viernes, julio 12, 2024
InicioPaísAgrariaCatatumbo: Campesinos reactivan diálogo

Catatumbo: Campesinos reactivan diálogo

Las negociaciones entre las comunidades y las autoridades se reanudaron tras una pausa y con fuertes críticas por parte del campesinado

Agencia Prensa Rural

El 5 de febrero pasado, campesinos del Catatumbo y funcionarios del gobierno nacional y departamental empezaron un nuevo ciclo de diálogos en la búsqueda de acuerdos para darle solución a las problemáticas de las comunidades de la región.

Los diálogos se retomaron luego de un periodo de pausa y con fuertes críticas por parte del campesinado, debido al “incumplimiento en la materialización de los acuerdos firmados” por parte de las autoridades.

“El balance de las conversaciones con el gobierno es negativo”, expresó la Asociación Campesina del Catatumbo (Ascamcat) en un llamamiento publicado horas antes de la reinstalación de la mesa.

Ascamcat señaló “dilaciones, evasivas e incumplimientos de los acuerdos firmados”, cuestionó el encarcelamiento de líderes agrarios y la impunidad en que está la muerte de seis campesinos.

Sin embargo, al cierre de la jornada, las partes expidieron un comunicado conjunto en el que manifestaron que hubo un “buen ambiente” y resaltaron el “cordial diálogo” que se presentó en la primera sesión.

Falta de garantías

Juan Carlos Quintero, vicepresidente de esa organización, explicó que durante el paro agrario cuatro campesinos “cayeron por balas provenientes de armas como las que disparó la Policía y el Ejército, pero después de más de medio año no se ha iniciado ni un solo juicio contra sus asesinos”.

Quintero agregó que oficiales como el general Marcolino Tamayo (del Ejército Nacional) o Rodolfo Palomino (director de la Policía) siguen en sus puestos de mando o han sido promovidos a cargos de mayor rango, a pesar de los atropellos cometidos contra el campesinado durante la movilización.

Edinson Franco, Diomar Angarita, Leonel Jácome y Hermides Palacios murieron durante el paro a causa de impactos de bala. “En algunas imágenes captadas en la zona se aprecian policías apuntando sus fusiles contra la multitud desarmada”, explicaron los campesinos.

Además, desde el levantamiento del paro, otros dos labriegos fueron asesinados, según informó Ascamcat. Jorge Eliécer Calderón Chiquillo, participante de la movilización, recibió un disparo del ejército en un falso combate. Y Duvis Antonio Galvis, líder comunal del municipio de Sardinata, recibió disparos de desconocidos.

Los voceros campesinos también denunciaron otros mecanismos de represión, como el encarcelamiento de líderes sociales a causa de montajes judiciales, y el hostigamiento y persecución que han sufrido dirigentes de Ascamcat, como Olga Lucía Quintero.

Incumplimientos

En noviembre pasado, las partes llegaron a un arreglo preliminar, denominado “acuerdo de confianza”, firmado en noviembre pasado y gracias al cual se debe invertir en obras sociales un monto de 32 mil millones de pesos.

Sin embargo, los campesinos señalan la falta de ejecución de los acuerdos. “Esta parálisis de debe a que por parte del gobierno nacional hay una persistencia en vincular al proceso a la Unidad Administrativa de Consolidación Territorial (UACT)”, manifestó Ascamcat.

Según los campesinos, la UACT es “una extensión de la política de guerra del gobierno nacional formulada por el Consejo de Seguridad Nacional”, por lo que cuestionan su intromisión en la ejecución de los acuerdos.

Compromisos

Luego de la primera reunión del año, los participantes expidieron un comunicado conjunto en el que reafirman la intención de “sacar adelante los compromisos acordados en la mesa de interlocución”.

De la misma manera, “se reafirma la ejecución de la estrategia post­erradicación y fase inicial del proceso de sustitución y desarrollo alternativo, que cobijará a 400 hogares del Catatumbo por valor de 12 mil millones de pesos”.

Frente a las muertes de campesinos, el gobierno afirmó que “seguirá atento al curso de las investigaciones que se adelantan para esclarecer estos lamentables hechos” y se compromete a “hacer todo lo posible por brindarles garantías de seguridad a los miembros de Ascamcat, sobre todo a quienes han sido objeto de alguna amenaza, hostigamiento o agresión de cualquier tipo”.

“Ascamcat y el Gobierno Nacional hacen público el buen ambiente y el cordial diálogo que se llevó a cabo durante la primera sesión de la Mesa de Interlocución y Acuerdo del Catatumbo del 2014, con el fin de seguir avanzando en el logro de acuerdos para solucionar la crisis económica y social del Catatumbo”, agrega el comunicado.

Al cierre de esta edición, las conversaciones proseguían en la ciudad de Cúcuta.

Artículo anterior
Artículo siguiente
RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments

Rodrigo Carvajal en Elefantes blancos en Coyaima
Rodrigo Carvajal en No Más Olé
Rodrigo Carvajal en ¡A hundir el acelerador!
Rodrigo Carvajal en Semana contra el fascismo
Rodrigo Carvajal en Ucrania, ¿Otro Vietnam?
Rodrigo Carvajal en ¿Quién es Claudia Sheinbaum?
Rodrigo Carvajal en Odio y desinformación
Rodrigo Carvajal en La inflación y sus demonios
Rodrigo Carvajal en No cesa la brutalidad sionista
Rodrigo Carvajal en Putin gobernará hasta el 2030
Rodrigo Carvajal en De Bolsonaro a Lula