Ante el posible fraude, pilas con la vigilancia

0
492

El panorama político de cara a las elecciones a Congreso y Presidencia de la República muestra la posibilidad de un cambio radical que haga posible la erradicación de la gran desigualdad social y la violencia contra lideres y lideresas y la consuetudinaria violación de los derechos humano, así como también las permanentes agresiones del Ejercito y la Policía contra los jóvenes que exigen condiciones óptimas para educarse, tener acceso a la salud y posibilidades de empleos con justa remuneración de su trabajo.

Los sectores democráticos, la academia y las instituciones internacionales que velan por la defensa de los derechos humanos, la inclusión social, el empoderamiento de la mujer y la eliminación de la corrupción ven con beneplácito la real posibilidad de la exclusión del poder del nefasto Centro Democrático. Igualmente, se avizora la eliminación del régimen neoliberal que ha sumido a la población colombiana en la más asfixiante miseria

Las posibilidades reales de democratización y que por fin después de ochenta años de hegemonía de los partidos tradicionales acceda al poder una coalición progresista, ha hecho que cunda el pánico en las huestes de la derecha y de la extrema derecha, esta realmente neofascista. Como tienen necesidad de seguir hegemonizando el poder acuden a múltiples formulas, alguna ilegales, para lograrlo. Eso explica la reaparición de algunos grupos paramilitares causantes de algunas de las múltiples masacres ocurridas en el país a tan solo dos meses de iniciado el año.

También la alianza del Pacto Histórico enfrenta la campaña de mentiras, manipulación y ocultamiento o deformación de su Programa democrático, los distintos candidatos del llamado Equipo por Colombia se destacan por la utilización de la mentira para tratar de menguar el prestigio y gran aceptación que tienen el programa y los distintos candidatos del Pacto Histórico. Como Petro encabeza todas las encuestas las mentiras se dirigen especialmente contra sus discursos y el contenido de su programa. Lo acusan de estar dividiendo al país, de que está estimulando la violencia.

Le ponen a decir a Petro las cosas más absurdas. Por ejemplo, que se propone destruir las empresas. Que va a expropiar sin indemnización los patrimonios de los milmillonarios. Que inmediatamente va a dejar de explotar el petróleo. Que acabará con la autonomía e independencia del Banco de la Republica. Todas son mentiras, pero siguen creyendo que una mentira muchas veces repetida se convierte en verdad. No es cierto, pero si pueden manipular el imaginario popular y desorientar al elector.

Iván Duque y su bancada de gobierno están tratando de eludir la Ley de Garantías, impulsando una medida que le permite a los gobernadores, alcaldes, secretarios, gerentes y directores de Entidades Descentralizadas, utilizar recursos del estado en la campaña electoral mediante la contratación pública. El presidente en algunas de sus anteversiones mañosamente interfiere en política especialmente atacando a Gustavo Petro sin que las autoridades competentes cumplan con su deber de llamarle la atención al mandatario y aún sancionarlo. Como nos hace falta ahora procuradores como Mario Aramburo Restrepo, que fue capaz de requerir al presidente Carlos Lleras Restrepo para que dejara de participar en política en una campaña electoral cuando gobernaba el país

Pero en las últimas semanas el conflicto se ha concentrado principalmente en la cuestión de la publicidad electoral. Unas vallas de candidatos al Senado por el Partido Verde han desatado la ira de algunos miembros del Centro Democrático porque aluden a los hechos delictivos que algunos de sus miembros presuntamente han cometido. Demostrando su compromiso con ese partido el Consejo Nacional Electoral (CNE) exigen a los candidatos verdes retiren sus piezas publicitarias. En cambio, la publicidad del uribismo se destaca por su difamación sistemática de los líderes, candidatos y candidatas de las fuerzas alternativas. Además, llama la atención la deslegitimación y la estigmatización del comunismo. Ante estas violaciones de las normas electorales los entes de control, como en la canción de Shakira permanecen ciegos, sordos y mudos. ¿Será que alguna vez una pizca de ética los hará actuar?.

Los ciudadanos que participan en la capacitación como jurado de votación denuncian que se les esta orientando para que procesen las actas que se diligencian al final de las elecciones, especialmente, los ya célebres formularios E-14, en tal forma que facilitaría su manipulación. La trayectoria del actual Registrador nombrado por Duque no brinda ninguna garantía de honestidad en el manejo de la votación.

La proximidad de la fecha de las elecciones, así como aumentan las esperanzas en la victoria, se incrementa el temor al fraude. Como los partidos tradicionales se han destacado por sus acciones mañosas, recordemos como escamotearon en los años 70 la presidencia del General Gustavo Rojas Pinilla, debemos vigilar celosamente el proceso electoral. La necesidad de democracia, la inclusión, el rescate de la soberanía, la protección de la naturaleza para evitar el cambio climático, exige la más audaz movilización para evitar que la trampa nos arrebate la victoria del Pacto Histórico.00