Tres exigencias de los profesores bogotanos

0
84
Institución educativa de Bogotá. Foto archivo.

Un punto clave es la implementación errónea de la jornada única en el Distrito, porque no cuenta con las condiciones básicas para que los niños puedan estar el número de horas en los establecimientos educativos.

Institución educativa de Bogotá. Foto archivo.

La Asociación Distrital de Educadores, ADE, informó que mantiene su oposición al recorte de las semanas no presenciales que pasaron a ser presenciales por decisión unilateral de la Secretaría de Educación. Las semanas son: una en Semana Santa; y otra en octubre, durante la semana de receso estudiantil.

“Nosotros contábamos hace 12 años con esas dos semanas. La idea de este descanso no es por capricho, es que los maestros finalizando el año tenemos mucho trabajo en los colegios, elaborar planillas, entregar boletines, organizar los grados y bastante actividad pedagógica y académica, y ni se diga de todo lo que toca calificar. Es más que justo que en esas dos semanas los maestros no tengan que ir a las instituciones sino que tengan un descanso que les permita recobrar fuerzas. Para cuando lleguen a mediados de octubre, puedan trabajar mejor con los estudiantes”, explicó Aury Nelly Daza Gallo, directiva de la ADE.

En octubre, los maestros salían a descansar con un trabajo mínimo. Fue el acuerdo que se hizo entre la ADE y las secretarías anteriores. Si los maestros tienen que ir a laborar, sus hijos que no deben asistir a sus escuelas se van a encontrar solos en las casas. Por ende, para la ADE es justo que ellos puedan disfrutar en familia.

Otro punto clave es la implementación errónea de la jornada única en el Distrito, porque no cuenta con las condiciones básicas para que los niños puedan estar el número de horas en los establecimientos educativos. Los colegios no cuentan con restaurante escolar, campos deportivos, ludotecas, bibliotecas bien equipadas y las aulas son insuficientes. “Nuestros niños, niñas y jóvenes merecen una educación de calidad”, afirmó la directiva de la ADE.

Un tercer punto, de los aspectos que tratará la ADE con la Secretaría, son los retrasos en los pagos de los salarios. Cabe recordar que el pago en la primera administración de Peñalosa era muy demorado, pues se retrasaba hasta un mes. Las administraciones posteriores a la suya se pusieron al día y cancelaban antes del 28 de cada mes. Pero desde la posesión de la actual administración han venido corriendo la fecha y ahora lo demoran hasta el 30 de cada mes; incluso, a algunos maestros no les han cancelado la prima de vacaciones ni el salario de noviembre. Al respecto, el llamado de la ADE a la Secretaría es a que responda.