Un debate histórico en el Congreso: Aprobada refrendación

0
185
Voceros políticos que respaldaron la refrendación en el Capitolio Nacional.

Refrendados los acuerdos de paz, el camino que corresponde es la implementación. Se escucharon voces fuertes en los debates

Voceros políticos que respaldaron la refrendación en el Capitolio Nacional.

Hernán Camacho
@camachohernan

Fueron fuertes los discursos de los voceros del sí y las comunidades que acompañan los acuerdos en el Congreso de la República de Colombia el pasado martes y el miércoles, días en que se finiquitó la refrendación de los acuerdos de paz. En Senado la votación terminó 75 votos positivos por la refrendación y ninguno en contra, y en la Cámara de Representantes fueron 130 votos a favor de la paz y cero en contra. Contundente resultado.

Dos votaciones que demostraron el compromiso de los partidos afines a la “Unidad para la paz”, en la que finalmente se matricularon el grueso de las colectividades de Cambio Radical y el Partido Conservador. En los tensos debates tuvieron lugar voces que acompañaron el sí y pudieron expresar la sentida necesidad de refrendar los acuerdos para darle tranquilidad a las regiones escenarios del conflicto. Fue así como se escuchó a las víctimas directas y quienes decididamente han trabajado por la solución política al conflicto.

Negritudes

“Si nos atacan con referendo, los atacamos con movilización”, fue la advertencia hecha por Richar Moreno, líder de negritudes que desde el atril de la plenaria del Senado de la República retó a los dirigentes del Centro Democrático a que salieran a la calle a pedir firmas mientras ellos, desde los territorios de negritudes, implementaban los acuerdos de paz.

Como pocas veces, el parlamento colombiano tuvo uno de los debates más importantes en los últimos tiempos: la paz o la guerra. Todos los voceros de bancadas tuvieron su momento para expresar su apoyo o desacuerdo a la proposición presentada por la “bancada de la paz”, con el fin de refrendar de inmediato los acuerdos firmados en Bogotá entre las FARC-EP y el Gobierno nacional.

Cristianos

A la trascendental cita política llegaron organizaciones sociales en favor de la refrendación e implementación de los acuerdos. Las Iglesias cristianas aceptaron íntegros los nuevos acuerdos de paz, señalando que sus comunidades han sido constructoras de paz en los territorios bajo el “ministerio de la reconciliación”. Con esa afirmación desautorizaban a quienes desde la fe estaban en contra de la paz: “hay experiencias en cárceles o territorios donde excombatientes y comunidad trabajan de la mano para sacar adelante procesos de restauración”, señaló Jenney Neme. El mensaje de Neme llegó a los oídos de otras congregaciones de fe que se encuentran en la orilla distinta de la paz.

Las congregaciones de fe señalaron a la plenaria del Senado que los nuevos acuerdos recogían las libertades de culto y la participación de las Iglesias en la implementación de los acuerdos cuyo pilar es la reconciliación.

Alcaldes

Otro de los invitados especiales para ser escuchados en el parlamento fue el alcalde de una de las poblaciones que más ha soportado el conflicto: Toribío. Su alcalde, Alcibíades Escué, indicó que desde hace dos años no existe un solo muerto producto del conflicto. Le pidió a los voceros del no que entendieran el valor que tiene la paz para escenario de conflicto como el que él administra. “Permítanos desde el Cauca reconstruir y hablar de pactos territoriales desde lo económico, lo político y lo social. Déjenos hacer pactos entre los dueños de la tierra, los campesinos, los indígenas y los agroindustriales para desarrollar el Cauca. Déjenos subsanar los conflictos sociales”, señaló Alcibíades Escué.

Gobernadores

Con un criterio territorial, la go­ber­­na­dora del Valle del Cauca Di­lian Francisca Toro llevó la voz de los gobernadores como presidenta de la Federación Nacional de Departamentos. Toro señaló la importancia de las administraciones departamentales en la implementación real de la paz sobre el terreno: “Los alcaldes y gobernadores tendrán que contribuir a la reparación integral de las víctimas, a recuperar la verdad y la memoria, a reintegrar a los antiguos combatientes y a reconstruir los lazos sociales en sus comunidades, deteriorados por la desconfianza y las heridas que provocó el conflicto”, indicó.

Víctimas

Pero víctimas cercanas al expresidente Álvaro Uribe le llamaron la atención en el debate. La esposa del exgobernador de Antioquia Guillermo Gaviria, Yolanda Pinto, dijo en la plenaria que el operativo de rescate para su esposo fue improvisado: “Usted sabe, señor Uribe, que el operativo de rescate de mi esposo estuvo lleno de improvisaciones y fue casi una chambonada. Sin embargo, tengo claro que quien disparó contra la vida de Guillermo fueron las FARC. Si usted hubiera llegado a un acuerdo con este grupo guerrillero yo lo estaría defendiendo igualmente, senador Uribe, ¿pero sabe qué hubiera sido lo mejor? Que su inmejorable amigo no habría muerto y yo tendría vivo también a Guillermo”, señaló Pinto.

Parlamentarios

El representante a la Cámara por el Polo Democrático, Alirio Uribe, señaló en la plenaria que el Congreso estuvo a la altura histórica que demanda la paz. “Hoy votamos por la vida, el futuro y los pactos políticos para excluir las armas de la política y evitar que se sigan promoviendo grupos paramilitares. Hoy se votó porque los jóvenes pobres de este país no sigan muriendo como combatientes, soldados o guerrilleros”, señaló Alirio Uribe.

Por su parte, Ángela María Robledo del Partido Verde: “Dicen los del no que representan el país y no es cierto. Tan solo representan el 18% del país, lo único que representan es una minoría de quienes no quieren salir de esta guerra. Las comisiones de paz del Congreso escucharon a las víctimas que sí tienen la mayor autoridad moral para querer la paz”, subrayó Robledo.

La liberal María Cecilia López Montaño estuvo en la plenaria de la Cámara de Representantes y señaló que, contrario a lo que aseguran los partidarios del Centro Democrático, este nuevo acuerdo sí es el mejor posible, no solamente por los cambios sino porque le da tranquilidad a las familias de La Chinita, quienes ahora que termina la guerra “podrán dormir tranquilos”. Y agrega López Montaño: “Todos cedimos: cedieron las FARC, más de lo que nos imaginábamos y también cedió el Gobierno, quedando claro que todos perdimos algo pero todos entregamos una cuota de sacrificio por la paz”, sentenció.

La bancada de la derecha en el parlamento se ausentó al momento de votar, y prefirió seguir lanzando propuestas desestabilizadoras como la del referendo para volver a la guerra.

Se espera que con el fuero presidencial Juan Manuel Santos expida un decreto con fuerza de ley en donde entregue un paquete de medidas necesarias para iniciar la implementación del acuerdo de paz, mientras que por otro lado envíe con carácter de urgencia las leyes y reformas constitucionales para darle vida jurídica al acuerdo firmado el pasado 24 de noviembre. La preocupación ahora se centra en derogar aquellas resoluciones que aún mantienen un plazo límite para el cese bilateral al fuego que es el último día del presente año.