Quienes vienen bloqueando las vías en el Tolima son el Esmad y el ejército nacional

0
Dr. Rodrigo Páez Olaya, secretario departamental del interior. Foto Nelosi

Nelson Lombana Silva

Ante la serie de atropellos que viene cometiendo la fuerza pública contra los participantes del paro nacional agropecuario y popular en el departamento del Tolima, ayer una comisión de la mesa departamental de paro se reunió con el secretario del interior del departamento, doctor Rodrigo Páez Olaya, con el objeto de denunciar los abusos de la autoridad policial y militar y exigir las elementales garantías constitucionales para el desarrollo de la justa protesta social que se adelanta en el país cada vez con más coraje y decisión.

Dr. Rodrigo Páez Olaya, secretario departamental del interior. Foto Nelosi
Dr. Rodrigo Páez Olaya, secretario departamental del interior. Foto Nelosi

El funcionario es enfático al decir que “la protesta social es un derecho constitucional de todos los ciudadanos de nuestro país”. Sin embargo, el tratamiento que le viene dando la fuerza pública dice otra cosa bien distinta, según explicó la comisión del comando departamental de paro, al presentar una serie desafueros, como la intimidación a los campesinos tomándoles fotos, diciéndoles que los van a judicializar y en el caso concreto del hospital Reina Sofía de España en el municipio de Lérida, se tomó la policía el centro asistencial violando el Derecho Internacional Humanitario, DIH. En la vereda La Alegría del municipio de Fresno, 70 policías se tomaron la institución educativa mientras los niños recibían clase. Igualmente, tanto en el Líbano como en Ibagué, se les impidió a los campesinos la libre locomoción, teniendo que dormir a la intemperie centenares de campesinos esperando que los uniformados habilitaran la vía para circular a la altura de Coello y los Túneles en Ibagué. En realidad, quienes han venido bloqueando las vías en el departamento hasta ahora no son los campesinos son la policía Esmad y el ejército nacional.

Así contestó el doctor Rodrigo Páez Olaya, las preguntas formuladas por la página web: www.pacocol.org :

– Doctor, ¿Cómo se viene desarrollando el paro nacional agropecuario y popular en el departamento del Tolima?

Primero que todo, hemos tenido unas reuniones preparatorias cuando se estableció que se iba a realizar el paro en donde tuvimos reuniones con la comandancia de la policía, comandancia del ejército, la procuraduría, la defensoría del pueblo, con todos los organismos de seguridad en conjunto con algunos alcaldes del departamento, con el alcalde de la ciudad de Ibagué, con delegados de la personería del municipio, porque hay una consigna muy clara: En primer lugar, la protesta social es un derecho constitucional de todos los ciudadanos de nuestro país, provengan de donde provengan de las distintas consignas ideológicas. Hay un concepto muy claro en el departamento que lo ha manifestado el señor gobernador, el doctor Luis Carlos Delgado Peñón, y que lo hemos pregonado a lo largo y ancho de todas las movilizaciones y protestas que se han hecho en el presente gobierno.

Hay que decir que gracias a dios hemos tenido un espectro general muy pacífico, si así es el término, por cuanto hemos concertado, hemos dialogado, somos de puertas abiertas, somos un gobierno demócrata y que queremos es que tengamos una mejor cultura en esas protestas. Nosotros hacemos un llamado a nuestros campesinos, a nuestros estudiantes, a todos los sectores, que nosotros ya a estas alturas de nuestra modernidad no estamos para hacer las protestas que lleguen en enfrentamientos, porque creemos que eso la desdibuja; creemos que se vuelve una protesta que adversa por cuanto la opinión pública, la generalidad de los ciudadanos están cansados de tanta violencia. Nosotros en nuestro país, en nuestro departamento estamos cansados ya de vivir así, nosotros nacimos y hemos crecido con la violencia; creemos y estamos firmemente con el propósito que si estamos en unas conversaciones en la Habana, en donde queremos la paz, cómo va a ser posible que nosotros tengamos no tengamos una conversación con nuestros campesinos, con nuestros sectores sindicales de la educación, sindicales de la salud, de todos los sectores y gremios para que podamos articular acciones.

