublimidad autorreferencial, la sobredimensión de un yo de Estado, cuyos representantes no pueden evitar expresar la satisfacción de ir en contravía del sentido humanista, acciones que ante la sociedad se ven como grotescas.

En esencia es un nuevo reto para que luchemos contra el pensamiento “oficial”. El cinismo criollo, no alcanza a ser una posición ideológica, ni mucho menos una vanguardia, si acaso, alcanzarán a ser unos mercachifles de cargos y favores. Son criaturas de pequeños cerebros que actúan con desfachatez y obedecen como tontos discípulos de un desvergonzado matarife.

La memoria de los pueblos no se destruye, se transforma y se profundiza en los circuitos sociales y populares de conocimiento, en los procesos que alimentan la lucha de clases, las rebeldías desde todos los territorios, que construyen la posibilidad de un cambio, no solo de gobierno, sino de Estado y sociedad. Procesos que escapan al aparato represivo y a la máquina antimemoria que quieren imponer.

La crisis de legitimidad del Estado colombiano es evidente, el esfuerzo por construir una memoria clasista sin ética ni moral, una memoria y un imaginario nacional de una burguesía que posa de omnipotente, lo cual acusa debilidad.

En oposición a este cinismo e hipocresía del poder, está en crecimiento la franqueza, la memoria que cuenta la veracidad de los hechos, las versiones de las víctimas que dan claridad sobre lo que ha pasado. Somos el contingente de hombres y mujeres honrados que con (lisura) veracidad se expresan acabando con el silencio para nombrar al innombrable Matarife.

VOZ te necesita 

📢 Si te gustó este artículo y quieres apoyar al semanario VOZ, te contamos que ya está disponible la tienda virtual donde podrás suscribirte a la versión online del periódico. Ofrecemos el mejor análisis político, económico y cultural para pasar la cuarentena en casa.

#QuédateEnCasa y lee el semanario VOZ.

👇🏽👇🏽👇🏽

tienda.semanariovoz.com

48 Comentarios

  1. During sexual arousal, chemical element oxide (NO) is released from face terminals and endothelial
    cells in the principal sum cavernosum. NO activates guanylate cyclase
    to win over guanosine triphosphate (GTP) into cyclical guanosine monophosphate (cGMP), triggering a cGMP-hanging
    shower of events. The aggregation of cGMP leads to
    smooth-brawn liberalization in the principal cavernosum and increased roue
    rate of flow to the member. http://lm360.us/

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*