Un gran paso

6

Renata Cabrales
@RENATARELATA 

Siempre que voy a dictar una charla sobre periodismo de género, me preparo psicológicamente para responder esas preguntas tan predecibles de los hombres, y algunas mujeres, que no entienden nada sobre feminismo, acerca de los hombres que son maltratados por mujeres.

Cuando comienzo la charla lo primero que hago es advertir que las preguntas quedan para el final, de esta forma evito, no solo perder el ritmo, sino  las ganas de sacar del salón a esos hombres que poco o nada les interesa saber sobre feminismo, pues su único fin es sabotear y perseguir a las feministas, para pedirnos explicaciones por el hecho de no hablar de ellos (siempre protagonistas de las historias) y de las supuestas violencias de las que son víctimas, por el mismo ideal machista que siempre han defendido.

Me pregunto una y otra vez, ¿por qué yo tengo que denunciar que ellos padecen algún tipo de maltrato?, si nunca he escuchado a un hombre denunciar, por ejemplo, en casos de violencia sexual hacia una niña, niño o mujer, y antes por el contrario, de lo primero que la sociedad es testigo es de la forma cómo la mayoría de machos (hombre es otra cosa) se ponen del lado del agresor, revictimizando a la víctima, con la idea absurda de que esta lo provocó, porque eso sí, cuando les conviene, son unos pobres animales salvajes que actúan por instinto.

En medio de esas intervenciones saboteadoras que algún día me daré el lujo de prohibir en mis charlas, escucho exabruptos como: “Hay mujeres que le pegan a los hombres, pero ellos no denuncian por vergüenza”. ¡Por vergüenza!, esa era la frase clave que necesitaba escuchar para reforzar mi argumento sobre el hecho de por qué no se puede equilibrar la balanza en casos de violencia de género. Resulta pues, que a las mujeres no es que les guste ser maltratadas, como muchas personas se atreven a afirmar. No. La mayoría se encuentra atrapada en la jaula del maltratador por diferentes motivos: porque la violencia machista se mete, incluso, en la canasta familiar, desembocando en violencia económica, entonces, pasa que son muchas mujeres víctimas que son madres, que no tienen independencia económica, porque le dedicaron su vida a la familia; que, por el hecho de ser mujeres, tienen menos oportunidades laborales y ni qué decir de la brecha salarial de género en caso de tener una sola oportunidad de empleo.

Estas mujeres-madres se ven obligadas a soportar los golpes, por el hecho de no ver a su descendencia morir de hambre, es decir, ¡por miedo y no vergüenza!, además, por las amenazas de muerte del agresor, que casi siempre se cumplen.

Finalmente, saludo a esos hombres que hacen parte de la campaña de Avon, “Cambiá el trato”, se da un gran paso cuando los hombres toman conciencia y ya no callan en casos de violencia machista.

6 Comentarios

  1. Mostly we face problems while writing assignments is because of lack of writing skills or we don’t know from where I will get proper information for my assignment. To solve this issue many assignment help online service are available in market.

  2. Are you worried about doing a loads of assignments? Why to worry when you have a cheap assignment help service providing you with all sort of online assignment help in Australia? Now do accounting assignment help and law assignment help in a minute! Enroll now at GoAssignmentHelp.

  3. Sometimes, It become troublesome to make time for writing essay. We understand such situation. We provide you essay help service for students and complete it for you before the deadline. The Company GoAssignmentHelp is one stop gateway for providing essay helper in the academic field. The Company believes in providing quality service and are positive to their commitments.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*