“Mientras los politiqueros quieren vender el agua, nosotros la defendemos”

0
Aída Avella en el municipio de Paz del Río. Foto Hernán Camacho.

Aída Avella en Boyacá. La correría política de la Unión Patriótica marca una agenda política en la que se impone la defensa del medio ambiente

Redacción política

La candidata al Senado por la Unión Patriótica, 5 en el tarjetón por la lista de los Decentes, Aída Avella, recorrió su departamento natal, los pasados 15, 16 y 17 de enero. Visitó los municipios de Tunja, Cómbita y Motavita, llevando un mensaje de respaldo a las luchas sociales que desde esa Boyacá profunda se dan por el agua, el territorio y los recursos naturales.

Avella estuvo acompañada de la Asociación de Pequeños y Medianos Productores de Boyacá, Asoagriboy, que ha venido dando la pelea por detener cualquier tipo de explotación minera que agote el recurso natural. En particular, la candidata al Senado conoció el proceso que se viene adelantando por la asociación en Cómbita, Boyacá, buscando ampliar la reserva natural y protegiendo la producción campesina.

Arcabuco

“Arcabuco, la tierra del gran Nairo Quintana, tiene serios riesgos de perder sus recursos naturales por el apetito voraz de muchas mineras. Nosotros, como Unión Patriótica en la lista de la Decencia vamos a acompañar las luchas por el agua. Ya lo hemos hecho, no somos oportunistas. Es más, retamos a las colectividades tradicionales o a la bancada de Boyacá en el Congreso a que me muestren cuántas veces han apoyado a los campesinos para defender el agua, o cuántas veces han pedido que se cierre una explotación minera de carbón, petróleo o arena. Ninguna”, señaló la número cinco en la lista de la Decencia.

Aída Avella, visitó fincas piloto de agrocultivos de la Asociación Campesina en Boyacá y recogió la preocupación de la comercialización directa de los productos cultivados por los campesinos. “El mercado campesino nos generaba canales directos de comercialización y enlaces de negocios, pero los mercados campesinos los acabaron las administraciones de los distintos municipios en el departamento”, señaló Luz Dary Molina, dirigente sindical de Fensuagro.

Al lado de Avella, se encontraba el candidato a la Cámara por Boyacá, de la Unión Patriótica, Rodulfo Ballesteros, con una trayectoria en el sector sindical de más de tres décadas, mismo tiempo al que ha dedicado al trabajo por los derechos sociales de los boyacenses. “Los ojos de las multinacionales mineras están puestos en este municipio de vocación agrícola y lechera. Tenemos que estar atentos a que no lo oferten al mercado minero”, indicó el número 101 de la lista decente en el tarjetón departamental.

Motavita

Ya en el municipio de Motavita, la preocupación se expresó por el deficiente servicio de agua potable y por las precarias condiciones económicas de sus habitantes y en especial de quienes cultivan la tierra. “En todos los municipios sucede lo mismo. Los intermediarios pagan miserias a los campesinos y a los trabajadores que producen la tierra u otros productos de Boyacá. No podemos seguir permitiendo que los intermediarios se queden con la palta de los campesinos o pequeños empresarios del departamento”, dijo Avella.

Asu turno, uno de los productores pertenecientes a Asoagriboy, señaló: “En este sector ya no hay campesinos, ya no se consigue quién trabaje la tierra. La situación campesina es simple, nuestros hijos van a buscar oportunidades en la minería o en la informalidad de Tunja. Los jóvenes ya no se ven en el campo y es por las necesidades básicas nuestras. Lo mínimo es el agua y aquí, a 15 minutos de Tunja, tenemos una hora diaria de aguan cada ocho días. Los nacederos de agua se privatizaron”, señaló Daniel Avendaño de la finca agroecológica.

Protección de derechos

Siendo el departamento con mayor numero de acuíferos y con la reserva de Tota, los campesinos de Motavita, no tienen derecho al agua. “Tenemos un problema terrible con la explotación en Tasco, Corrales, Sogamoso, son una muestra de los municipios que están siendo afectados. No somos antiminería, de hecho, hacerla verdaderamente sostenible y sobre todo que no sea a costa de la vida de los colombianos y campesinos”, señaló Aída Avella.

Por último, Rodulfo Ballesteros, indicó la razón por la cual la Unión Patriótica se encuentra en la lista de los Decentes. “La lista de los Decentes se conforma es con gente honesta.  Un obrero como yo que llevo 32 años en una empresa cementera y en el movimiento sindical estamos trabajando por el beneficio de la gente, creemos en esa lista y por eso estamos ahí.  Ahora estamos en la pelea por el agua y la vida en Boyacá. Nosotros hablamos de política, pero con la dignidad de acompañar las luchas por el territorio de tiempo atrás y no por oportunismo vienen aquí a decir qué hacen por el medio ambiente. Ellos, los indecentes son los que dan los permisos para la explotación”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*