– Doctor: Siendo la protesta un derecho constitucional como acaba de decirlo usted, ¿Por qué la policía y el ejército impidieron la movilización de los campesinos que querían participar de la protesta en Ibagué el 20 de agosto?

Bueno, en reunión que hemos sostenido aquí con los principales actores sindicales, vamos a aclarar ese proceso, vamos a hacer una reunión con la defensoría del pueblo, vamos a hacer una reunión con la comandancia de policía, con la procuraduría, por cuanto es claro y la consigna del señor gobernador es que debe haber una libre movilización, debe haber una libre expresión. Yo creo que lo que ha acontecido es que en esta ocasión por primera vez no hemos podido tener las reuniones previas que hemos hecho en todas las movilizaciones. En esta ocasión no supimos en donde se iban a concentrar, por donde van a ir, por donde van a marchar. Por eso estamos haciendo el llamado para que en la próxima reunión nosotros comencemos a enderezar los procesos, porque nosotros somos garantes de esa situación. Nosotros somos garantes de la libre movilización, de la legalidad en todos los aspectos.

Nosotros somos los garantes de que la constitución se cumpla, que la ley se cumpla y así mismo el gobernador ha dado esas directrices, así mismo lo hemos dado nosotros. De igual manera, el presidente de la república también lo ha dicho en muchas reuniones que hemos tenido con gobernadores, con alcaldes; el señor ministro reunió a todos los secretarios de gobierno de departamentos y nos lo manifestó. Yo estuve allí, en representación del departamento del Tolima, donde allí mismo nos manifestaron que la protesta social y la libre movilización es un concepto claro que hay.

– El presidente Santos prohibió terminantemente los bloqueos de las carreteras, pero los que realmente vienen bloqueando las vías son la policía ESMAD y el mismo ejército para que los campesinos no transiten. ¿No le parece un contrasentido esto?

Bueno, en el Tolima tenemos que ha habido una gran tranquilidad, no hemos encontrado tropiezos, hemos encontrado situaciones en Coyaima que vamos a verificar en reunión que vamos a sostener con el comandante de policía, cuál ha sido la problemática.

Tenemos entendido que se han intentado hacer bloqueos y la policía ha actuado. Creemos que esa ha sido la situación, pero de primera mano vamos a… después de las quejas que hemos escuchado, vamos a reunirnos para también reunirnos con el señor gobernador.

– La policía se ha tomado el hospital Reina Sofía de España en Lérida, uniformada y con armamento. ¿Esto no es violatorio de las normas del Derecho Internacional Humanitario, DIH?

Vamos a mirar todo lo concerniente a esas quejas para que se verifiquen, para que se clarifiquen en conjunto en una mesa de trabajo para que nosotros, tanto la protesta social, los manifestantes, la policía, el gobierno municipal, el gobierno departamental, las demás instituciones, nos pongamos de acuerdo: Todos somos colombianos y todos tenemos el derecho a que tengamos una libre expresión, pero también a que tengamos una patria pacífica y tenemos que unir toda esa serie de amalgamas de situaciones unirlas, dialogando, conversando y que las cosas salgan adelante por el bien de todos.

– El decir de los campesinos es quién manda: ¿El poder civil o el poder militar?

En ninguna de nuestro Estado colombiano podría mandar el poder militar ni policía. Nosotros estamos en un Estado Social de Derecho donde claramente la constitución establece que la primera autoridad de policía en el país es el presidente de la república, lo secunda el gobernador y posteriormente siguen los alcaldes. El ejército y la policía no son entidades que puedan tomar decisiones de ninguna materia. Ellos, tan solo reciben instrucciones del poder central. En este caso hay unas claras directrices del señor presidente de la república, en donde en materia de orden público da instrucciones a sus gobernadores, a sus alcaldes en materia de orden público. Él ya precisó que no se permite ninguna clase de bloqueos de ninguna vía nacional y esa es una decisión del presidente en donde no tenemos ninguna injerencia nosotros y nosotros acatamos esa orden y es una orden, precisamente, para los comandantes de policía.