Millones de dólares para fabricar ‘democracia’

1
Marco Rubio.

Por iniciativa del senador republicano Marco Rubio, presidente del Subcomité para el Hemisferio Occidental del Comité de Relaciones Exteriores del Senado de los Estados Unidos, este organismo congresional aprobó, el pasado 15 de agosto, una partida de 20 millones de dólares para promover la “democracia” en Venezuela, y 15 millones más para el mismo fin en Cuba.

Como ha sucedido en el pasado reciente, estas gruesas sumas de dinero serán destinadas para el financiamiento de organizaciones de mampara de las agencias de inteligencia de los Estados Unidos y campañas mediáticas orientadas a desestabilizar gobiernos democráticos en la región. En el caso de Cuba y Venezuela, este financiamiento se da en momentos en que ambos países adelantan importantes reformas políticas. Cuba promueve una nueva carta constitucional, en tanto Venezuela adelanta un paquete de reformas financieras para contrarrestar la guerra económica desatada precisamente por la banca norteamericana.

El senador Rubio es un furibundo anticubano, alineado con los ‘halcones’ de la extrema derecha norteamericana, financiador de los grupos terroristas que han intentado derrocar al gobierno de Nicolás Maduro.  Hace algunas semanas se reunió también con el electo presidente colombiano Iván Duque y hablaron sobre los planes de la Casa Blanca en América Latina, especialmente contra Venezuela.

Humanitarismo bajo la lupa

CampaNicñas de prensa muy bien financiadas, difunden por todo el continente la idea de que en estos países existen opositores “independientes”, que se enfrentan a las “violaciones” de derechos humanos y auspician organizaciones “humanitarias” que en la generalidad de los casos son grupos terroristas, que alientan planes de golpe de estado.

En el caso cubano, se aprobaron otros 29 millones de dólares para la Oficina de Transmisiones en Cuba, es decir para Radio y TV Martí, ambas en Miami, y cuya señal no se escucha en la isla. Las partidas incluyen también 230 mil dólares para “sindicatos independientes” y la empresa libre, 100 mil dólares para “educar” a activistas juveniles cubanos sobre liderazgo y democracia y 66.7 mil dólares para apoyar la libertad religiosa.

También Nicaragua fue “favorecida” con cinco millones de dólares para promover la “democracia”, fabricar “sociedad civil” y derrocar al gobierno sandinista de Daniel Ortega. Esta suma incluye 125 mil dólares para el Observatorio de Derechos Humanos y 119 dólares para “promover la participación ciudadana en la responsabilidad local”.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*