“No nos vamos a devolver a la guerra” Isabella Sanroque

0
189
Isabella Sanroque interviene en reunión con el Comité Central del PCC. Foto Hernán Camacho.

Comité Central del PCC en la Zona Veredal Antonio Nariño. El epílogo del pleno de la dirección nacional concluyó con la visita a las FARC en Zona de Normalización

Hernán Camacho

El Comité Central del Partido Comunista Colombia hizo presencia en la Zona Veredal Transitoria de Normalización, Antonio Nariño, en Icononzo, Tolima, para intercambiar opiniones políticas con la dirección de la insurgencia instalada allí, y conocer de primera mano los avances de las obras de adecuación de esos campamentos. La visita de la dirección del Partido Comunista Colombiano tuvo lugar el pasado 12 de marzo.

El recibimiento fue cálido y de camaradería por el comandante de la Zona, Bayron Yepes, junto a la comandante Isabel San Roque y buena parte de la comisión de organización del Bloque Jorge Briceño de las FARC-EP. La comitiva partidista fue encabezada por el secretario general, Jaime Caycedo, quien justamente abrió las intervenciones y explicó las motivaciones de la visita.

Intercambio político

“El horizonte del cumplimiento de los acuerdos y su debida implementación es lo que marca el ambiente político actual. Se trata de un proceso de implementación atiborrado de dificultades, hemos estado en varios lugares del país, hemos visto con preocupación los crímenes y la presencia paramilitar en zonas aledañas a las Veredales. Pero sabemos que detrás de los acuerdos llegaban las dificultades provocadas por la doctrina anticiomunista que sigue siendo el derrotero de esta oligarquía colombiana”, señaló Jaime Caycedo.

Y es que los últimos acontecimientos indican, que un sector de la extrema derecha tiene en los militares en retiro un instrumento para generar tropiezos en el proceso de implementación. A la carta de los militares en retiro inconformes se le suman los tiempos burocráticos que van en contravía con lo pactado.

Por eso, señala Caycedo, la estrategia para la implementación de los acuerdos es movilizar a los colombianos y apropiarlos de cada uno de sus contenidos: “Solo por decir dos ejemplos, los temas agrarios van a conducir a un mejor desarrollo del campo y en eso se van a ver beneficiados los sectores rurales, y los asuntos de género son centrales en los acuerdos y rescatan el papel de las mujeres constructoras de patria. Esos dos temas van a mejorar las condiciones de vida a un sin número de colombianos”, indicó Caycedo.

La movilización

En ese sentido, la exsenadora comunista Gloria Inés Ramírez, dijo que esa movilización debe conducir a afianzar y defender lo ganado en el proceso, pues “los acuerdos no son un regalo, han sido fruto de la lucha histórica del pueblo colombiano, de la resistencia de las FARC-EP. Ahora, tampoco podemos creer que ya se hizo la revolución sobre la mesa, no. La movilización debe superar todas las trabas que están atravesando el proceso de implementación y el comienzo de las victorias populares para la consolidación de la paz”.

Guerrilleros trabajando en la ZVTN. Foto: Hernán Camacho.

Por su parte, la comandante Isabella Sanroque puntualizó: “Definidamente el momento que vivimos es trascendental. En torno al proceso de paz hemos venido recibiendo apoyos de muchos procesos sociales. La Zona Antonio Nariño, tiene la fortuna de estar cerca de la capital y vemos cómo llega gente de distintos procesos y corrientes políticas que nos permite un ejercicio de amplitud con una necesidad histórica para unos y otros. Es un momento de acercamientos” subrayó Sanroque.

Los acuerdos

En ese mismo sentido Bayron Yepes, reiteró: “Vamos a empezar a utilizar la fuerza transformadora de los acuerdos para construir un proceso de unidad y por supuesto hablamos también de la unidad de los comunistas. Los acuerdos son una herramienta movilizadora que nos permitirá trabajar en política y con las gentes de todas las regiones del país planes concretos para defender los acuerdos”.

El comandante de la Zona Antonio Nariño, también señaló que la mejor manera de aislar los intereses de la derecha interesada en dañar lo construido en torno a los acuerdos, es el pacto político nacional para sacar las armas de la política. Un pacto que tuvo sus inicios en las primeras conversaciones de paz entre la guerrilla de las FARC y el gobierno de Belisario Betancur y que no se afianzó por el genocidio del que fue víctima la Unión Patriótica.

Las obras

El Comité Central, que visitó la Zona de Normalización, tuvo la oportunidad de llegar hasta donde se desarrollan las obras de adecuación del campamento y corroborar de primera mano los incumplimientos del Gobierno nacional. En lo alto del cerro se encuentran dos explanaciones que serían las zonas comunes a las que el ejecutivo se comprometió. El avance de la obra está en un 15% y desde hace unas semanas se encuentra sin avances. El número de obreros que allí laboran es mínimo así como una sola máquina se encuentra en el sitio.

Aspectos de la reunión del Comité Central en la ZVTN Antonio Nariño. Foto: Hernán Camacho.

“No nos vamos a quedar llorándole al Gobierno por los incumplimientos, lo que definimos fue redoblar el esfuerzo de estudio interno, a diario avanzamos en política y en organización. Nosotros no esperábamos que la derecha colombiana, que es de las peores en el mundo, hiciera este proceso de implementación fácil. El esfuerzo guerrillero es con trabajo, disciplina y dedicación, estamos sacando adelante las dificultades en todas las Zonas del país. Nosotros no nos vamos a devolver a la guerra porque la paz es un compromiso nuestro con el pueblo colombiano”, indicó Sanroque.

Por último, Gloria Inés Ramírez destacó la convicción de los integrantes de las FARC-EP por la paz y el cumplimiento de los acuerdos a pesar de las dificultades: “Pero el Gobierno tiene un mensaje mentiroso en cuanto a la adecuación de la infraestructura en las Zonas Veredales. A la Zona de Mesetas, por su atraso, la llamábamos el pueblito de plástico; a la Zona de Icononzo la llamamos el pueblito del barro, no hay los mínimos infraestructurales. Llamamos al gobierno para que cumpla los pactos aquí y en todo el proceso de implementación”

La reunión del Comité Central, en la Zona Antonio Nariño, fue el epílogo del pleno de la dirección que se realizó los pasados 10 y 11 de marzo en el marco de la preparación del XXII Congreso del Partido Comunista Colombiano.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*