Peñalosa el “arrasador”

0
175

Al mejor estilo del gobernante autoritario, el alcalde de Bogotá Enrique Peñalosa viene dejando ver su talante  excluyente y elitista, para abordar las complejas situaciones que atraviesa la ciudad.

El día lunes 24 de abril, en un operativo  lleno de interrogantes, el ESMAD procedió al violento desalojo de 300 viviendas de pobladores humildes en el sector la Esperanza – Bilbao, de la Localidad de Suba. Las consecuencias son decenas de familias despojadas de sus viviendas y desprovistas de los medios mínimos para una digna supervivencia, como se ha visto a través de los medios masivos de comunicación, en medio del operativo de “tierra arrasada” un voraz incendio destruyó las pertenencias de las humildes habitantes, la mayoría de ellos dedicadas al rebusque como vendedores ambulantes, recicladoras, desplazados y despojadas.

El día miércoles 19 de abril, el alcalde arremetió contra una pacífica y justificada manifestación de persona en situación de discapacidad, dejando en manos del ESMAD la tarea desalojar con gases lacrimógenos la Plaza de Bolívar, los resultados los conoce la ciudad, impotencia, maltrato y desazón, contra personas que sólo exigían mejorar las condiciones de acción de la política pública de discapacidad.

A todo lo anterior hay que sumar que en la actual administración se viene arrasando con los programas sociales que se ocupan de atender los derechos sociales de personas humildes en la ciudad, como lo son el desmonte los programas de atención en salud, desarrollando políticas que favorecen la privatización en que entre otros elementos, se concentran las funciones en algunas instituciones y se disminuye de manera considerable la contratación de personal especializado. Igual sucede con los programas de atención a las mujeres en especial con la casa violeta, que afronta una crisis de contratación de recurso humano. De igual manera no deja de ser preocupante en  disminución considerable de recursos en los programas de atención a víctimas del conflicto armado.

También hemos visto cómo arremete de manera violenta contra vendedores ambulantes en salvajes operativos de recuperación del espacio público. Igualmente sucedió en el operativo de desalojo del llamado “Bronx” a los habitantes de calle, procedió a dispersar por toda la ciudad sin brindar alternativas de restablecimiento de la condición humana a esta población.

La característica principal de esta política de arrasamiento a los derechos sociales, es la ausencia de diálogo con las comunidades y la falta de presentación de alternativas para solucionar las problemáticas que ellas presentan. Todo para imponer a la fuerza la imagen de “Ciudad bonita” con la que sueña, en su idea de ciudad mejor sólo para los ricos, como lo acaba de expresar en las declaraciones que cierran la posibilidad de creación de una área metropolitana entre Bogotá y Soacha.

El partido comunista, rechaza esta política que privilegia la construcción de ciudad para las clases más poderosas en desprecio de ciudadanos humildes, destechados y víctimas de la violencia y del modelo económico. Nos solidarizamos con las familias victimas del gobierno de Peñalosa. Invitamos a la ciudadanía Bogotana, a fortalecer la campaña de recolección de firmas para la revocatoria el mandato Enrique Peñalosa y esperamos que el próximo 1 de mayo, día internación de la clase trabajadora,  las calles Bogotanas se expresen toda la inconformidad que representa esta alcaldía.

Bogotá, 25 de abril de 2017.

PARTIDO COMUNISTA COLOMBIANO

COMITÉ DISTRITAL MARIO UPEGUI

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*