Luchan contra la privatización de la Universidad del Tolima

0
Vista parcial marcha por la tercera en Ibagué Tolima. Foto Nelosi.

Unos 20 mil estudiantes, 7 mil de los cuales son presenciales, vienen haciendo intensas movilizaciones exigiendo la apertura inmediata y que el gobierno nacional y departamental le inyecte los recursos suficientes para que esta no sea intervenida y finalmente privatizada.

Nelson Lombana Silva

La comunidad educativa de la universidad del Tolima lucha para que este centro conjure su crisis y se salve de la privatización en la cual están interesados, el gobierno nacional y departamental, principalmente.

En el trascurso de los últimos días, los estudiantes de la Universidad Tolima, alrededor de unos 20 mil estudiantes, 7 mil de los cuales son presenciales, vienen haciendo intensas movilizaciones exigiendo la apertura inmediata y que el gobierno nacional y departamental le inyecte los recursos suficientes para que esta no sea intervenida y finalmente privatizada.

Las distintas movilizaciones, foros, conferencias, etc vienen siendo acompañadas por distintas delegaciones universitarias del país, entre otras: Chocó, Guajira, Santander, Cali, Quindío, Medellín, etc.

Ayer, precisamente se produjo una gran movilización por las principales calles de Ibagué en horas de la tarde, movilización que arribó al parque Manuel Murillo Toro, frente a la gobernación.

Jorge Gantiva, presidente del sindicato de profesores universitarios, dijo que la situación de la universidad del Tolima es “grave, grave, supremamente grave, porque esta dirección de la universidad llevó al abismo a la institución más importante de educación superior. No están garantizados los recursos para dar inicio al semestre académico 2016. Además, los casos de corrupción, clientelismo y la alta burocracia no ha sido en el fondo cambiada por esta estructura corrupta que dirige José Herman Muñoz Ñungo”.

Se especula que hay una encarnizada disputa por gobernar el alma mater de los tolimenses entre el santismo y el uribismo. Para Jorge Gantiva esto constituye un falso dilema por cuanto es lo mismo y con las mismas. La verdadera división se da entre los partidarios y los enemigos de la universidad.

“Esa disputa está en todo el país. Pero la disputa aquí es entre quienes defendemos la universidad pública y quienes se la han robado y les niegan sus derechos. Esa disputa Uribe – Santos es una disputa que existe en todo el orden nacional, pero que en este momento no es la contradicción principal. La contradicción principal es entre las fuerzas que se oponen a la defensa de la universidad pública y el amplio movimiento social y popular que reclama soluciones inmediatas para la institución más importante del Tolima”, indicó.

Claudia Milena Prada, integrante de Sintraunicol seccional Quindío, dijo que “estamos haciendo el acompañamiento no solo a Sintraunicol, sino a la universidad del Tolima como tal, por su crisis que está viviendo actualmente”.

Sobre la problemática que vive el alma mater de esta sección del país, Claudia Milena, agregó: “Financieramente sabemos que está muy afectada por eso no han podido abrir puertas ni a los estudiantes, ni a los administrativos, ni siquiera a los docentes, ya que, pues, hay un problema bastante grande financiero y que estamos apoyando para que el gobierno le dé solución, pues se trata de una universidad pública”.

Víctor Hugo Zea, de la misma organización sindical, manifestó: “La problemática es muy preocupante, sabemos que la educación pública en Colombia viene manejando unos déficit, unos problemas que se conocen a fondo, las inversiones son mínimas, el gobierno no presta la atención que sería lo ideal. Es una problemática muy visible. ¿Qué podemos observar? Los malos manejos presupuestales, las decisiones equivocadas y las decisiones que toman los diferentes consejos”.

El Partido Comunista Local Ibagué, al expresar la solidaridad a los estudiantes, profesores y administrativos de la universidad del Tolima, “condena el modelo neoliberal de Santos, su política privatizadora, política contraria al proceso de paz que se desarrolla en la Habana. Pide al pueblo tolimense movilizarse en solidaridad el próximo 17 de marzo en el paro nacional y exigirle, tanto al gobernador Barreto como al presidente Santos, girar los dineros y apoyar la educación pública. Defender el alma mater es compromiso de todos y todas”.