No se puede repetir

0
Marcha por la memoria en Bogotá el pasado 26 de octubre. Foto Carolina Tejada.

XII encuentro de víctimas del genocidio de la Unión Patriótica. Esta organización política es un referente para la paz, la no repetición y las transformaciones políticas

Redacción política

Con un abrazo fraterno entre las delegaciones de víctimas y familiares de veinte departamentos del país, se instaló el pasado 20 de octubre en Bogotá, el XII encuentro nacional de víctimas del genocidio de la Unión Patriótica. Unas mil doscientas víctimas se dieron cita, no solo para mantener viva la memoria de los casi cinco mil ausentes por el genocidio político contra esa colectividad, sino también reafirmar que la UP y el Partido Comunista siguen firmes en la idea de darle al país una apertura democrática y ahora consolidar los acuerdos de paz para construir una nueva Colombia.

El encuentro se da en el marco de la implementación de los acuerdos de paz y en la grave crisis humanitaria y social que vive el país con el incremento del paramilitarismo y el asesinato sistemático de defensores de derechos humanos. Ante ese panorama, la Corporación Reiniciar y la Unión Patriótica hacen un fuerte llamado a la voluntad política del gobierno nacional para implementar de manera urgente las medidas de protección incorporadas en el acuerdo.

Jahel Quiroga

La presidenta de Reiniciar se refirió en su intervención a la importancia que se reconozca el genocidio de la UP por parte del Estado y que sirva como referente para la no repetición: “Hemos insistido en  el país como en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, en la urgencia de aprovechar este momento histórico, en donde la guerrilla de las FARC ha dejado las armas para incorporarse a la vida política, para esclarecer y reconocer las responsabilidades institucionales e individuales y los diversos factores que permitieron que se ejecutara el genocidio contra la UP con el ánimo, no de continuar ahondando las contradicciones sino de allanar senderos que hagan posibles las reformas que la sociedad necesita para convivir en una paz democrática y sentar las bases que desactiven el peligro de otro genocidio por razones políticas”.

La ONU

Otro de los que intervinieron en el acto de instalación fue el comisionado para los derechos humanos de la ONU, Todd Howland, quien destacó la lucha por los derechos humanos y la memoria que han emprendido los miembros sobrevivientes de la UP y por lo que significan encuentros de ese tipo. Howland, acentuó la labor de varios invitados especiales, entre ellos Carlos Lozano, director del semanario VOZ, de quien destacó su valentía al frente del periódico para dar su opinión y defender la libertad de prensa.

“Ustedes son sobrevivientes de un cáncer en la sociedad colombiana. No es posible que se maten personas por su perspectiva política. Ese cáncer a veces vuelve y necesita tratamiento, pero ustedes ya no solo son sobrevivientes sino médicos para tratarlo. Ustedes con su persistencia en la memoria y en razón con el compromiso de sus ideales siguen. Y ese es el tratamiento que ustedes le dan al cáncer: la tolerancia para que cambie la sociedad colombiana. No fue fácil para ustedes sobrevivir a la intolerancia pero al tiempo ustedes son esperanza para que el futuro de todos y todas cambie”, señaló Todd Howland. El Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU expresó su opinión frente a la necesidad de no repetición y fue enfático en señalar que se deben erradicar las causas del conflicto.

Suecia

El acompañamiento internacional estuvo a cargo de un país aliado con la paz. El embajador sueco en Colombia, Tommy Strömberg, saludó el encuentro de víctimas, recordando que la Corporación Reiniciar ha sido una de las organizaciones con las que ha tenido proceso productivo a la hora de apoyar la defensa de los derechos humanos y la memoria en Colombia. Strömberg no fue ajeno al momento político que vive Colombia y expresó su rechazo a las muertes de líderes sociales que se viene dando en todo el territorio nacional. “Condenamos las amenazas que acaba de recibir Reiniciar. Según el programa Somos Defensores hay 82 asesinatos contra defensores desde que se firmó el acuerdo de paz con las FARC. Entre enero y junio del año 2017 se han presentado más de 700 agresiones contra defensores de derechos humanos. Los hechos recientes de Tumaco deben ser esclarecidos y no pueden ocurrir en un país que está construyendo la paz. Por lo tanto doy la bienvenida a los esfuerzos que en ese sentido vienen haciendo el gobierno”, dijo Tommy Strömberg.

Defensoría del Pueblo

Las voces de la institucionalidad estuvieron a cargo del vice defensor del pueblo Jorge Calero y la directora de derechos humanos del ministerio del Interior, Ivón González. Calero señaló que el genocidio de la UP es una lección aprendida para la paz y se preguntó: “¿cómo evitar un nuevo genocidio? Es un interrogante que se responde con la garantía de no repetición y la garantía de participación política de grupos de políticos de oposición. Pero eso no se garantiza únicamente con la adopción de medidas jurídicas o adopción de medidas de seguridad, se debe garantizar con medidas efectivas de justicia para quienes ejercen acciones violentas contra estos”.

Ministerio del Interior

Por su parte Ivón González indicó en su intervención que el Estado debe garantizar la no repetición. “Tenemos una responsabilidad de liberar la carga que han llevado ustedes por defender un proyecto político, ideológico diferente a las representaciones que se han tenido en los gobiernos que históricamente han dirigido la agenda del país. Aquí debe haber garantías para pensar diferente y retirar esa carga de defender la izquierda y un proyecto absolutamente democrático en el país. Soy vehemente, las circunscripciones especiales de paz serán un elemento fundamental para que otras formas de pensar lleguen a la representación del Congreso de la República”, indicó González.

PCC

El director de VOZ, Carlos Lozano, intervino en el encuentro. Señaló con fuerza a los enemigos de la paz y sus intenciones de torpedear el proceso de implementación de los acuerdos de paz. “La extrema derecha quiere volver a la guerra y no quieren darle la salida política al conflicto. Hay fuerzas que actúan en contra de la implementación de los acuerdos, lo grave es que esas fuerzas que conspiran para hacer añicos los acuerdos están fuera y dentro del gobierno. Nosotros defendemos la idea de construir un nuevo país sobre la base de una democracia fuerte con nuevas condiciones de justicia social y que el estado colombiano pague una deuda social que resulta ser causa del conflicto. Tenemos claro que la implementación no es reconsideración o renegociación de los acuerdos. Requerimos que el gobierno y el Estado cumplan lo pactado. Le llegó la hora de la paz a Colombia”, indicó Carlos Lozano.

Regiones

Desde las regiones se escuchó la voz de Humberto Visbal Navarro, oriundo de Bolívar y quien destacó que la UP vuelve a ratificar que está del lado de la paz, pero exigió puntualmente la reparación integral al movimiento político y sobre todo la verdad. “Aspiramos a que el gobierno reconozca de manera inmediata todo el genocidio contra los militantes de la UP e implemente medidas reparatorias. Pero exigimos garantías para los defensores de derechos humanos, sindicalistas y dirigentes políticos de la UP que hoy se juegan la vida por la implementación de los acuerdos de paz”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*