Se pudo con La Colosa, se puede con otra cosa

0
188

Una victoria monumental por la vida de las presentes y futuras generaciones de tolimenses

Hernán Camacho

La extracción del oro por parte de la multinacional Anglo Gold Ashanti, en el municipio de Cajamarca se terminó. La consulta minera surtida el pasado 26 de marzo de 2017, arrojó que el 97% de los votantes decidiera no permitir la ejecución de proyectos mineros en su territorio.

“Los cajamarcunos le han salvado la vida a los miles de habitantes de Ibagué y Cajamarca porque con su voto salvaguardan las fuentes de agua que alimentan a los dos municipios”, le dijo a VOZ, Miguel Hernández, uno de los activistas medioambientales que estuvieron alentando el no en la consulta.

Fueron ocho multitudinarias marchas en los municipios de Cajamarca e Ibagué, reclamando la consulta minera y el derecho al agua. A pesar de los tropiezos y las estrategias emprendidas por la multinacional minera y el Ministerio de Minas, para evitar preguntarle al pueblo tolimense si prefiere el agua para la vida o las regalías del oro.

Finalmente el Consejo de Estado avaló la realización de la consulta popular cuya pregunta fue: ¿Está usted de acuerdo Sí o No con que en el municipio de Cajamarca se ejecuten proyectos y actividades mineras?

“Este proceso le abre la puerta a las consultas departamentales en contra del deterioro de los recursos naturales en cada uno de los mega proyectos de extracción del sector minero. El pueblo se movilizó, luchó por la consulta y hoy se convierte en ejemplo de defensa de la vida”, señaló Hernández.

Cabrera, en Cundinamarca, Piedras y Cajamarca en el Tolima se convierten en los mejores ejemplos de democracia participativa y decisoria sobre el futuro de sus generaciones presentes y futuras.

“Con estos seis mil votos le dicen no a la mina de oro más grande del mundo y si a la vida, al agro, sí a la defensa de su territorio. Gracias Cajamarca porque esto va a alentar a muchos municipios de Colombia, a organizarse y luchar por su derecho al territorio y la defensa de la vida de millones de colombianos”, señaló el congresista del Polo Democrático, Víctor Correa.

Voceros de la multinacional Anglo Gold Ashanti, señalan que no es vinculante el resultado del pasado domingo, debido a que el resultado se aplicará para los próximos proyectos mineros en el departamento y no para quienes ya tienen licencias ambientales de explotación. No obstante, la organización De Justicia señaló: “La Corte Constitucional y el Consejo de Estado han reconocido de forma clara que ni los contratos de concesión minera ni las licencias ambientales constituyen derechos adquiridos. El contrato de concesión o la licencia ambiental, son situaciones jurídicas que emanan del derecho público, y se ha entendido que estas situaciones “son susceptibles de modificaciones en el futuro y aun de ser extinguidas por obra de la voluntad legislativa en aras del interés supremo de la colectividad y de sus necesidades inmanentes de progreso y equilibrio social”.

El paso inmediato es retirarle la licencia ambiental a la multinacional. De acuerdo a la jurisprudencia de la Corte Constitucional los actos administrativos que confieren permisos, licencias, autorizaciones de exploración y explotación minera, son actos provisionales, subordinados al interés público y, por lo tanto, a los cambios que se presenten en el ordenamiento jurídico. En el caso de Cajamarca el ordenamiento jurídico se transformó después de conocer los resultados de la consulta.

Desafiando la jurisprudencia, el Ministro de Minas, Germán Arce, en ronda de medios señaló que la consulta tiene vinculación política y no legal respecto de los recursos del subsuelo en el país. En otras palabras, desconoció la decisión democrática y popular en Cajamarca señalando que será la Agencia de Licencias Ambientales la autoridad encargada de otorgar las licencias ambientales para explotación de recursos a los proyectos de todo el país, incluyendo La Colosa.

Declaraciones que no han caído nada bien entre los impulsores de la consulta. Las altas cortes judiciales en el país tienen suficiente literatura respecto la vinculación política, social, económica y legal de este tipo de instrumentos de democracia directa. Mal precedente siembran el Gobierno nacional y los partidos políticos que defienden la destrucción de los recursos naturales, al negar el resultado de las consultas de este orden.

La consulta es tan vinculante que con ella termina una década de extracción minera por parte de la multinacional Anglo Gold Ashanti. Desde las calles de Cajamarca se escuchó: “Pudimos con La Colosa, podemos con cualquier cosa”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*