Liniker e os caramelows: Único en la historia de Rock al Parque

0
Foto Amanda Fogaça.

Violeta Torres

Con tan solo 23 años de edad, Liniker es la primera mujer transgénero en presentarse en la tarima del tan esperado Rock al Parque, para armonizar la apuesta del Festival por construir un escenario exclusivo para el talento femenino que lidera bandas de prestigio. Allí estará está brasilera, nacida en la ciudad de Araraquara, cautivando con un show que combina soul, funk y música negra contemporánea.

Esta mujer transgénero y afro, lidera la banda Liniker e os Caramelows compuesta por Rafael Barone en el bajo, Péricles Zuanon en la batería, William Zaharanszki en la guitarra, Fernando TRZ en el teclado, percusión de Marja Nehme, Márcio Bortoloti en la trompeta, en el saxofón Eder Araújo, y las voces de Renata Éssis y Bárbara Rosa.

Liniker toca la guitarra desde los 15 años y escribe canciones desde los 16. En el 2014, la búsqueda de aprendizajes la llevaron a estudiar teatro en Santo André, descubriendo su lugar en la música. “Llegué a hacer la prueba en la Escuela Libre de Teatro con una guitarra en la mano, sin conocer a nadie”, recuerda. En esos pocos más de dos años, estudió, escribió canciones, tomó más conocimiento del propio cuerpo, cambió los pantalones largos por la falda, se puso pendientes y se pasó al lápiz labial. Cuestionó patrones.

Liniker se autodenomina como “negra”. Su enunciación respecto a la etnia no es un tema del que le cueste hablar debido a que su familia desde muy pequeña le ayudó a construir seguridad y orgullo por el color de su piel.

Al momento de seleccionar un pronombre para hablar de ella misma, divaga entre “él” o “ella”. Reconoce que al nacer se le impuso una identidad de género, buscando corresponsabilidad entre su genitalidad y su apariencia física, pero su construcción cultural y social sobre sus expresiones de género controvierte dicha imposición. Su imagen desobedece las normas de la heteronormatividad, su presencia es imponente debido a su apuesta performativa. Ella en sí, irrumpe con la aburrida “normalidad” que se ejerce bajo el discurso de que la belleza debe regirse por estereotipos binarios de género: Un ser con falda y bigote, con aretes grandes y labial, con una voz ronca y macerada.

Lo descrito anteriormente ha permitido que la banda Liniker e os Caramelows impacte a donde vaya. Las revistas Time y Rolling Stone han dedicado espacios para elogiar la fuerza en tarima de la banda. Su primera aparición en plataformas virtuales fue en YouTube, el 23 de octubre del 2015 con la canción “Zero”. A la fecha este vídeo cuenta con 19 millones de reproducciones demostrando un potencial que tiene la capacidad de hacer repetir una y otra vez sus canciones.

Liniker reconoce que siempre pensó en la música como una forma de vida. En tarima aprovecha el micrófono para combatir la transfobia y el racismo usando como referentes cantantes negras. Cuenta en sus entrevistas que sus canciones nacen después de ser cartas que nunca tuvo el coraje de entregar.

Liniker e os Caramelows una excelente alternativa para descubrir en tarima un show transgresor, distinto y único en la historia de Rock al Parque.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*