¡ÉL No, Él Nunca, Él Jamás!

0
Foto Thiago Cestari.

Mujeres en Brasil y en el mundo se oponen a la candidatura del fascismo en Brasil. 

Tomás Guzmán
@tomassinhache

El 29 de septiembre irrumpió, en medio de la campaña presidencial en Brasil, un movimiento de mujeres que nos permite entender aquello que no queremos ser y que hay que siempre combatir. Ese movimiento de mujeres, de mujeres  contra el fascismo, inspira hoy a toda América Latina a no dar un paso atrás en las conquistas ganadas y a reforzar los horizontes de lucha que siempre despuntan en nuestra región. Han sido las mujeres, una vez más, quienes han vislumbrado la amenaza del odio y levantado la bandera contra el  machismo, el racismo, la homofobia y la opresión, esta vez representada en la candidatura a la presidencia de Brasil de Ele Não [Él no].

Ele não es la forma de hacer el horror innombrable y de que el horror no ahogue con su grito la existencia de ninguna ni de nadie. Por ello,  millares de mujeres salieron este sábado por las calles de todo Brasil al grito de “Él no, Él nunca, Él jamás”. Aunque no existen cálculos sobre cuantas mujeres salieron a marchar el sábado, puesto que la policía se negó a dar un estimativo, las marchas trascendieron Brasil y  se extendieron alrededor del mundo durante el sábado y el domingo.

En Bogotá también fue posible escuchar el eco de estas manifestaciones. Mujeres brasileras organizaron en la capital colombiana un acto  en repudio a la candidatura y las declaraciones hediondas de Jair Bolsonaro, candidato por el Partido Social Liberal (PSL). La manifestación se llevó a cabo en la tarde del domingo, 30  de septiembre, en la Plaza de Bolivar,. Bajo un intenso sol, las manifestantes – hombres, mujeres, niños y niñas- fueron llegando al punto de encuentro, frente a la catedral, y pintaron carteles con la insignia del movimiento “Ele Não”. Luego de tener las pancartas hechas, el grupo de brasileros y  brasileras  subieron las escaleras frente a la iglesia y con canticios y consignas irrumpieron en la ajetreada tarde de la plaza. Poco a poco, mientras tomaban confianza, las manifestantes fueron bajando las gradas para recorrer el lugar. Durante el trayecto también fue posible escuchar, por parte de quienes se manifestaban, canticos como “Uribe nunca más”, en clara solidaridad contra el fascismo en Colombia.

En el marco de esta manifestación, y con el animo de entender el contexto en que se produce,  entrevistamos  a Camila Scudeler, brasileña que reside en Colombia y una de las asistentes al acto. Camila es una actriz, directora y dramaturga que por estos días presenta la Obra Iara, la dialéctica del mito en el Teatro La Candelaria de Bogotá.

¿En qué consiste este movimiento de mujeres contra el fascismo que  irrumpe en medio del procesos electoral en Brasil y que ha sido mejor conocido como Ele Não [Él No]?

Lo que sucede es que hay un candidato a la presidencia de Brasil, cuyo nombre es Jair Bolsonaro. Este candidato ocupa, hasta el momento, el primer lugar en la encuestas de intención de voto para primera vuelta  y es un tipo declaradamente misógino, homofóbico y racista. Este candidato empezó a crecer mucho en las encuestas cuando al ex presidente Lula Da Silva se le impidió participar de la elección como candidato por parte de la justicia. Con más de 20 años de carrera como diputado federal, las posturas fascistas se hicieron conocidas y con su ascenso en el pleito, las mujeres comenzamos a organizarnos de manera espontánea para dejar claro que sería inaceptable que el país eligiera a este señor como presidente, puesto que,  representa un enorme atraso y  retroceso en las cuestiones más básicas de respeto a la vida y a la diferencia. Así que hace como dos semanas un conjunto de mujeres  comenzó un grupo en Facebook denominado “Mujeres contra Bolsonaro”, pero para no darle tanta visibilidad usando su nombre, se empezó a usar el término “Él No”. Referirse a él de esta manera se debe, entonces, a la necesidad de no mencionar su nombre, pero dejando claro que se está repudiando esa candidatura.

