Cambalache

2
418
Retrato elaborado por Arlés Herrera, Calarcá, en homenaje a Enrique Santos Discépolo compositor del tango Cambalache

“Que el mundo fue y será una porquería / ya lo sé, en el quinientos seis / y en el dos mil también”

Paola Gutiérrez – El Grillo Rayado

Se cumplen 85 años de ‘Cambalache’, tango argentino compuesto por Enrique Santos Discépolo para la película El alma del bandoneón (1935). La famosa canción fue considerada inmoral en Argentina en 1943 en el marco de una campaña iniciada por el gobierno militar que derrocó al presidente Ramón Castillo, obligando a suprimir su difusión por la radio.

Con ocho décadas de existencia, hoy sigue manifestando realidades sociales convirtiéndose en un símbolo de agresión ante los entes de poder, sufriendo amenazas y perdiendo la vida miles de líderes sociales y artistas que buscan plasmar hechos sociales o como acción crítica que permite recrear otras realidades posibles.

Confrontar realidades

Hoy este tango evoca mi niñez inquieta de aprendizajes e inocente ante las realidades sociales, el compartir un par de cerveza frías en compañía de mi padre en mi juventud, con el gozo del ritmo y comparando letra con realidades perpetuas, convirtiéndose en tema de conversación.

En honor a mi padre, por el sentido crítico que esto representó y el placer recreativo del tiempo de ocio, retomo la letra como parte de ejercicio creativo con el respeto que este tango se merece para compararlo con la actual realidad social, de la misma forma los invito a explorar, con aquellas canciones que nos dejan una huella y que de una u otra forma nos confrontan realidades.

Letra (y su vigencia)

El mundo fue y será una porquería,

ya lo sé

En el quinientos seis y en el dos mil también

Que siempre ha habido chorros

Maquiavelos y estafáos

Contentos y amargaos, valores y dublé

Pero que el siglo veinte es un despliegue

De maldá insolente ya no hay quien lo niegue

Vivimos revolcaos en un merengue

Y en el mismo lodo todos manoseaos

Hoy resulta que es lo mismo ser derecho que traidor

Ignorante, sabio, chorro, generoso, estafador

¡Todo es igual, nada es mejor

Lo mismo un burro que un gran profesor!

No hay aplazaos ni escalafón

Los inmorales nos han igualao

Si uno vive en la impostura

Y otro roba en su ambición

Da lo mismo que sea cura

Colchonero, rey de bastos

Caradura o polizón

¡Qué falta de respeto, qué atropello a la razón!

¡Cualquiera es un señor, cualquiera es un ladrón!

Mezclao con Stravinski van Don Bosco y La Mignon

Don Chicho y Napoleón, Carnera y San Martín

Igual que en la vidriera irrespetuosa

De los cambalaches se ha mezclao la vida

Y herida por un sable sin remache

Ve llorar la Biblia contra un calefón

Siglo veinte, cambalache, problemático y febril

El que no llora no mama y el que no afana es un gil

¡Dale nomás, dale que va

Que allá en el horno nos vamo a encontrar!

¡No pienses más, sentate a un lao

Que a nadie importa si naciste honrao!

Es lo mismo el que labura

Noche y día como un buey

Que el que vive de los otros

Que el que mata o el que cura

O está fuera de la ley.

📢 Si te gustó este artículo y quieres apoyar al semanario VOZ, te contamos que ya está disponible la tienda virtual donde podrás suscribirte a la versión online del periódico. Ofrecemos el mejor análisis político, económico y cultural para pasar el aislamiento en casa.

#QuédateEnCasa y lee el semanario VOZ.

👇🏽👇🏽👇🏽

tienda.semanariovoz.com

Camba

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*