Zika: campañas para la prevención de embarazos

0

“Ese tipo de recomendaciones no pueden venir solas, especialmente en un país donde el 52% de los embarazos no son planeados”.

zika

Renata Cabrales

En un comunicado informal y como si se tratara de algo fácil de lograr en un país poco interesado por los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres, el Gobierno Nacional pide a las mujeres no embarazarse antes de julio de 2016. “A las mujeres” afirma, como si en el país no se embarazaran niñas de 12 años y menos, niñas que hasta han sido abusadas sexualmente y no cuentan con los recursos ni con el apoyo necesario para interrumpir el embarazo. Además, según dicho comunicado, el Gobierno de Colombia deja claro su falta de interés hacia esta situación, ya que ni siquiera reconoce que un embarazo no es asunto solo de las mujeres. ¿Será que los hombres no tienen velas en ese entierro?

Así pues, el país se encuentra alarmado por causa del virus del Zika, que ya está en 159 de los 951 municipios, y uno de los grupos poblacionales en los que más se ha centrado la atención son las mujeres embarazadas. Un informe advierte que Unas 560 gestantes tienen Zika y unos 106 bebés han nacido con el virus. Es por eso que El Ministerio de Salud ha expuesto que “estas mujeres deben ser catalogadas como embarazo de alto riesgo, debido a la posible aparición de malformaciones congénitas en neonatos”.

En una conversación con VOZ, Mónica Roa, vicepresidenta de Women’s Link Worldwide (organización que defiende los derechos reproductivos de las mujeres), advierte que “ese tipo de recomendaciones no pueden venir solas, especialmente en un país donde el 52% de los embarazos no son planeados. Es importante campañas como la que acaba de lanzar el ministerio de salud para promover el uso del condón, mucha información sobre cómo evitar el contagio, y para las mujeres embarazadas información sobre sus opciones que incluyen qué tipo de seguimiento médico requieren si eligen llevar el embarazo a término, o cómo pueden acceder al aborto legal que las cobija en estos casos que su salud está en riesgo”. Asimismo, “también se requiere especial atención para las víctimas de violencia sexual, de tal forma que se sigan los protocolos de atención con rigurosidad para evitar posibles embarazos”.