¿Por qué fue capturado Santiago Uribe Vélez?

0
Santiago Uribe Vélez

Acusado de paramilitarismo y asesinato

Santiago Uribe Vélez
Santiago Uribe Vélez

De acuerdo con las informaciones entregadas a la Fiscalía General de la Nación por el excapitán de la Policía Nacional, Juan Carlos Meneses, el grupo de “Los Doce Apóstoles” tiene origen en el norte de Antioquia y fue inspirado por un grupo de empresarios, hacendados y ganaderos, entre ellos Santiago Uribe Vélez, hermano del ex mandatario Álvaro Uribe.

Esas declaraciones fueron suficientes para desarchivar la investigación en contra del hermano mayor de los Uribe y que llevara al Cuerpo de Investigación Criminal, CTI, a su captura el pasado 29 de febrero en la ciudad de Medellín.

“Santiago me dice: ‘vea, reciba esta plata o no la reciba, nosotros tenemos el apoyo de los comandantes de la Policía a nivel departamental y amigos a nivel nacional, nosotros vamos a seguir actuando’, y yo dije ‘bueno pues, pa’ delante’. Ese fue el compromiso con Santiago”, declaró a la Fiscalía el excapitán Meneses, quien para el año 1993 era teniente en Yarumal, Antioquia y encargado de la seguridad del grupo paramilitar.

De acuerdo con la investigación a cargo de un Fiscal delegado ante la Corte Suprema de Justicia, en la finca La Carolina de propiedad de la familia Uribe Vélez, se realizó un asesinato y se planeaban las incursiones militares del grupo paramilitar. Según Meneses, en La Carolina se tenía una pista de entrenamiento militar y una fosa común en donde reposaban los restos mortales de las víctimas de esas operaciones. “Él me dice –explica Meneses, de una reunión con Santiago Uribe- ‘mira, aquí es donde entreno a mis muchachos’. En la finca él mantenía gente armada con escopetas, con fusiles, él incluso tenía una subametralladora. Esa vez Santiago también me muestra una lista, porque él tenía una lista de las personas que iban asesinando”.

Pero no solamente Meneses acusa a Santiago Uribe. El jefe paramilitar Salvatore Mancuso, en declaración ante fiscales de Justicia y Paz, dijo que reconocía al ganadero como un jefe de un ejército privado de “limpieza social” en Antioquia. Otro de los paramilitares que ha señalado los presuntos vínculos de la familia Uribe con el paramilitarismo, fueron los jefes del Bloque Metro de las Autodefensas. En La Hacienda Las Guacharacas, de propiedad de la familia Uribe Vélez, se creó un grupo paramilitar que a la postre se convertiría en el Bloque Metro, señaló ante los jueces de Justicia y Paz, Juan Monsalve, un ex paramilitar que operó en Antioquia y contó pormenores de la creación de los grupos de autodefensa allí.

Otra de las declaraciones que inculpan a la familia Uribe es la dada por otro paramilitar, Daniel Rendón, alias “Don Mario”, ex jefe del Bloque Elmer Arenas, que operaba en Urabá y Chocó. Don Mario era uno de los hombres de confianza de la familia Castaño, y dijo ante fiscales de la Unidad de Justicia y Paz, a propósito de la reapertura de la investigación por la muerte del Pedro Juan Moreno, ex asesor de Álvaro Uribe: “Era el enlace entre los ‘Doce Apóstoles’ y la casa Castaño. Así como el empresario Ernesto Garcés, quien era cercano a la casa Castaño y a los hermanos Uribe Vélez”.

La justicia ya reconoció la existencia de los Doce Apóstoles. En el año 2013 el Consejo de Estado condenó a la Nación por la muerte de Ovidio Ardila, en septiembre de 1993, a manos del grupo paramilitar. El magistrado Enrique Gil Botero, señaló: “Los ‘Doce Apóstoles’ fueron financiados por los comerciantes de la región, además de tener el apoyo irrestricto de miembros de la Policía Nacional, miembros del Ejército y un sacerdote católico de la iglesia de La Merced”. Lo que finalmente ocurrió con la creación de las Autodefensas Unidas de Colombia. Una política de paramilitarismo que aún persiste en el país.