En pocos días, este grupo en Facebook reunió  a más de dos millones de mujeres.  En respuesta a esta manifestación, los partidarios de este candidato jaquearon la cuenta del grupo, le cambiaron el nombre a el mismo, entraron a las cuentas personales de las administradoras  y revelaron sus datos personales, intimidándolas tanto a ellas como a sus familias. Después se logró mantener el control del grupo y hoy ya tiene más de 3 millones de mujeres participando. Este movimiento ha sido un fenómeno que no está vinculado a ningún partido político, pero tiene como foco principal el rechazo a este personaje que ha manifestado públicamente que las mujeres son menos que los hombres, que deben recibir un salario menor por el hecho de quedar embarazadas; que ha declarado que él tuvo cuatro hijos hombres y en su momento de mayor debilidad  tuvo una niña; que prefería que un hijo suyo se muriera en una carretera a que fuera homosexual. Bueno, ha hecho comentarios que muestran pensamientos de intolerancia y discriminación de base fascista. Además, ha declarado recientemente, después de sufrir un atentado y quedar hospitalizado, que no va a aceptar ningún resultado que no sea el triunfo de su candidatura, lo que representa una amenaza directa a la democracia y al proceso electoral. En este sentido, es importante resaltar que su candidato a la vicepresidencia es un general del ejercito y que él también fue capitán de esta institución. Ambos se han manifestado a favor de la dictadura en Brasil ocurrida  de 1964 hasta 1985. Otro ejemplo atroz de su actuación, durante el proceso de destitución de Dilma Rousseff, este candidato hizo un homenaje a Brilhante Ustra, uno de los más grandes torturadores a quien considera su ídolo.  Por todo esto, es que su candidatura pone a Brasil en un momento muy delicado.

¿Por qué considera que un candidato de este porte se encuentra liderando las encuestas de intención de voto?

Esto es bastante complejo. Se han hecho varios tipos de análisis tratando de entender por qué esto sucede. Hay los que creen que lo que pasó es que con toda la campaña mediática en contra del Partido dos Trabalhadores (PT)  en el sentido de que supuestamente ellos habrían iniciado la corrupción en el país (lo que obviamente no es cierto, aunque sí hayan cometido errores) y la manipulación de los medios hegemónicos coordinados desde la derecha, (por los dueños del país) tiene un efecto  muy grande en la población. Entonces, cuando él aparece como un contrapunto al PT y a lo que supuestamente este partido representa, mucha gente entra en ese camino. Hay otros análisis apunta a que realmente hay una parte de la población que está de acuerdo con los absurdos proferidos por este candidato. Que dicha candidatura abrió un espacio para que muchos  asumieran estas posiciones fascistas sin remordimiento; y esto abre camino a las secuelas que dejó la dictadura civil militar en el pueblo brasilero y que continúan ocultas por la ausencia de un proceso de verdad y justicia para con los responsables de las atrocidades, además  del reconocimiento de las victimas.

IARA, LA DIALÉCTICA DEL MITO

Los días 01, 02, 08, 09, 22 y 29 de octubre (lunes y martes) a las 7:30 pm se presentará en la biblioteca del Teatro La Candelaria la obra Iara, la dialéctica del mito, dirigida por Sérgio Santiago y Camila Scudeler,  del grupo Arlequins de São Paulo-Brasil. La obra es una reflexión sobre la resistencia de las mujeres a la dictadura civil-militar en Brasil, acontecida de 1964 a 1985, desde la vida de Iara Iavelberg, militante asesinada en 1971. No se trata apenas de la apuesta en escena de la vida de Iara, sino de a partir de reflexionar sobre su historia para traer de vuelta otras mujeres que padecieron  la dictadura y que sin embrago nunca se doblegaron a ella.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*