Con los ojos del alma

0
Santrich en la ETCR de Tierra Grata, Cesar. Foto campaña Santrich Libre.

Zabier Hernández Buelvas
@ZabierHernndez 

Dijo el gran Pablo Picasso “Otros han visto lo que es y preguntan por qué. Yo he visto lo que podría ser, y me he preguntado por qué no”. Ver con los ojos del alma es muy necesario en estos momentos de victorias y dificultades en la lucha por la paz con justicia social.

Ver con los ojos del alma tiene una gran ventaja. Porque ven lo que ojos mortales del común no ven. Ven sin las afugias de las apetencias material y de la vorágine de la disputa de un poder, de por sí ya estrellado contra las peores realidades ocasionadas por la condición humana.

El hombre, la mujer y las sociedades que ven con los ojos del alma, al final vencen y lo hacen sin tensionar ni sacrificar la solidaridad, el abrazo y la convicción, vencen y dan lecciones de vida a los incrédulos. Para ver diferente y revertir el odio en esperanza y dignidad, sólo bastan actos sencillos. Escribir poemas a mano con lápiz, dibujar con sarcasmo y sátira la injusticia, expresar silencios creativos que activan la movilización y renuevan utopías, ser capaz de concitar la confianza y el apoyo de miles y ganar batallas jurídicas, políticas y humanistas, sólo es posible teniendo alma y ojos de revolucionario.

La paz es posible como diría Carlos Lozano. La propuesta de llegar a la verdad, a una reconciliación y una justicia transicional avanza y recoge el apoyo de la sociedad colombiana. La mentira y la criminalidad del régimen se pone al descubierto y se ven aislados en el rincón de la desesperación acechados por sus propias culpas, responsabilidades y huidas. Las cortes han podido ver la actual coyuntura con los ojos del alma, saben que hasta el limitado Estado Social de Derecho se encuentra en peligro. Retroceder no es una opción.

Enamorar a la sociedad colombiana para el apoyo al proyecto alternativo de cambio, es posible y la tarea está en pleno desarrollo, con la audaz decisión de la UP y Colombia Humana dando ejemplo de unidad generosa y esperanzadora. Tales han sido las lecciones recibidas de un ciego y un contingente del pueblo, de luchadores y luchadoras por la paz que vemos con los ojos del alma.

El amor y la lucha por una patria justa y soberana se riegan como la verdolaga en playa. Los comunistas, los revolucionarios, los utópicos y demócratas que luchan hoy por la libertad, por la no extradición, por una JEP que juzgue a todos los responsables en el conflicto, que les entregue la verdad a las víctimas, no somos unos desalmados, con Seuxis Hernández Paucias vemos con los ojos del alma y venceremos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*