Un país con nuevo rumbo: Congreso Nacional de Paz

0
166

El pasado 4 de abril se hizo el lanzamiento del Congreso Nacional de Paz. Una iniciativa de un centenar de organizaciones sociales y partidos políticos. Aquí su llamamiento:

Ya son seis meses de la firma de los acuerdos de Paz del Gobierno nacional colombiano con la insurgencia de las FARC–EP, y dos meses desde la instalación de la fase pública de la Mesa de diálogo con el ELN y hasta la fecha, han sido muy pocos los avances y cumplimientos de la agenda acordada en cada caso, y se ha evidenciado  el aumento significativo de amenazas, asesinato a líderes, defensores y defensoras de derechos humanos, así como el aumento de grupos paramilitares en los territorios desalojados por las insurgencias.

Frente a este actual panorama y la urgente necesidad  de encausar el rumbo de nuestro país en función de la vida digna, la paz con justicia social, duradera y con garantías de no repetición para todas las partes y víctimas del conflicto armado en Colombia, un amplio sector de la sociedad civil organizada, representado en jóvenes, estudiantes, académicos, organizaciones sociales y políticas, sectores empresariales, parlamentarios, organizaciones ambientalistas, animalistas, de mujeres, trabajadores, sindicatos, comunidades basadas en la fe, comunidades rurales y comunidades Lgbti de paz; hemos decidido empezar a tejer el más amplio diálogo plural, por un gran Pacto Nacional por la Paz que implique no solo la presencia de la sociedad y sectores en general, sino de los precandidatos y candidatas presidenciales al periodo 2018 – 2022, que tendrá como principales objetivos el apoyo decisorio a los procesos de paz de las FARC– EP y el ELN; así como el repudio definitivo al uso de las armas y al empleo de la violencia en el ejercicio de la política, un amplio consenso encaminado a fortalecer un Estado Social de Derecho y un sistema político efectivamente democrático y con garantías para el ejercicio de la construcción de paz con derechos sociales, políticos, de participación, reconciliación y garantías de no repetición que permita avanzar en la materialización de la justicia social para todos y todas desde las regiones y sus realidades.

El congreso regional -nacional de paz “Colombia  un país con nuevo rumbo, un pacto por la vida y la paz”  se desarrollará en dos momentos principalmente: el regional y el nacional, así: el primero tendrá lugar el día 27 de abril en cerca de 20 regiones del país y 6 Zonas veredales de Transición y Normalización de manera simultánea, el día 28 en las regiones de Cundinamarca y Antioquia y el día 29 de abril tendrá lugar el Congreso Nacional en la ciudad de Bogotá, escenario que recogerá todas las propuestas de los encuentros regionales.

Durante estos encuentros, el diálogo estará encaminado en encontrar las garantías presentes y futuras para la construcción de paz y accionar social y político, el cumplimiento e implementación del acuerdo con las FARC, la mesa de diálogo con el ELN y la urgente necesidad de avanzar en el cese bilateral al fuego con esta guerrilla; a su vez se realizará el  análisis del contexto político y social general para proyectar la construcción de paz desde las regiones y la consolidación de una cultura de paz y educación con cátedras de paz, convivencia, planes y programas de política pública para la construcción de paz desde las instituciones educativas.

Dentro de los resultados esperados está la creación de veedurías regionales permanentes de seguimiento a la implementación y cumplimiento de los acuerdos hechos con las FARC-Gobierno y la agenda del proceso de paz entre el ELN-Gobierno. Así como la hoja de ruta de los elementos centrales para lograr un posacuerdo democrático, la creación de instancias permanentes que aseguren el cumplimiento de acuerdos, cese al fuego y construcción de paz, que permitan mantener la cohesión y la interlocución lograda por numerosos grupos de organizaciones, ONG, espacios y demás que impulsan y animan este congreso.

Invitamos a todos y todas, a los sectores de la sociedad colombiana a ser parte activa de este pacto nacional por la vida y la paz en Colombia. No podemos terminar este anuncio sin expresar nuestra más profunda solidaridad y apoyo a nuestros hermanos y hermanas de Mocoa en esta dura situación que atraviesan por la devastación de su territorio y un llamado a una profunda reflexión de las decisiones que se toman frente al uso e intervención de los territorios en el nuevo escenario de paz.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*