Un sindicato más comprometido. Asamblea Nacional de la USO

0
Trabajadores de la Pacific Rubiales en el Meta. Foto archivo.

La asamblea de delegados del sindicato del sector petrolero, dejó una serie de tareas en el ámbito organizativo, político y de movilización, con el objetivo de defender a Ecopetrol de la privatización y los derechos de los trabajadores

Juan Carlos Hurtado Fonseca

Una reforma a los estatutos que le permita a la Unión Sindical Obrera, USO, fortalecerse y desarrollar de manera más disciplinada el trabajo que se avecina en defensa de Ecopetrol y de los derechos de los trabajadores, fue uno de los aspectos de la pasada junta nacional de esta organización sindical.

Entre los cambios se definió que los nuevos periodos de las juntas directivas de las subdirectivas y de la junta directiva nacional, serán de cuatro años.

César Loza, presidente de la USO, explicó que en el tema político hubo discusiones ricas en pro de la creación del sindicato único del sector minero energético, en el que participarán organizaciones de trabajadores del carbón y la electricidad. En este sentido se creó una coordinación con participación de estos sindicatos para preparar la nueva estructura orgánica, y generar políticas para socializar con las bases de cada sindicato la nueva apuesta. La tarea se desprende de las conclusiones del quinto congreso de la Central Unitaria de Trabajadores, CUT, y de la búsqueda de un sindicalismo más fuerte.

Compromisos con la paz

“La asamblea ratificó el apoyo y la defensa de la negociación colectiva, vamos a seguir luchando contra la tercerización laboral, pero con un plan de trabajo que incluye lo político, lo legal y la movilización. Asimismo, vamos a seguir luchando por el derecho a la huelga, tenemos unas recomendaciones de la Organización Internacional del Trabajo, OIT, que nos permiten hacerlo, además de una sentencia de la Corte Constitucional que permite las huelgas en el sector de los hidrocarburos”, comentó César Loza.

Otro de los aspectos que se trataron en la reunión fue la defensa de la estatal petrolera como patrimonio de los colombianos, razón por la cual quedaron comprometidos en adelantar diálogos con varios sectores sociales y las movilizaciones que sean necesarias. En este sentido la USO hará parte de la mesa social minero-energética para discutir con empresarios, comunidades y el Gobierno, acerca de cómo esta riqueza debe estar al servicio de la paz y no sólo de los intereses de la empresas transnacionales.

La asamblea también ratificó el apoyo a los procesos de paz, punto en el que exigen la implementación y el cumplimiento de los acuerdos con la insurgencia de las FARC-EP, y llevar a feliz término el proceso con el ELN.

En el panel sobre el proceso de paz, la implementación y futuro de los movimientos sociales, hubo participación de delegados de las FARC y el ELN.

A su vez, en el de política petrolera y futuro de Ecopetrol, participaron Mario Valencia, de la organización Justicia Tributaria; el economista y analista, Libardo Sarmiento; Óscar Vanegas, profesor de la UIS y César Loza, presidente de la USO.

Apoyo a Venezuela

Con base en el conocimiento de la situación política de Venezuela y del proceso político de carácter popular que allí se adelanta, la USO emitió una resolución de apoyo al gobierno que encabeza el presidente Nicolás Maduro, en la que consideran que desde el comandante Hugo Rafael Chávez, se inició un proceso revolucionario que generó cambios democráticos en beneficio de toda la población venezolana; que fallecido el comandante Chávez, asume el gobierno por elección democrática y constitucional Nicolás Maduro; que Venezuela hoy, es uno de los países que dispone de las mayores reservas de petróleo del mundo, ascendiendo a más de 300 mil millones de barriles, que le han permitido proponer ayudas energéticas a países vecinos, e invertir la renta petrolera en programas económicos y sociales más beneficiosos para los sectores más pobres del país, por lo que la decisión política del pueblo venezolano de ser un Estado soberano, independiente y autónomo, ha generado reacciones de las empresas transnacionales, del gobierno norteamericano y de los medios de comunicación transnacionales, que han declarado una guerra mediática e integral, en contra del gobierno legítimo del vecino país.

Por lo anterior, resuelven apoyar el proceso revolucionario venezolano reconociendo la legitimidad y legalidad del gobierno del presidente Nicolás Maduro, a su vez que reconocen la legitimidad y constitucionalidad de la Asamblea Nacional Constituyente.

En este sentido, la USO también se opone a cualquier amenaza de invasión o intervención extranjera y en especial de EE.UU. y a la utilización del territorio colombiano como base militar para un eventual ataque a Venezuela o a cualquier otro tipo de maniobra en la región.

Los delegados y los dirigentes sindicales, salieron comprometidos con el desarrollo de los puntos, en los que será clave la participación de los trabajadores y las comunidades.

La reunión contó con la asistencia de 96 delegados plenos, 40 invitados fraternales e invitados de otros sindicatos del sector, y se realizó en Bucaramanga del 26 al 28 de junio pasados.

@Aurelianolatino 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*