Uribito: la sentencia

0

José Ramón Llanos

El Presidente Iván Duque, repite como una cantinela: “El que la hace la paga”. Llegó el momento de demostrar que esa consigna, tantas veces repetida, corresponde a una decisión ética y no una mampara para ocultar la debilidad de su Gobierno incapaz de proteger los jueces de Colombia. Llegó el momento de enviar a la cárcel, aun reo que defraudó el erario público en beneficio de empresarios que actuaron delincuencialmente: Andrés Felipe Arias.

El expresidente Álvaro Uribe y los militantes del Centro Democrático han organizado, como siempre, sus coros de mentiras: “Uribito es inocente, su juicio fue una persecución política”. Pues bien los jueces hablan en sus sentencias, La Corte Suprema habló en un sumario de 403 páginas, allí la defensa controvirtió todas las pruebas que tenía la fiscalía en contra de Andrés Felipe Arías y finalmente el organismo judicial sentenció:

“En mérito de lo expuesto, la Corte Suprema de Justicia ,Sala de Casación Penal, administrando justicia en nombre de la República: En mérito de lo expuesto, la Corte Suprema de justicia, Sala de Casación Penal, administrando justicia en nombre de La República y por autoridad de la ley; Resuelve: Primero

Primero: Declarar al doctor Andrés Felipe Arias Leiva, penalmente responsable como autor de las conductas punibles de contrato sin cumplimiento de requisitos legales y peculado por apropiación, cometidas ambas en concurso homogéneo y heterogéneo por las cuales se le acusó”.

“Además, Segundo: Condenar al doctor Andrés Felipe Arias Leiva, en consecuencia, a las penas principales de 209 meses y 8 días de prisión, multa equivalente a 50.000 s.m.l.m.v., .” salario mínimo legal mensual vigente.

El condenado Andrés F. Arias, según la sentencia de la Corte Suprema, no debe pagar la pena en su domicilio, porque el numeral Quinto determinó: “No conceder al mismo procesado la prisión domiciliaria”.

El delito cometido por Andrés F. Arias fue preparado cuidadosamente, le entregó a los grandes empresarios del campo los recursos del Agro Ingreso Seguro, para que estos le apoyaran financieramente su campaña política a la presidencia de la Republica. Este hecho fue probado por la Corte Suprema y se recoge en el expediente así: “El verdadero propósito del Ministro se probó en el juicio donde se estableció que los beneficiarios del programa fueron convocados para apoyar la campaña política del entonces precandidato a la presidencia…, Andrés Felipe Arias”.

Ahora, corresponde a la Corte aplicar su sentencia y enviar al reo a una cárcel donde cumplen su condena los delincuentes comunes. Mandarlo a una brigada es premiar a un prófugo que en el exterior se dedicó a desprestigiar a la Corte Suprema y al país. Y en cambio, arrodillado abundó en zalamerías a USA.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*