Mamá, yo quiero saber… ¿De dónde son los cantantes?

0
Juanes y Miguel Bosé

Willie Colón denigra de Chávez. Parece que está de moda la idea de que algunos cantantes, muy famosos y muy bien patrocinados, se sumen al coro de quienes anuncian la muerte de Chávez y organizan conciertos para su funeral

Juanes y Miguel Bosé
Juanes y Miguel Bosé

Ricardo Arenales

En los medios culturales latinoamericanos recibieron un contundente e inmediato rechazo, sobre todo en los sectores democráticos y progresistas del arte y la música, las declaraciones del cantante portorriqueño Willie Colón contra el presidente Chávez y lo que él representa en el proceso de transformaciones sociales que vive el pueblo venezolano.

El cantante boricua declaró el pasado 16 de enero, sin el menor empacho: “Dios bendiga a Venezuela, que tiene ahora dos presidentes… uno Maduro, y otro podrido”. Su compatriota René Pérez, vocalista del popular grupo Calle 13, y conocido en el mundo musical como Residente, le respondió a su compatriota en un twitter: “Una cosa es defender un ideal político y otra es burlarse de un paciente de cáncer”.

En un mensaje posterior, Residente puntualizó: “El comentario de Colón me recuerda a los Marines (de las tropas del Ejército norteamericano) orinando sobre los cadáveres talibanes. Hace falta más arte en el mundo”. “Pobre viejo, artísticamente vivió y vivirá bajo la sombra del maestro Blades, como un Camaleón”.

Claro, no sólo hace falta más arte, sino un arte decente, que algunos artistas no asuman el papel de sicarios morales, como lo vienen haciendo los grandes medios de comunicación al servicio de poderosas empresas transnacionales.

Otros cantantes famosos, pocos por fortuna, habían antecedido al portorriqueño en su campaña contra el gobernante venezolano, que tan incómodo resulta a quienes de una u otra forma representan los intereses de la burguesía en éstos países.

Hace unos meses, el cantante colombiano Juanes, en lo que dijo posteriormente, era “un chiste”, decía en su cuenta personal que “alguien le había pasado el PIN de Chávez” y que ese era “hijodeputa”. Ante la oleada de mensajes de rechazo a su mal chiste, Juanes dijo entender “el origen de ese sentimiento” y pidió respeto por sus posiciones, orientadas a criticar a un gobierno autoritario (el de Chávez).

Por su parte, el cantante español Miguel Bosé, desde el año 2007 ha venido ofreciendo declaraciones antichavistas y antivenezolanas. Bosé contrapone como modelo de democracia la monarquía del rey Juan Carlos de Borbón, y llama “democracias manipuladas” a gobiernos progresistas como el de Chávez.

Dice Bosé que “Chávez fue un golpista” y en jornadas electorales anteriores en el país suramericano, llamó abiertamente a “votar contra Chávez”, seguramente para darle paso a “democracias” como las que encarna el Rey de España.

Filantropía sospechosa

En Venezuela, la semana pasada, con la firma de 146 artistas e intelectuales de distintas disciplinas, circuló una carta de rechazo a las declaraciones de Willie Colón y a las pretensiones de Juanes y Bosé de organizar un “concierto de la paz” en territorio venezolano, en momentos en que el presidente Chávez está enfermo, en clara intención de imprimirle un aliento a la oposición de derecha.

Juanes y Bosé, para la realización de sus llamados “conciertos de la paz”, han contado con el generoso patrocinio de empresas como “Metrópolis Global”, que con un sospechoso ropaje filantrópico, orientan su apoyo a gobiernos locales. Desde luego, los gobiernos que apoya y señala el Departamento de Estado de los Estados Unidos.

Funcionarios de ese organismo reconocieron que estimulaban iniciativas como la de los mencionados conciertos y para eso la Secretaria de Estado de los Estados Unidos se reunió con el cantante Juanes. Como pregunta la canción, ¿de dónde son los cantantes? Unos son de la loma, del llano, del pueblo, otros de sospechosas agencias transnacionales al servicio del gran capital.