Mujeres quieren jugar en césped natural

0

Futbolistas de varias selecciones demandaron a la FIFA para que el Mundial femenino se juegue en canchas naturales. Alegan “discriminación de género”

Mujeres futbolistas

Redacción Deportes

Un grupo de destacadas futbolistas de todo el mundo emprendió una campaña contra la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA) para que el Mundial de fútbol femenino Canadá 2015 se juegue en gramas naturales y no sintéticas.

Las jugadoras, entre las que se encuentran la estadounidense Alex Morgan y la brasileña Fabiana Da Silva Simoes, acusan a la entidad de “discriminación de género”, pues los torneos masculinos siempre se juegan en césped natural y no artificial, como se tiene previsto en Canadá.

La iniciativa incluye una demanda jurídica ante el Tribunal de Derechos Humanos de Ontario contra la FIFA y a la Asociación Canadiense de Fútbol, entidades organizadoras del torneo.

Las gramas sintéticas, argumentan las futbolistas demandantes, presentan mayor riesgo para las lesiones. Y además, cambia la esencia del juego, que se practica habitualmente en canchas de grama natural.

El abogado de las jugadoras, Hampton Dellinger, dijo que se podría instalar césped real en los seis estadios donde se jugará la Copa Mundial por un valor no mayor a tres millones de dólares. “Es una gota en el balde en términos de los cofres de la FIFA”, dijo el jurista. “Y Canadá es uno de los países más ricos del mundo”, agregó.

Dellinger pidió una audiencia oportuna para que se pueda emitir un fallo que dé el tiempo necesario para cambiar la superficie de juego.

Entre el grupo de futbolistas también se encuentran la estadounidense Abby Wambach, la alemana Nadine Anferer y la española Verónica Boquete, entre otras, quienes han señalado esa situación desde hace años. En julio pasado enviaron una carta a la FIFA y a la asociación canadiense en la que anunciaron su disposición de iniciar una acción legal.

“Tenemos que levantarnos y expresar firmemente que eso no está bien. Tenemos que ser tratadas de la misma forma que los hombres”, dijo Wambach, la máxima goleadora histórica de la selección estadounidense.

La causa ha sido respaldada por personalidades como el portero Tim Howard, de la selección masculina estadounidense, y Kobe Bryant, estrella del baloncesto.

Por su parte, la FIFA ha hecho caso omiso al pedido de las futbolistas. Tatjana Haenni, jefe de competencias femeninas, dijo en su más reciente visita a Canadá que la entidad no ha reconsiderado cambiar el césped artificial de los escenarios del torneo. “Jugaremos en césped artificial y no existe un plan B”, dijo la funcionaria.

Tras la ausencia de una respuesta formal de la FIFA y de la asociación canadiense a la petición de las futbolistas, el Tribunal de Ontario citó a las partes para el jueves 9 de octubre.

Las jugadoras aclararon que no tienen contemplado boicotear la copa y que por ahora estarán enfocadas en la acción penal. “En estos momentos estamos concentradas en la demanda. Y esperamos que la FIFA y la federación canadiense nos escuchen y traten de encontrar una solución. En estos momentos no podemos pensar más allá”, dijo Verónica Boquete.

El torneo está programado entre el 6 de junio y el 5 de julio del próximo año. Por Sudamérica estarán presentes Brasil y Colombia.