Luis Posada Carriles: Murió sin pagar sus crímenes

1
Luis Posada Carriles.

A los 90 años de edad, y tras sufrir algunos quebrantos de salud, el 23 de mayo murió apaciblemente en su residencia al sur de Miami, donde vivió los últimos años de su vida, uno de los mayores terroristas del mundo, entrenado por la Agencia Central de Inteligencia de los Estados Unidos, CIA, Luis Posada Carriles.

De origen cubano, tras el triunfo de la revolución, en 1959, se convirtió en uno de los más febriles enemigos del proceso emancipatorio del pueblo cubano, y de los líderes de la revolución, empezando por su comandante, Fidel Castro Ruz.

Junto a otro terrorista, también de origen cubano, Orlando Bosch, Carriles fue autor del atentado contra una aeronave de Cubana de Aviación en 1976, cuando en jurisdicción de Barbados explotó en el aire, causando la muerte a 73 personas, la mayoría cubanos. Carriles había participado en el fallido intento de invasión de Playa Girón, financiado por la CIA. En 1976 estuvo involucrado en el asesinato del excanciller chileno Orlando Letelier. Fue asesor del dictador salvadoreño Napoleón Duarte. Asesoró a los gobiernos autoritarios de Venezuela, en la década de los años 60 a 70, como asesor de la Disip y la Digepol, donde se le conocía como el ‘comisario Basilio’.

Entre las bandas terroristas de Miami, era conocido con el apodo de ‘Bambi’, por sus facciones amaneradas. Para llevar a cabo su historial criminal, mucho más extenso de lo relatado en esta nota, Carriles recibió entrenamiento por parte de la CIA en la Escuela de las Américas, de Fort Benning, Georgia, y perteneció al ejército de los Estados Unidos entre 1962 y 1963.

En 1971 protagonizó un fallido atentado en Santiago contra el líder Cubano Fidel Castro, cuando éste realizaba una visita a su homólogo chileno Salvador Allende. De nuevo en el año 2000, en Panamá, quiso asesinar a Fidel cuando participaba en la Cumbre de las Américas. Como fiel sabueso, hasta sus últimos días estuvo bajo la protección de Washington, y murió sin  pagar sus crímenes.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*