Una flor de Jade por Fernando Birri

0

José Luis Díaz-Granados

Cuando me preguntaron en La Habana, a comienzos del presente siglo, si mi poema favorito era de Pablo Neruda (o de Rafael Alberti, León de Greiff o Nicolás Guillén), les respondí a mis buenos amigos:

– No, mi poema favorito, o sea aquel que yo siempre hubiera querido escribir, es uno del argentino Fernando Birri, ese poeta diáfano y secreto, pero sobre todo el agudo y fantasmagórico director de cine.

Birri —aquel hombre tierno con cara de profeta bíblico que junto con Gabriel García Márquez, Alfredo Guevara, Julio García Espinosa, Miguel Littín, Lisandro Duque Naranjo, Edmundo Aray, Jorge Sanjinés y “el cineasta menos conocido del mundo: Fidel Castro” (al decir de García Márquez), creó, realizó y desarrolló la épica Fundación del Nuevo Cine Latinoamericano en “la isla infinita”—, escribió uno de los más hermosos, misteriosos y fundacionales poemas de la lengua española, aquel que dice:

 

Yo soy el rinoceronte,

y tú

¿quién eres?

Yo soy la garza.

Yo soy la mariposa

y tú

¿quién eres?

Yo soy la flor de jade.

Yo soy el destino

y tú

¿quién eres?

Yo, el oasis.

Yo soy la muerte,

y tú, y tú,

¿quién eres?

Sobre tí, soy la nieve.

(Lentamente la nieve)…

 

Fernando Birri, quien entre sus muchas obras cinematográficas, adaptó y dirigió Un señor muy viejo con unas alas enormes, emblemático cuento de García Márquez, falleció el pasado 27 de diciembre de 2017 en Roma, Italia (donde estudió cine con Gabo), a los 92 años, inundándonos de dolor y vacío a quienes lo conocimos y admiramos. Como quien dice: despedimos el año junto a este extraordinario nuestramericano, amigo de las más nobles causas políticas y humanas, siempre genial y jubiloso, austero, humilde, y entre los grandes, el más grande.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*