Una década de la mentira

0
Foto archivo.

Recordar la suerte del computador

Yaneth Corredor

Hace una década fue el bombardeo por el Ejército colombiano a la población ecuatoriana de Santa Rosa de Yanamaru, que dejó varios muertos, entre ellos el líder de las FARC, Raúl Reyes. Irónicamente, según las autoridades, quedó “ileso” el computador utilizado por el comandante guerrillero.

Es importante esta reseña respecto del computador porque el análisis del mismo las autoridades militares que sustrajeron la “información” contenida en el aparato se desprendió el proceso conocido como el la “Farcpolítica” que involucró a congresistas, periodistas, líderes políticos de varios partidos, intelectuales, supuestamente comprometidos con la organización insurgente. En el Gobierno de la seguridad democrática esto ya significaba una condena anticipada.

La Corte Suprema de Justicia abocó el conocimiento, dado que se involucró a varios congresistas. El computador que salió “ileso” del bombardeo   dejó al descubierto, según las autoridades, la intención de la guerrilla de tomarse el poder y de estar gestando una gran conspiración.

Afortunadamente el alto tribunal exigió las pruebas, es decir, el disco duro y demás información extraída del computador, lo cual no fue posible porque había sido manipulada y la que se conoció no tenía ningún valor probatorio ni el alcance que en principio afirmó el gobierno y los medios de comunicación, por tanto, ordenó el archivo.  Fue otro falso positivo.

Diez años después, cuando se ha firmado un acuerdo de paz entre el Estado colombiano y las FARC y constituido el partido político surgido del acuerdo, no cesan los tropiezos: uno de los líderes que estuvo en todo el proceso de diálogo y negociación es acusado de tráfico de estupefacientes y entre las pruebas mostradas en el marco de un gran escándalo mediático, además de grabaciones que dicen poco, fotografías de supuestos narcotraficantes y una prueba importante: un cuadro alusivo a la paz al parecer pintado por el líder Jesús Santrich y dedicado a “Rafa…”

Temerariamente los medios y los opinadores afirman que este Rafa es el jefe mafioso de un cartel de la droga mexicano.

La Justicia Especial para la Paz- JEP- es la instancia pactada en los acuerdos de paz, la competente para conocer de este caso y su resultado, ojalá, sea igual al que llegó a la Corte Suprema de Justicia con el episodio del computador de Raúl Reyes. Ante todo la verdad para la justicia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*