Primero de mayo: Discursos por la unidad y el cambio

0
Aspecto de la Plaza de Bolívar el pasado Primero de Mayo. Foto J.C.H.

Una fecha de conmemoración y reclamos de dignidad laboral, marcada por el debate presidencial. Los trabajadores entienden su compromiso con el país más allá de los objetivos de sus organizaciones sindicales

Juan Carlos Hurtado Fonseca
@Aurelianolatino 

“Hay que buscar una alternativa presidencial que garantice salud, educación, vivienda, saneamiento básico para todos los colombianos. No más marginalidad, no más Uribe en cuerpo extraño, no más el señor Santos en cuerpo extraño; con Duque o con Vargas. Tenemos que ayudar a transformar a Colombia…”, decía el presidente de la Federación Colombiana de Trabajadores de la Educación, Fecode, Carlos Rivas, desde la tarima de la plaza de Bolívar en Bogotá, el pasado primero de mayo, mientras miles de asistentes gritaban con júbilo: “¡unidad!, ¡unidad!, !unidad!”, como una necesidad imperante en una segunda vuelta presidencial y en la posibilidad de enfrentar la continuidad de un modelo económico excluyente y el aumento de las diferentes violencias.

El orador también rechazó las declaraciones del senador Álvaro Uribe Vélez contra los profesores, le aceptó un debate en aras de la verdad y explicó la necesidad de un nuevo cese de actividades de los docentes ante los incumplimientos del gobierno de Juan Manuel Santos.

El acto político se dio luego de que arribaran a la plaza miles de trabajadores que habían marchado desde distintos puntos de la ciudad, en conmemoración de su fecha, el Día Internacional de los Trabajadores.

Centrales obreras

En el evento hubo espacio para las palabras de los dirigentes de las centrales sindicales. El presidente de la Central Unitaria de Trabajadores, CUT, Luis Alejandro Pedraza, destacó la conmemoración por representar la conquista de las ocho horas de trabajo, ocho de estudio y ocho de descanso y como homenaje a los mártires de Chicago.

Asimismo, resaltó el natalicio de Carlos Marx por ser el orientador filosófico, económico y político para enfrentar al capitalismo: “…esas ideas, ese pensamiento, mantienen vigencia”. Se refirió a los imperialistas que controlan la economía del mundo que llevan al planeta a la miseria y a la concentración de la riqueza, como se ve en Colombia.

Finalmente, advirtió el peligro para la paz y la economía de que las elecciones presidenciales las gane un candidato continuista y no uno alternativo.

Por la Confederación General del Trabajo, CGT, habló su vicepresidente Percy Oyola, quien rechazó la existencia de la tercerización laboral, el trabajo infantil y el avance del capitalismo con una derecha que exige que los trabajadores respondan con movilizaciones para pedir libertades laborales y sindicales.

Se refirió a los incumplimientos del Gobierno Santos con los trabajadores y con los acuerdos de paz, por lo que identificó la necesidad de la unidad de los obreros y el pueblo en general, de cara a las próximas elecciones presidenciales.

La alocución en representación de la Confederación de Trabajadores de Colombia, CTC, estuvo a cargo de su presidente Miguel Morantes, para destacar las movilizaciones que se dieron ese día en los cinco continentes en reclamo de derechos laborales y rechazo a la desigualdad.

Pidió a los asistentes votar para tener un presidente que preserve los acuerdos de paz y comprometido con enfrentar la corrupción, por ser este uno de los flagelos que causan miseria y desigualdad, más que toda la violencia que sufre la sociedad.

Candidatos presidenciales

El primer candidato presidencial en hacer uso de la palabra fue Humberto de la Calle, quien centró su corta intervención en la necesidad de defender los Acuerdos de La Habana: “No nos vamos a dejar robar la paz. Por eso el 27 de mayo será el nuevo plebiscito, ese sí lo vamos a ganar”. Argumentó esa necesidad explicando que de la paz estable se desprende la lucha contra la inequidad, ya que el país ocupa unos de los primeros lugares en Latinoamérica en este ranking. Por último, llamó a los trabajadores a seguir movilizándose por el fortalecimiento del sindicalismo y la democracia.

Claudia López, fórmula vicepresidencial de Sergio Fajardo, tomó el micrófono para felicitar a los trabajadores en su día y expresar su alegría por ser hija de una maestra sindicalizada en Fecode. Dijo que todas los convenios de la Organización Internacional del Trabajo, OIT, que haya suscrito Colombia deben dejar de ser un paisaje en la normatividad nacional, para pasar a ser realidad en un gobierno de su candidato. “Vamos a cerrar la brecha laboral y salarial de los jóvenes, las mujeres y los trabajadores, y a subir la tasa de sindicalización para fortalecerlos a estas organizaciones”. También se comprometió a acabar las órdenes de prestación de servicios, reducir las informalidad laboral y defender a Colpensiones. “El mejor subsidio a una mujer, a un joven, a una madre cabeza de familia es un buen empleo”.

Por último habló Ángela María Robledo, candidata vicepresidencial de Gustavo Petro, quien evidenció la necesidad de dignificar el trabajo de los campesinos y los indígenas por ser quienes,  con todas las dificultades, producen el alimento que llega a los hogares: “Por eso el aguacate es el símbolo de retomar la economía agrícola en Colombia. Por eso queremos reindustrializar…”.

Reconoció el papel de los sindicatos en el mundo para la creación del Estado de bienestar y anotó qué es lo que se quiere para el país, por lo que se necesita trabajo digno, estable y decente.

Recalcó su compromiso de construir un sistema de salud sin “las chupasangre de las EPS”, que manejan el 40% de los 55 billones de pesos del presupuesto para este servicio. Un modelo que dé prioridad a la prevención y la promoción.

Advirtió que no es populismo el compromiso de duplicar el presupuesto para educación, para fortalecer a las universidades públicas: “Nos creen porque defendimos el campus de la Universidad Nacional, porque desde la Alcaldía ampliamos la Universidad Distrital, nos creen porque nos hemos levantado a decir que debe haber justicia tributaria para las mujeres, que diferencie los aportes de ellas”.

Para despedirse, se comprometió a revisar la deuda que hay en el tema del estatuto docente, y a la creación de un sistema de formación para profesores, que cubra también a las madres comunitarias, primaria y secundaria. “¡Este es el sueño de la Colombia Humana! ¡Me llamo Ángela María Robledo y de la mano de Gustavo Petro quiero ser su vicepresidenta!”

Al finalizar el mediodía, los trabajadores se retiraron de la concentración con el compromiso de asistir masivamente a las urnas el próximo 27 de mayo, de fortalecer sus sindicatos y de seguir trabajando por la unidad más allá de sus organizaciones sindicales.

En la tarima de la Plaza de Bolívar habla Ángela María Robledo, acompañada de dirigentes sindicales y del candidato presidencial Humberto de la
Calle, y la candidata vicepresidencial Claudia López. Foto JC.H.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*