Tolima le dice sí al paro nacional el 17 de marzo en Colombia

0
Interviene Pedro Antonio Barón Gutiérrez, presidente CUT Tolima. Foto Nelosi.

“A este espacio se convocó de manera amplia a las organizaciones sindicales, sociales, populares, los diferentes procesos organizativos en virtud de lo que se busca es combinar los diferentes encuentros para poder avanzar en caminos unificados y tener mejores condiciones para el desarrollo de la lucha”

Interviene Pedro Antonio Barón Gutiérrez, presidente CUT Tolima. Foto Nelosi.
Interviene Pedro Antonio Barón Gutiérrez, presidente CUT Tolima. Foto Nelosi.

Nelson Lombana Silva

Un ramillete importante de delegados y delegadas de organizaciones sindicales pertenecientes a la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) regional Tolima y miembros de organizaciones políticas de izquierda, se reunieron ayer en la ciudad de Ibagué fundamentalmente para definir el plan de acción de la CUT en esta parte del país, entre las que se cuenta como fundamental la participación del Paro Nacional que ha sido programado para el 17 de marzo en la República de Colombia.

Las distintas organizaciones sindicales y políticas participantes del encuentro coincidieron en la necesidad de desarrollar este paro nacional con contundencia, fundamentado en tres elementos centrales: Unidad, Organización y Movilización.

En ese sentido, convocaron los asistentes a desarrollar un trabajo titánico de base para explicar el origen de la protesta y la plataforma reivindicativa. Según criterio de los Comunistas, el momento exige lucha reivindicativa pero también política. Igualmente, el Paro Nacional debe ser motivo de socialización de los acuerdos que se vienen sucediendo en la Habana (Cuba) con el fin de que el pueblo tolimense sepa con claridad qué se está negociando y cómo lo afecta dichos acuerdos, entre la insurgencia de las FARC-EP y el gobierno nacional.

El evento fue instalado por el compañero Pedro Antonio Barón Gutiérrez, presidente regional de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), quien hizo una amplia radiografía de la situación dramática que vive el pueblo colombiano ante la arremetida virulenta y agresiva del modelo neoliberal, los anuncios de reformas lesivas de tipo tributaria y pensional, lo mismo el precario aumento salarial y la inseguridad galopante que se vive en el Tolima, especialmente en Ibagué, donde se viene sucediendo una verdadera racha de asesinatos, en lo que el dirigente sindical achaca a la disputa por el mercadeo del narcotráfico y el mismo accionar paramilitar. Dijo que la convocatoria había sido amplia y democrática en la dinámica de insistir en la unidad para poder sacar adelante con éxito este paro nacional programado para el 17 de marzo en todo el territorio nacional.

En ese sentido, indicó: “Es importante contextualizar el momento político en el cual estamos planteándole al pueblo colombiano la necesidad de una respuesta unificada de lo que genéricamente hemos llamado paro de carácter nacional”.

Agregó: “A este espacio se convocó de manera amplia a las organizaciones sindicales, sociales, populares, los diferentes procesos organizativos en virtud de lo que se busca es combinar los diferentes encuentros para poder avanzar en caminos unificados y tener mejores condiciones para el desarrollo de la lucha”.

“En Colombia se viene profundizando el modelo económico neoliberal, con un discurso de paz, con un discurso de prosperidad, no puede taparse la realidad colombiana frente a la profundización del modelo económico neoliberal. La entrega de la soberanía a las diferentes multinacionales a través de los Tratados de Libre de Comercio, han disparado la importación masiva de alimentos, más de 50 mil toneladas de alimento se están importando hoy, con la consecuente quiebra del sector agrario”, subrayó Pedro Antonio Barón Gutiérrez.

Por su parte, Rosemberg Bernal, miembro también de la CUT regional, explicó los principales objetivos de la protesta que se viene cocinando para el 17 de marzo. Dijo que esta protesta descansa en tres elementos centrales: Unidad, Organización y Movilización.

En relación con los objetivos generales, señaló: “Crear, impulsar la más amplia resistencia organizada contra las políticas neoliberales, privatizadoras, antisociales, antipopulares del gobierno de Juan Manuel Santos”.

“Segundo objetivo: Apoyo irrestricto al proceso de paz que de fin al conflicto interno social y armado que vive Colombia”, dijo.

“Dos objetivos contundentes, centrales que se inscriben en el marco de la actual coyuntura nacional, puestos al servicio del pueblo, del movimiento sindical, popular, indígena, etc para el paro del próximo 17 de marzo”, subrayó el líder sindical.

Liliana Cediel, de Dignidad Agropecuaria, se mostró partidaria de la jornada de protesta entre otras cosas por el incumplimiento del gobierno nacional a los acuerdos suscritos en el pasado paro nacional. Dijo que no había cumplido ni en un 10 por ciento. “En los paros de 2012 y 2013, se llegaron a unos acuerdos, 47 puntos que se firmaron con el gobierno nacional en una mesa de negociación que creíamos iba a ser seria, pero que al día de hoy, desafortunadamente, ni el 10 por ciento de los acuerdos se ha cumplido”, subrayó.

Jairo Ancizar Mosquera, también miembro de la CUT, señaló: “El conflicto armado en Colombia le ha permitido a las oligarquías colombianas perseguir a los trabajadores, miremos que si refrendamos el proceso de paz que hay en la Habana, ese 4 por ciento será mayor, entonces la población obrera, campesina, representada en el pueblo será mayor. Por eso el paro nacional indefinido se toma desde ahí, bajo un solo concepto, el concepto de la unidad”.

Los compañeros de Asonal judicial expresaron su preocupación por la política privatizadora de la justicia en Colombia que adelanta el gobierno nacional en el marco del modelo neoliberal. “Dentro esta reformas que se viene dando en la justicia está la privatización de la justicia en Colombia, es uno de los puntos donde vamos a tener jueces privados, jueces contratados y los notarios también estarán sacando sentencias judiciales. Es lesivo directamente para todos los usuarios porque se va a volver onerosa la justicia en Colombia”, dijo el representante de Asonal Judicial regional Tolima.

Finalmente, se concluyó con la conformación del comando departamental de Paro, el cual estará integrado por dos miembros de los distintos sindicatos y organizaciones sociales, populares, indígenas y políticas que tengan asiento en el departamento.

El ambiente en el Tolima es de lucha no solo contra la política de Juan Manuel Santos Calderón, sino contra la política neoliberal que caracteriza al sistema capitalista. Todas las organizaciones se comprometieron a agitar con entusiasmo el paro nacional para el 17 de marzo. La pelea es peleando, concluyeron los asistentes.