Los estudiantes se la juegan por su futuro

0
Foto Facebook ENEES.

Se realizó el Encuentro Nacional de Estudiantes de la Educación Superior, Enees

Redacción juvenil

Durante los días 17, 18 y 19 de marzo se llevó a cabo en las instalaciones de la Universidad Nacional de Bogotá, el Encuentro Nacional de Estudiantes de la Educación Superior, Enees, que reunió a cerca de dos mil estudiantes de todo el país. El encuentro se realizó en un momento importante, donde se están definiendo los rumbos de los próximos años en materia económica, política y social, a partir de la contienda electoral en la que cada candidato tiene propuestas que impactarán positiva o negativamente a la educación superior en Colombia.

La redacción juvenil del semanario VOZ dialogó con uno de los asistentes al Enees, el dirigente universitario e integrante de la Asociación Colombiana de Estudiantes Universitarios, ACEU, Fabricio Muñoz.

–¿Quiénes participaron del espacio y cómo fue el proceso para llegar a este importante encuentro?

–Al Enees llegaron estudiantes universitarios de la mayoría de regiones del país, tanto de universidades públicas como privadas; también contó con la participación de estudiantes de secundaria y aprendices del SENA. El proceso de preparación parte desde el año pasado con la iniciativa arrojada por el Encuentro Distrital de Estudiantes universitarios en la ciudad de Bogotá, en el que se propone proyectar un escenario de movilización, exigiendo mayor presupuesto para la educación superior, dada la discusión que en el mes de octubre se realizaba en el Congreso de la República para la aprobación del Presupuesto General de la Nación, y la necesidad de realizar un encuentro nacional de estudiantes universitarios, para lo cual se conformaron diferentes equipos que se encargaron de dinamizar la realización del espacio, que contó con la presencia de procesos organizativos por universidades, algunos mejor organizados que otros, pero que garantizó el éxito y las condiciones necesarias para su materialización.

El objetivo es permanecer

–¿Cuáles fueron los objetivos del Enees y qué relación o diferencia tiene con la Mesa Amplia Nacional Estudiantil, MANE?

–El objetivo más importante del Enees es el reagrupamiento de fuerzas del movimiento estudiantil en la necesidad de aportar a dos temas centrales: una agenda de movilización con énfasis en lo local que permita que el movimiento estudiantil se fortalezca y crezca en la actual etapa, y una lucha general por la exigencia de mayor presupuesto para la educación superior.

La MANE fue un proceso histórico de la lucha estudiantil que se desarrolló en un momento dado para evitar una reforma nociva a la ley de educación superior y logró avanzar en la formulación de un proyecto de ley alternativo de la educación superior.

El encuentro tiene coincidencias con la experiencia de la MANE en el sentido del esfuerzo realizado por reagrupar a los estudiantes, pero se diferencian en tanto que el Enees, desde el punto de vista organizativo busca mantenerse en el tiempo a partir de la conformación de una coordinación nacional, la cual estará integrada por delegaciones de procesos organizativos unitarios y amplios de las instituciones de educación superior; y desde el punto de vista de la reivindicación política, se centra principalmente en la lucha por mayor presupuesto para la educación, en rechazo de la política de Ser Pilo Paga y las propuestas de volverla política de Estado, así como el rechazo a la política sistemática de desfinanciación de la educación superior.

Aprendiendo de la experiencia de procesos unitarios históricos como la MANE, esta nueva generación del movimiento estudiantil debe construir su propia experiencia y su propia dinámica en la defensa de los derechos de los estudiantes y de la educación superior en el país.

–¿Cuáles son las principales conclusiones del encuentro, los retos y perspectivas del movimiento estudiantil universitario?

–Se avanza en la construcción de elementos programáticos de una nueva forma de educación superior a partir de la financiación, autonomía, bienestar universitario, la relación de las instituciones de educación superior con la sociedad, los cuales no parten de cero, sino que recogen las experiencias unitarias anteriores al Enees. Por otro lado, está la definición de una agenda de movilización en la cual se destaca la jornada de los días 24 y 25 de abril, que busca alcanzar mayores niveles de articulación de los escenarios locales y que concluirá con una gran marcha nacional en rechazo del programa Ser Pilo Paga y la intención de volverla política de Estado; así mismo, se acuerda avanzar en niveles de organización estudiantil que apuntan a tener una coordinación nacional de estudiantes universitarios que se encargará de coordinar las acciones de movilización y realizar en el mes de septiembre el Segundo Encuentro Nacional de Estudiantes de la Educación Superior.

El mayor reto es el de poder seguir creciendo, ampliando y sumando como movimiento estudiantil, cualificar y politizar al movimiento estudiantil alrededor de un cambio al sistema educativo, superando las amenazas que hoy tiene la educación superior, como el volver política de Estado el programa Ser Pilo Paga y ganarle la batalla a la desfinanciación. Nuestra perspectiva tiene que ser, de cara al Segundo Enees, consolidar nuestro proceso en cada una de las universidades e instituciones de educación superior y perfilar una agenda de movilización nacional que se traduzca en transformaciones reales para la educación.

Saboteo

–Conocimos de una situación de aparente sabotaje del encuentro, denunciada públicamente por los asistentes, ¿qué nos puede contar sobre este tema?

–Efectivamente se presentaron situaciones graves, no solo durante el Enees sino también en los escenarios de preparación locales, lo que nos permite decir que el sabotaje ha sido un tema sistemático en este proceso que pretende acallar las voces de una necesidad de cambio en la educación superior, de una necesidad de mejoramiento de las condiciones para la permanencia de los estudiantes en las universidades, de que la universidad tenga un vínculo más estrecho con la sociedad. En el marco del encuentro se presentaron actos de sabotaje por parte de personas que participaron del espacio, los cuales se supieron controlar, en medio de las dificultades logísticas que conlleva la recepción de dos mil personas en un evento que contó con poco apoyo. Cada uno de los escenarios de trabajo funcionó y sesionó a cabalidad tomando las definiciones de la mejor manera, así que los que intentaron sabotear la iniciativa fracasaron en su intento y el Enees y sus conclusiones son una victoria para nosotros.

–Finalmente, ¿cuál es la invitación que se le hace al conjunto del estudiantado colombiano?

–La invitación es a poder unirnos, comprender, estudiar y caracterizar muy bien la situación real de las universidades e instituciones de educación superior, tanto públicas como privadas, para que con esta información podamos tomar parte y poner nuestros mayores esfuerzos, nuestra alegría y creatividad en un objetivo claro: lograr materializar la educación como un derecho fundamental y un bien común. El llamado es a unirnos y movilizarnos en torno a este propósito.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*