Llaman a Duque a garantizar la paz

2
En la mesa, Deisy Aparicio, vicepresidenta y Monseñor Héctor Fabio Henao presidente del consejo junto a otros consejeros regionales y de organizaciones. Foto Carolina Tejada.

Consejeros de paz de todo el país exigen garantías para la vida de los líderes sociales y le piden a Duque cumplir con la implementación de la paz

Carolina Tejada Sánchez
@carolltejada 

Durante los días 26 y 27 de julio, el Consejo Nacional de Paz, se reunió en la ciudad de Bogotá con una participación de cerca 400 personas que llegaron de diversos sectores sociales y regiones del país.

En el marco de este encuentro, los diferentes delegados y delegadas expresaron su preocupación por la actual situación que se está viviendo en todo el territorio nacional, explícitamente por la ola de amenazas y asesinatos de lideres sociales, comunales, campesinos y defensores de derechos humanos.

Monseñor Héctor Fabio Henao, quien es el presidente del Consejo Nacional de Paz, reflexionó sobre esta preocupación que llamó la atención a las diferentes delegaciones. “El encuentro nacional de consejeros territoriales, se siente amenazado por la ola de crímenes enfocados hacia líderes sociales, a los representantes de las Juntas de Acción Comunal y personas que trabajan en temas de derechos humanos”.

Rodear la paz

Por otro lado, Deisy Aparicio, vicepresidenta nacional del Consejo y quien representa a los sectores estudiantiles de la secundaria, también se dirigió a la situación y comento que “lo que está pasando no son líos de faldas, estamos hablando de ataques sistemáticos contra quienes defienden la tierra y el territorio, y contra quienes han estado defendiendo la paz”. En este sentido, menciona que es necesario que se fortalezca “un gran pacto social y político por la defensa de la vida de las y los líderes sociales, que no solo cobije a los partidos políticos, sino a gremios económicos y al estado en su conjunto”.

Motivados por esta situación, el Consejo sacó un comunicado público en donde llama a los representantes del Estado y a sus diferentes instituciones a que actúen de manera articulada y escuchen el clamor del movimiento social. “Es una realidad macabra que enluta a todos los colombianos y colombianas y enciende las alarmas de las instituciones de derechos humanos que cooperan con Colombia, ya que en las últimas semanas se ha acrecentado esta calamitosa situación”. Igualmente, afirman que estos sucesos representan un gran obstáculo para la construcción de la paz, “puesto que pretenden silenciar las voces de consejeros y consejeras de paz, de quienes pertenecen a movimientos sociales y políticos, reclamantes de tierra, defensores y defensoras del territorio, luchadores y luchadoras por el derecho a la educación. Por eso hacemos un llamado urgente a que todas las instituciones del Estado colombiano actúen articuladamente con todas sus herramientas y recursos necesarios para garantizar la vida e integridad de las personas que han asumido liderazgos sociales y políticos en las regiones. Agradecemos a la comunidad internacional por su solidaridad y por poner al servicio de nuestro país su experiencia, y pedimos mantener este acompañamiento”.

Otros delegados reflexionaron sobre la necesidad de rodear los acuerdos de La Habana, y de instar a la comunidad internacional a fijar sus ojos sobre la situación política del país. Igualmente, resaltaron al Consejo como el órgano asesor y consultivo del Estado, que además tiene la tarea de “avanzar en la construcción de una cultura de reconciliación, convivencia, tolerancia y no estigmatización; promover un lenguaje y comportamiento de respeto y dignidad en el ejercicio de la política y la movilización social, y generar las condiciones para fortalecer el reconocimiento y la defensa de los derechos consagrados constitucionalmente”. Esta tarea se cumplió con la realización de seis encuentros regionales y diversos sectoriales, de donde se sacaron los elementos necesarios que le dieron forma a un documento que se presentó en el marco de la reunión, y que será entregado al próximo presidente de la república.

En este mismo sentido, el Consejo Nacional de Paz envía un mensaje al gobierno de Iván Duque, en la idea de que “se garanticen las condiciones necesarias para el funcionamiento del Consejo en cada territorio a nivel nacional, como gesto de garantía de la paz en los territorios”. Finalmente, también se llama a continuar en los diálogos con el ELN y a fortalecer las salidas políticas a los conflictos armados, así como se insistió en frenar el fenómeno paramilitar que viene tomando fuerza en diversas regiones y cuya presencia ha generado terror y aumentado los índices de violencia contra comunidades, además de mostrarse como un obstáculo a la implementación de los acuerdos paz, sobre todo, los relacionados con la sustitución de cultivos de uso ilícito.

En un acto de reconciliación, Luis Cifuentes excombatiente de los paramilitares en la zona de Cundinamarca, y Nelson Quintero excombatiente de las Farc en el departamento de Arauca se dirigieron a la plenaria con el ánimo de expresar sus deseos de paz y reconciliación, pidieron perdón a la sociedad y las víctimas que en medio del conflicto se presentaron y evocaron la necesidad de avanzar con la paz para el país.

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*