Cartas

0
325

Sin ilusiones

Estoy de acuerdo con lo que dice VOZ. El apoyo a Santos es para darle continuidad a los diálogos de paz. Eso fue escrito de forma premonitoria antes del domingo 15 de junio. Los hechos demostraron el aserto. Elegido Juan Manuel Santos tiene que cumplir con el mandato por la paz. No más ambigüedades. Por estas le tomó ventajas el uribismo y casi lo derrota. La izquierda tiene que seguir siendo oposición. Los postulados filosóficos no se hipotecan, hay que sacarlos adelante en un proyecto político de unidad de los revolucionarios. También para exigirle a Santos que cumpla con el pueblo colombiano, que le ordenó hacer la paz. Uribe ya vale huevo, está en el tacho de la historia. Camilo López T. (vía Internet).

juan_manuel_santos_3_0

Lo mismo de siempre

Dicen que el MOIR regresó a sus andadas oportunistas y divisionistas. No, jamás las abandonó. Han sido su práctica de siempre. Robledo, que es un buen congresista, tiene subidos los humos. Un revolucionario no puede ser prepotente. La humildad es la compañía de los dirigentes populares. En la UNO hizo lo mismo que hace ahora con el Polo. No le sirve porque no lo puede dominar y entonces lo divide, lo fractura, para acabarlo. Está ensañado contra Clara López: la insulta y descalifica porque no es incondicional. Así no se puede. María Bueno (vía internet).

Victoria para la paz

Los 7’816.537 votos otorgaron la reelección para la paz, contra 6’904.989 de la oposición. Extraordinaria la eficacia de la Registraduría Nacional. Las alianzas y los abstencionistas condujeron a la Colombia pacifista al triunfo anhelado y necesario para continuar con la construcción progresista y en convivencia. En un momento histórico con toda la pesadez que implicaba acabar los diálogos de La Habana y obviamente volver a la autocracia; la Unidad Nacional, con apoyo fervoroso y decidido de la izquierda, verdes y abstencionistas, logró la victoria de lo fundamental: paz y democracia. Este triunfo sella la continuidad de los acuerdos y avances del proceso para la paz, a la que se unirán los que todavía no la sienten, porque el beneficio es para todos.

La generación de la paz se inicia hoy, luego de 50 años de violencia con estos grupos guerrilleros. El presidente Santos, al lado de la unión nacional, asumirá el reto de conducir a Colombia por la senda de las reformas políticas, sociales y económicas, hasta situarla en un verdadero estado social de derecho, donde los votantes por “Juanpa” tengan vida digna. El reconocimiento será grande y, seguro, el presidente reelegido merecerá la postulación al premio Nobel de Paz, logrando el sueño para los colombianos: paz y progreso para todos. Ómar León Muriel A. (Vía Internet).

Fútbol y VOZ

Bien por VOZ que en las últimas ediciones le ha dedicado interesantes páginas sobre el campeonato mundial de fútbol de Brasil. Es un deporte de multitudes, muy popular. No se puede despachar, ignorarlo, con el argumento de que es una forma de alienación de las masas. Al contrario las convoca, las pone en movimiento, concurren millones a los estadios y otros más se sientan frente a la señal internacional de la televisión. ¡Buena esa! Óscar Villegas (vía Internet).