Nariño Vive Underground II Fest y V Festival Rock N’Frío: Un grito por la paz

0
Gerardo Mauricio Bravo, director Ejecutivo de Nariño Vive Underground Foto Archivo

Con la presencia de más de tres mil jóvenes, Nariño rebelde gritará en favor de la paz

Gerardo Mauricio Bravo, director Ejecutivo de Nariño Vive Underground Foto Archivo
Gerardo Mauricio Bravo, director Ejecutivo de Nariño Vive Underground Foto Archivo

Carolina Tejada

Desde hace más de cuatro meses diversos jóvenes pertenecientes al colectivo Rebel-Arte de Nariño vienen organizando y promocionando lo que será el festival underground más importante del sur del país, el cual se llevará a cabo durante los días 21 y 22 de noviembre de 2014 en Túquerres, en el departamento de Pasto. VOZ habló con Gerardo Mauricio Bravo, director ejecutivo de Nariño Vive Underground para que nos ampliara la información.

–Gerardo, cuéntanos: ¿de qué se trata la propuesta “Nariño Vive Underground II Fest”?

–Esta apuesta es la versión número II de un festival que pretende generar incidencia social y cultural a partir de un encuentro departamental que muestre, principalmente, el talento musical local y regional, recreándolo igualmente con agrupaciones nacionales e internacionales, con muestras de diverso tipo del rock, sus géneros y las diferentes expresiones subculturales relacionadas, que van desde el metal, punk, rock alternativo, reggae, hip-hop, etc.

La realización del Nariño Vive Underground II Fest y V Festival Rock N’Frio se enmarca dentro de la necesidad de fortalecer el proceso de participación social de los jóvenes nariñenses, a través de un escenario de integración cultural y académica, de reflexión y proposición para la construcción de región, desde la pluralidad, la tolerancia, el enfoque de derechos, el acumulado de experiencias juveniles en estas temáticas, y como una importante iniciativa que fortalezca el movimiento ciudadano por la paz.

–¿Cuáles son los objetivos del festival?

–Generar espacios de intercambio de experiencias y saberes entre identidades, procesos, e iniciativas que aporten a la construcción e incidencia social y cultural, como iniciativa que aporte al movimiento ciudadano por la paz con justicia social. Y llevar a cabo una exploración más amplia de las nuevas puestas en escena musicales que emergen dentro del underground, tanto en los nuevos formatos para tocar música en directo como en formas de experimentar y sentir la misma música por parte del público. Entre otras.

–Sabemos que la iniciativa lleva más de ocho años, ¿quiénes han motivado o cómo han logrado mantener esta iniciativa durante este tiempo?

–Todo inició desde el colectivo Rebel-Arte, entidad organizadora del festival. Es una propuesta cívica no gubernamental que organiza y fomenta espacios dirigidos hacia el movimiento underground en el departamento. Esta experiencia se conformó desde el año 2008, y hasta la fecha ha logrado constituir tres grandes espacios como son: la Sala de Ensayo (con funcionamiento en la Universidad de Nariño), nueve versiones del concierto Back To The Garage y los Talleres de Formación Musical en Música Moderna “Música para Todos” en guitarra eléctrica, bajo eléctrico, percusión, composición y técnica vocal; así como la apuesta departamental denominada Nariño Vive Underground.

–Este espacio no solo cuenta con la escena musical, ¿qué componentes tiene el festival?

–Nariño Vive Underground II Fest y V Festival Rock N’Frio buscan el reconocimiento y el fortalecimiento del movimiento underground como concepto integrador del rock, sus géneros y las diferentes expresiones subculturales relacionadas en el departamento de Nariño, entendido como un proceso-escenario de encuentro, integración cultural y académica, de participación regional, que facilite y fortalezca el tejido asociativo juvenil desde la pluralidad, la tolerancia, el enfoque de derechos, la cultura y la paz con justicia social.

–¿Y qué bandas finalmente acompañarán este festival tan importante?

–El proceso de selección de esta nueva eliminatoria ha sido para la organización del festival una experiencia supremamente gratificante; aunque ardua, ha dejado la satisfacción de redescubrir las posibilidades de lo artístico en lo popular y del argumento cultural en respuesta al individuo y sus dignidades como artista.

Extenderle nuestra gratitud sincera a los jurados y al apoyo organizativo y logístico por su excelente trabajo, y por último felicidades a las bandas escogidas: Inebrians (Pasto), Hidden Soul (Pasto), Datrevíl (El Tablón de Gómez), Cabra Negra (Pasto), Feedblack (Pasto), Thrased Kill (Aldana), Bless (Pasto), Zoociedad Blues (Ipiales), Occiso (La Unión), Espectro Ancestral (Túquerres), Medieval Legion (Pupiales), Ijunamamary (Ipiales), Ruido Vandáliko (Pasto) y Zona Cero (Pasto); de verdad su trabajo es el mayor mérito a la música local y underground nariñense; realmente le hacen honor a nuestro lema.

–Cuál es la importancia de este tipo de eventos, para la escena del rock, de los jóvenes y en general para la cultura?

–En Nariño, desde finales de la década de los 80, el rock, sus géneros y las diferentes expresiones subculturales relacionadas, se han constituido como un espacio discursivo y performativo que se supone en estrecha relación con ciertas formaciones culturales de “sujetos jóvenes”, al tiempo que ha configurado tipos característicos de consumo cultural.

Se trata de bienes simbólicos a partir de los cuales se construyen y configuran identidades atendiendo a la lógica de la diferencia, de la distinción; de donde se desprende la necesidad de reconocerse en ciertos géneros musicales cuya propuesta estética y discursiva reivindica lo underground y “lo auténtico”, lo cual suele ser entendido como sinónimo de “lo no-comercial” o “lo-no masivo”.

–¿Por qué el cobro simbólico para participar en el festival? ¿Por qué juguetes y libros?

–Pues bueno, el bono de entrada se adquiere con la donación de dos juguetes nuevos, no alusivos a la guerra, los cuales tengan calidades y características que revistan importancia y valor y dos libros de literatura. Esto lo hacemos con el fin de destinarlos a fines sociales como la dotación de bibliotecas barriales y populares, y los juguetes serán destinados a los trabajadores del mercado el Potrerillo de la ciudad de Pasto, los hijos de prisioneros políticos, entre otros.

–¿Cómo es la campaña por la paz, cuéntanos de que se trata?

–Sí, tenemos una campaña que se ha denominado #UnGritoporlaPaz. Campaña que tiene como objetivo vincular a los jóvenes del departamento y del país a pronunciarse en favor de la paz. Y desde diferentes rincones del país los jóvenes se pueden vincular enviando un mensaje digital de su autoría, de manera individual o en grupo, alusivo a la paz en la forma y modalidad que desees (imágenes, fotos, video, escritos, etc.) hasta el 19 de noviembre del 2014.