Preocupación por la salud mental del personal médico

2
442
La falta de los adecuados elementos de protección personal produce que el personal médico trabaje con la preocupación de contagiarse y contagiar a sus familias.

Juan Carlos Hurtado Fonseca
@Aurelianolatino

“Hola, soy médico de urgencias. En este momento siento una mezcla de ansiedad, de miedo, pero también de esperanza. Ansiedad al no saber a qué me voy a enfrentar con cada nuevo paciente que llega. Miedo de poder contagiarme y poder contagiar a los que más quiero. Pero también siento esperanza porque sin saber cuál sea el caso, siempre está en nuestra mente hacer todo lo que sea para que el paciente pueda recuperarse, para que pueda estar con toda su familia”.

El anterior es un testimonio presentado por la Asociación Colombiana de Psiquiatría para ejemplificar la presión y el estado mental de los miles de trabajadores del sector salud que enfrentan el coronavirus. Ante esto, y con muchos otros argumentos, este 15 de julio lanzaron una campaña por la salud mental de estos trabajadores.

Para esta asociación surgió la preocupación porque la población, especialmente los trabajadores de la salud, está afectada en su salud mental producto de los altos niveles de estrés, las posibilidades de sufrir depresión, padecer agotamiento o “síndrome del quemado”, o las posibilidades de estar enfrentados a dilemas éticos. “Siempre estamos pensando en un tercero, en la posibilidad de contagio, en la posibilidad de tener que decidir, en estar preocupado por la salud de otros, que los pacientes no fallezcan porque para eso estudiamos”, explicó la presidente de la Asociación, Astrid Arrieta.

En rueda de prensa, varios voceros de esta organización médica manifestaron que la campaña Ayuda a los que ayudan está encaminada a los trabajadores de la salud quienes también se deprimen, lloran, se cansan y están ansiosos.

Casos en el mundo

Según la Organización Mundial de la Salud, OMS, en el mundo hay más de 13 millones y medio de infectados con 600 mil muertes. Problemática enfrentada en primera línea por los trabajadores de la salud, quienes además encaran múltiples desafíos en el tratamiento de los pacientes. Esto a la vez produce una alta carga de trabajo, riesgos de contagio de ellos y sus familias por la falta de elementos de protección personal adecuados.

“El síndrome del quemado tiene que ver con el agotamiento físico y mental que genera cambios de comportamiento en quienes lo sufren, cambios en su irritabilidad, desapego e indiferencia por lo que hacen, cambios en el trato a los pacientes y a los seres queridos, disminución en la producción de lo que hacen y desmotivación constante en su trabajo. Además, aspectos relacionados con el consumo de sustancias”, argumentó el doctor Mauricio de la Espriella, de la Asociación Colombiana de Psiquiatría.

En 2019, en Estados Unidos se realizó una encuesta en la que preguntaron a 15.181 médicos y encontraron que el 18% tenía sintomatología depresiva, el 23%, ideación suicida y que en el último año el 1% de los hombres y el 2% de las mujeres habían intentado quitarse la vida. El 39% de quienes sufrían ideación suicida nunca lo comunicaron a nadie, y otro tanto, solo a un amigo o colega.

Ya en el contexto de la pandemia, un estudio en China en 34 hospitales que atendían pacientes con Covid-19 arrojó como resultado que los síntomas depresivos estaban en casi el 50% de los trabajadores de la salud, el 44% presentó elementos de ansiedad, problemas de sueño en el 34% y angustia sicológica en el 71% de los casos. Esta última se caracterizaba por una sensación constante de vulnerabilidad, pérdida de control de lo que hacían, preocupación exagerada sobre su propia salud, la de sus seres queridos, y sobre las condiciones de sus trabajos.

Un problema de toda la población

Para el caso colombiano, el personal médico no cuenta con una línea directa o consejería en sus sitios de trabajo en lo relacionado con la salud mental, además, el estigma que hay sobre la patología mental no les permite la búsqueda de ayuda y un tratamiento adecuado, identifica la Asociación de psiquiatras.

Asuntos como los anteriores, suscitaron que la Asociación implementara una herramienta para el fortalecimiento del autocuidado de la salud mental del personal médico. 

A través de la web www.psiquiatria.org.co quienes estén interesados encuentran lo que han denominado La caja de herramientas. Al interactuar con ella, en una de sus escalas el usuario permite identificar la sintomatología y su severidad. En la otra, identifica si hay abuso de alcohol. Seguidamente, el usuario recibe una recomendación para que de acuerdo con la rigurosidad de los síntomas busque ayuda profesional; quienes tengan síntomas leves deben realizar el curso completo para controlarlos. El módulo cuenta con actividades como videos, audios y textos para depresión, ansiedad y estrés.

Por su parte, la doctora Andrea Otero comentó que los trabajadores de la salud están muy afectados mentalmente por la alta carga laboral, el riesgo de exponerse y exponer a sus familias, sumado a la impotencia de saber que no hay medicamentos específicos para la enfermedad.

La doctora Liliana Betancourt enfatizó que los psiquiatras de la Asociación están preocupados por la salud mental de la población en general después de que pase la pandemia, por todas las consecuencias que esta puede producir. Pero también, manifestó su intranquilidad por la dificultad de que los profesionales de la salud acepten la ayuda.

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*