Macri y el fracaso neoliberal

0
Protesta en Buenos Aires.

De los problemas que afronta el país austral, como consecuencia de la política aplicada por el presidente Mauricio Macri, se destacan el elevado endeudamiento del país y la pauperización generalizada

José Ramón Llanos

De manea breve despacharemos la cuestión macroeconómica, que puede sintetizarse así: La prensa nacional como la extranjera destaca la situación desastrosa de la economía argentina, consecuencia de las políticas neoliberales, aplicadas a ultranza por el presidente Mauricio Macri. La primera acción económica del gobernante fue conciliar con los fondos buitres, que habían sido mantenidos a raya por los gobiernos que lo precedieron, especialmente los mandatarios kirchneristas. Las primeras consecuencias de esos arreglos fue disparar el endeudamiento del país con las financieras extranjeras. Es necesario reconocer que el presidente Macrí recibió el país con la deuda externa más baja de la historia reciente del país.

Según el economista Horacio Rovelli, las precipitadas decisiones de política económica de Mauricio Macri, causaron la pérdida de 6.687 millones de dólares en 15 días; a los vencimientos del pago de las deudas en dólares, el Gobierno no pudo realizarlos y tuvo que reprogramarlos, lo cual los economistas denominan default técnico- impago, en el lenguaje popular.

El 28 de agosto el ministro de Finanzas Hernán Lacunza institucionalizó el impago parcial de 23.500 millones de dólares de deuda con instituciones nacionales, lo cuales se pagarán así: 15 por ciento en la fecha del vencimiento; 25 por ciento a los 90 días y el resto de la deuda a los 180 días.

En cambio la deuda de largo plazo en dólares con entidades extrajeras, serán negociadas con los acreedores, por supuesto con el FMI, esta deuda representa el 50 por ciento de la deuda total. Una consecuencia de estos desbarajustes económicos es que las calificadoras de riegos redujeron la calificación de los títulos públicos a “default restringido”, por esa razón si tuviera que obtener préstamos en el exterior tendría que pagar 25, 33 de interés por encima de la tasa de los Estados Unidos.

Una de la actividades más lesionadas por la política neoliberal es la industrial: la industria automotriz, hubo una caída en la producción de autos del 40, 7 por ciento y consecuentemente se vio afectada la producción de carrocerías, remolques y autopartes, que en el mes de julio cayó en un 26,1 por ciento; la producción de motos disminuyó un 19 por ciento.

Esta desindustrialización afectó el empleo entre el último trimestre del 2015 y el segundo de 2019 desaparecieron más de 200 mil puestos de trabajo lo que significa el 15, 4 por ciento del total de la planta de la fuerza de trabajo. Desde enero hasta el mes de julio la industria de plásticos cayó un 10,1 por ciento; la industria textilera en el mismo período cayó 15,7 por ciento; la producción de vestidos y de papel, edición e impresión, cayeron 7,2 y 3 por ciento respectivamente.

Se dispara la pobreza y la indigencia

Este año ha sido el peor para población argentina, especialmente los sectores trabajadores de ingresos mínimos y para aquellas familias afectadas por el desempleo, en este período cayeron en la pobreza dos millones de habitantes, de los cuales más de 500 mil en la indigencia; hay 130 mil familias en la indigencia. Según el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos, Indec la indigencia aumentó en 542.120 personas.

La sumatoria de desempleo e inflación han disparado la pobreza y la indigencia, e igualmente han aumentado las enfermedades mentales. El año pasado la inflación fue del 47,6 por ciento; este año se calcula una inflación superior al 55 por ciento.

La situación social es tan alarmante que la iglesia, la academia, los sindicatos han presionado al Gobierno para que decrete la emergencia alimentaria, en vista que el presidente no ha respondido a esas exigencias, la oposición ha venido concertando una ley que comprometa al mandatario a que haga traslados presupuestales destinados a financiar comedores que ofrezcan un mínimo de alimentos a los sectores indigentes, especialmente a los niños y ancianos.

Argentina se ha convertido en un ejemplo de las contradictorias secuelas de la aplicación de las políticas económicas del modelo neoliberal: opulencia y elevadas utilidades para el capital financiero extranjero y oportunidades para los buitres de rematar empresas nacionales en dificultades financieras. La otra cara de la moneda, es la deplorable situación de la clase media y las empresas medianas y los sectores excluidos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*