Pantera negra

2

Como anunciamos, inicia aquí una serie mensual en la que reflexionaremos sobre las diez películas más taquilleras. Comenzamos con Black Panther o Pantera negra

Jonathan Fortich
@fortich79 

TÍTULO: Black Panther

INTÉRPRETES: Chadwick Boseman, Michael B. Jordan, Lupita Nyong’o, Danai Gurira & Martin Freeman

DIRECCIÓN: Ryan Coogler

GUIÓN: Ryan Coogler & Joe Robert Cole; basado en el comic de Stan Lee & Jack Kirby

FOTOGRAFÍA: Rachel Morrison

DISEÑO DE PRODUCCIÓN: Hannah Beachler

EDICIÓN: Debbie Berman & Michael P. Shawver

SONIDO: Jonathan Null

COMPAÑÍA PRODUCTORA: Marvel Studios & Walt Disney Pictures

DURACIÓN: 2 horas 14’

ESTRENO: 2018

En este filme, T’Challa (Chadwick Boseman) es el heredero al trono de Wakanda, un reino africano cuyo desarrollo está oculto a la vista de la humanidad. El nuevo monarca deberá enfrentar a su primo N’Jadaka (Michael B. Jordan) que pretende derrocarlo para impulsar una rebelión internacional que libere a los negros de sus opresores.

Al igual que los filmes Avengers, esta es una obra de superhéroes producida por Marvel Studios. Ésta, subsidiaria de Walt Disney Studios, fue fundada en 1996 y su éxito radica en la producción de los filmes del “Marvel Cinematic Universe” (Universo cinematográfico Marvel), una franquicia basada en los personajes de Marvel Comics, compañía creada en 1939 como Timely Comics, cuya línea editorial está marcada por los intereses del imperialismo yanqui. La adquisición de esta empresa por parte de The Walt Disney Company sería lo que los norteamericanos llaman “un matrimonio hecho en el cielo”.

T’Challa es inseguro y obediente a la tradición. Tanto él como su padre parecen muy buenos. Ocultaron el mineral ficticio vibranium y sus posibilidades tecnológicas al resto de los mortales para evitar guerras. Así, el reino de Wakanda vive una utopía tecnológica mientras, al exterior de él, imperan el hambre y la violencia. Todo esto por el bien de la humanidad. Como el príncipe es tan bueno, se disfraza de superhéroe para acciones heroicas como liberar a jóvenes secuestradas en Nigeria.

Un negocio 100% yanqui

El “superhéroe” es una creación norteamericana y sus comienzos datan de los años 30, época de crisis económica. Su primer medio de expresión fue el cómic y los filmes de serie B. Por su buena acogida entre el público, sobre todo niños y jóvenes, cobraron importancia como medio de propaganda durante la II Guerra Mundial. Posteriormente, los cómics de superhéroes hicieron parte de todo el paquete de invasión cultural del imperialismo yanqui tras la victoria soviética de 1945. En América Latina harían parte de la vida de los hijos de los trabajadores que alquilaban las historietas ilustradas en los puestos de revistas.

En principio, lo que define al superhéroe es contar con alguna capacidad, elementos tecnológicos especiales o un “poder” superior al promedio, altas cualidades morales y un vestuario fuera de lo convencional, que suele ir ajustado al cuerpo, resaltando figuras siempre atléticas. En cierta forma son una versión caricaturizada del héroe de las epopeyas y los cuentos folclóricos de diversas culturas. Muchos superhéroes viven el mundo ordinario bajo una identidad falsa. Esta es una práctica común entre los héroes desde tiempos homéricos pero que respondía a razones muy particulares. El superhéroe, en cambio, vive una doble vida. Así, es común que oculte su rostro bajo una máscara.

Superhéroes y supervillanos

En este caso, la doble identidad de T’Challa se basa en que, aparentemente, es el rey de un país pobre y a la vez es Black Panther, un súpermonarca de un reino ideal cuyo poder surge de una hierba con forma de corazón. N’Jadaka, por otra parte, ha crecido como Erik Stevens, un soldado estadounidense con experiencia en operaciones encubiertas. Así, el bueno es el monarca que defiende el poder establecido por siglos mientras que el malo es el que pretende aprovechar su experiencia militar para poner todas las virtudes del vibranium (inspirado en el coltan) al servicio de los negros oprimidos del mundo. Por supuesto, cuando los capitalistas invierten U$200 millones (más o menos el presupuesto del IDU para 2019), la línea política ha de estar claramente demarcada. Sobre todo si se trata de cautivar a la audiencia afrodescendiente.

Por supuesto, todo superhéroe necesita de un supervillano para que el conflicto, necesario en toda obra dramática o narrativa, sea posible. El supervillano es, exactamente, la antítesis del superhéroe y en este sentido, representan sistemas morales opuestos. Así, mientras N’Jadaka/Erik cuestiona a la inglesa experta por elementos de la cultura africana hechos parte del patrimonio británico, el bueno de T’Challa confía plenamente en el agente de la CIA Everett K. Ross (Martin Freeman). Mientras que T’Challa, ante sus dudas, prefiere confiar en las instituciones establecidas, Erik estudia profundamente la realidad para transformarla.

Superhéroe y Supervillano se enfrentan en un mundo de ficción. En el caso de Marvel, sus entornos ficcionados son un reflejo consciente del mundo real. El cómic que inspiró Black Panther fue lanzado en el verano de 1966; en octubre de ese año se fundó el Partido Pantera Negra de Autodefensa (BPP). Aunque el anti-comunista Stan Lee negó alguna relación entre su personaje y la organización fundada por Huey P. Newton y Bobby Seale (que sirvió en Fuerza Aérea de los EE.UU.), la acción del filme inicia en Oakland, California, cuna del BPP. Su antecedente inmediato fue la Lowndes County Freedom Organization (LCFO), fundada en Alabama en 1965. Por iniciativa de Ruth Howard, secretaria de campo de la organización, se adoptó como logo una pantera negra.

La Primavera Árabe inició en diciembre de 2010. Un mes después, Marvel Studios contrató la escritura del guión de Black Panther. La película fue altamente rentable tras su estreno. El pasado 11 de abril el tirano sudanés Omar al-Bashir fue derrocado tras veinte años en el poder. Quizá Marvel es fuerte pero no invencible.

2 Comentarios

  1. Wonderful goods from you, man. I’ve understand your
    stuff previous to and you are just extremely fantastic.
    I actually like what you’ve acquired here, really
    like what you’re saying and the way in which you say it.

    You make it entertaining and you still care for to keep it
    sensible. I cant wait to read much more from you.

    This is really a tremendous website.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*