S.O.S.

0
Jorge Iván Laverde Zapata, alias El Iguano, jefe paramilitar

Homenaje a fiscales asesinados en Cúcuta

En el Palacio de Justicia de la capital santandereana se realizó la develación de la placa en honor a los fiscales especializados María del Rosario Silva Ríos y Carlos Arturo Pinto Bohórquez, asesinados en el 2001 a manos de grupos paramilitares. Con esto la Fiscalía General de la Nación y la Unidad para la Atención y Reparación Integral de las Víctimas dieron cumplimiento a la sentencia proferida el 2 de diciembre de 2010 por el Tribunal Superior de Bogotá, sala de Justicia y Paz.

En dicha sentencia también se condenó a Jorge Iván Laverde Zapata, alias El Iguano, jefe paramilitar del bloque Catatumbo de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), quien se encuentra recluido en la cárcel de Itagüí, Antioquia.

Jorge Iván Laverde Zapata, alias El Iguano, jefe paramilitar
Jorge Iván Laverde Zapata, alias El Iguano, jefe paramilitar

Carta a Santos

El pasado 6 de noviembre la Corporación para la Defensa y Promoción de los Derechos Humanos Reiniciar y la Coordinación Nacional de Víctimas y Familiares del Genocidio contra la Unión Patriótica radicaron en el despacho del presidente de la República, Juan Manuel Santos, cerca de 500 cartas suscritas por las víctimas, con el fin de obtener una pronta decisión frente al caso UP en curso ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

El pasado 30 de octubre la Corporación Reiniciar entregó en Washington el mismo número de cartas a la CIDH en el marco del 149º periodo de sesiones de ese tribunal internacional. Como se recordará, la Corporación Reiniciar representa a más de seis mil víctimas de la Unión Patriótica en la demanda internacional contra el Estado colombiano, instaurada en 1993 ante la CIDH en la búsqueda de justicia para las víctimas individualmente consideradas y la reparación política para el grupo como tal.

Asegurado mayor del Ejército por falso positivo

De forma voluntaria se presentó en las instalaciones de la Fiscalía General de la Nación el mayor del Ejército Nacional Nelson Mauricio Molano Calderón para responder por una orden de captura emitida en su contra por un fiscal de la Unidad Nacional de Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario.

De acuerdo con la investigación, el 24 de abril de 2005 en la vereda 12 de Octubre del municipio de Cartagena del Chairá (Caquetá), Jorge Andrés Beltrán Cortés murió como consecuencia de un proyectil de arma de fuego, accionada por un grupo de militares del Batallón de Contraguerrilla Número 55 del Ejército Nacional. Los militares implicados en el caso se encontraban bajo el mando del capitán Nelson Mauricio Molano Calderón, quien en el informe de patrullaje dejó consignado que el joven murió durante un combate sostenido con miembros de la guerrilla en el que también falleció el soldado profesional Samir Medina Polo.