“Una empresa criminal”

0

Hacker Sepúlveda habla de las órdenes del uribismo

hacker sepulveda

Simón Palacio

Se destapó Andrés Sepúlveda, el llamado hacker del Centro Democrático (CD), quien está con detención preventiva y afrontando un juicio penal por delitos relacionados con la seguridad nacional y espionaje.

El hacker, quien era el jefe de informática de las campañas al Senado y a la Cámara del Centro Democrático, proporcionó a los medios de comunicación información sobre las órdenes recibidas de la cúpula uribista para interceptar a personalidades del país que van desde periodistas y opositores al ex presidente Álvaro Uribe hasta la delegación de paz del gobierno nacional en Cuba, entre otros.

Sepúlveda es apenas un hilo del entramado ilegal que relaciona al ex mandatario con el espionaje y la guerra sucia. Las operaciones de interceptación con fachada legal como Andrómeda, a cargo de militares, operan en doble sentido: recolectar información para sus mandos superiores y organizar un dossier con destino a la actividad de la facción política de extrema derecha. Según Sepúlveda, toda la información recolectada del proceso de paz le llegaba a la dirección del Centro Democrático, toda vez que “el equipo negociador del gobierno estaba todo infiltrado”.

De ahí la significativa influencia del uribismo al interior de las Fuerzas Militares y la división que ello genera. Altos mandos militares siguen convencidos de que el proceso de conversaciones es una traición y manifiestan su preocupación por perder jerarquía y poder al interior del Ejército, o cambiar la doctrina del enemigo interno, y apelan, con el apoyo del uribismo, a cualquier estrategia para atentar contra el proceso de paz.

“La respuesta al proceso de paz es un grupo ilegal”, dijo Sepúlveda, quien confesó que detrás de esa acción se encuentra el condenado general Rito Alejo del Río. Y por eso el asunto no se suscribe a los hechos que relacionan a Sepúlveda con la campaña presidencial: “Yo hubiera podido acabar el proceso de paz teniendo en cuenta que ese era el principal objetivo que se estaba financiando”.

Por su parte el CD, en cabeza de su presidente Óscar Iván Zuluaga, indicó: “Es absolutamente falso que nuestra campaña haya recibido información de inteligencia o de cualquier origen de manera ilegal”. No obstante los hechos que denuncia Sepúlveda están comprobados en las actuaciones de los dirigentes uribistas, pues al recibir la información producto del espionaje, entregada por el hacker, era publicada en la cuenta de twitter del ex presidente y, a partir de allí, utilizada contra el proceso de conversaciones.

“Esto es una estructura criminal, yo me encargué de la parte política, pero hay personas que se encargan de la parte militar y es algo que mucha gente sabe”, dijo Sepúlveda. Ahora la Fiscalía General de la Nación está en la obligación de vincular a la investigación por espionaje al presidente Álvaro Uribe y a la cúpula del Centro Democrático.