Las vacunas un problema de mercado

0
398
Vacunas de la farmacéutica Pfizer

Los biológicos, que deben ser cuestión de vida o muerte, devinieron en un problema de la “mano invisible”

José del Rio

Algunos que olvidaron la naturaleza del mercado neoliberal, aparente rey de las decisiones humanas, la covid-19 se las recordó, los laboratorios fabricantes de las vacunas contra esa enfermedad hicieron contratos para vender ese fármaco a precios y en cantidades condicionados por los recursos del país adquiriente y en función de la mayor o menor urgencia.

Los problemas de mercado

Las primeras manifestaciones de que las vacunas eran asunto de mercado se manifestaron en La Unión Europea, UE desde el mes de octubre pasado.

La idea de que la vacunación masiva a nivel mundial contra la covid-19 garantiza la contención de la pandemia no es totalmente cierta. Hay una serie de condiciones que deben cumplirse para que efectivamente llegue la llamada inmunidad de rebaño. Siete expertos evaluaron el potencial de 26 vacunas para obtener la inmunidad de rebaño global, han identificado las condiciones óptimas para que esta se dé. Olivier Wouters de la London School of Economics and Political Sciences (LES), ha manifestado que: “a menos que las vacunas se distribuyan de manera equitativa podrían pasar años antes de que se logre controlar el virus a nivel global”, por tanto el precio de la vacuna y la efectiva masiva vacunación en todos los países es una condición sine qua non para lograr efectivamente la inmunidad de rebaño a nivel mundial.

Los que han estudiado los niveles de precio de las vacunas han llegado a la conclusión que los precios establecidos para las vacunas contra la covid-19 son los más altos hasta ahora, prueba de ello es que el precio de las vacunas oscila entre 5 y 62 dólares por dosis. Estos precios considerados altos por el grupo de estudio señalado se dan, aunque los gobiernos y las ONG han hecho aportes considerables para la investigación y producción de las vacunas contra el covid-19.

Los laboratorios productores de las cinco principales vacunas recibieron entre 957 y 2.100 millones de dólares. Es obvio que ante tan elevados aportes los gobiernos y ONG aportantes han debido condicionar los niveles de precio de esas vacunas, pero infortunadamente entregaron esos dineros sin condiciones.

Los autores de los estudios manifiestan que dado el aporte global para la investigación y fabricación de las vacunas quienes lograron el éxito en este objetivo, “deben compartir sus conocimientos, tecnología, datos y derechos intelectuales para producir más vacunas.” Esta es, por ejemplo, la propuesta de la Organización Mundial del a Salud, OMS, pero sin resultados hasta ahora.

Está claro que en la cuestión de la distribución de las vacunas su precio y venta está determinado por la famosa “mano invisible” identificada por Adam Smith. ¿Qué hechos han influido para que se disparen los precios de las vacunas? Sencillamente que los países más ricos se han comprometido a comprar grandes cantidades de biológicos, que de acuerdo con la oferta y la demanda, esta última mayor que la primera, ha condicionado la elevación de los precios. Las demandas de los países más ricos no han guardado relación con sus reales necesidades, ya que algunos de ellos han solicitado un número de vacunas hasta seis veces la cantidad de sus habitantes. Entre los países que se destacan por esta práctica están Abu Dhabi, Canadá y el Reino Unido.

El problema habido entre el laboratorio de la AstraZeneca y la Unión Europea es una manifestación del mercado. Esta firmó en agosto del año pasado la compra de 300 millones de dosis con la opción de comprar 100 millones más. El compromiso era entregar 80 millones de dosis para el mes de marzo, pero AstraZeneca la comunicó a la UE que no podía hacer esa entrega pretextando problemas de rendimiento en las plantas de Europa, los cuales implicaban tres meses de atraso.

La causa verdadera era que se había comprometido a entregar vacunas a otros países a mayor precio, además de que las vacunas producidas en la planta del Reino Unido este gobierno no permitió que se le entregaran a la UE. El asunto se arregló parcialmente después de que la UE amenazó con impedir que las vacunas producidas en Holanda y Bélgica pudieran ser exportadas. Todo esto demuestra que aún con pandemia incluso un asunto tan vital para la humanidad se maneja de acuerdo con las condiciones del mercado.

Solo dos países han manejado generosamente los precios y la distribución de las vacunas: Rusia y China probablemente por razones de geopolítica. En un momento de gran dificultad para el manejo de la covid-19 por parte del gobierno brasileño un cargamento de vacunas de la compañía china Sinovac, la vacuna Coronavac, llegó salvadoramente a Brasil. Téngase en cuenta que este país tiene el segundo mayor número de muertos y es el tercero por el número de afectados.

Aparte de tener un alto porcentaje de efectividad la Coronavac, dado que las condiciones de refrigeración son muy bajas, presenta un manejo de menor costo y además tiene un menor precio comparada con las vacunas producidas por otros laboratorios excepto las vacunas rusas.

La vacuna china ya se encuentra también en Chile, Argentina, Perú y aproximante llegará a Colombia; cuando llegaron las primeras vacunas chinas a la nación de Neruda el presidente Sebastián Piñera manifestó que era un “día de alegría, emoción y esperanza”, por otra parte, el presidente del Perú Francisco Sagasti calificó la vacuna como “el mejor escudo de protección que tenemos para cuidarnos a nosotros y cuidar a todos los peruanos”, según anota la agencia Xinhua.

Seguimiento que han hecho científicos en Brasil les permitió determinar que la vacuna Coronavac es ciento por ciento efectiva para prevenir hospitalizaciones, para evitar síntomas severos y defunciones, tiene un 83.7 por ciento de efectividad.

Por otra parte, el doctor Heriberto García director del Instituto de Salud Pública de Chile afirmó: estamos aprobando una vacuna segura y efectiva para la población “ya que previene las hospitalizaciones y la gravedad de esta enfermedad,” según manifiesta la agencia china antes mencionada. Anotamos que las bajas exigencias para la conservación de las vacunas facilitan su aplicación a las regiones más distantes habitadas generalmente por indígenas.

Al respecto, Ozimar una enfermera indígena del estado de Amazonas, norte de Brasil refiriéndose a la vacuna de Sinovac exclamó: “Llegó en el momento más duro y más importante de nuestra vida”. Anotamos que el súbito incremento de casos en enero produjo el colapso de los hospitales regionales. La vacuna de Sinovac hizo posible que el gobierno brasilero diseñara un plan de vacunación en seis mil aldeas con lo cual se protege a 400 mil ciudadanos incluyendo a 20 mil trabajadores médicos indígenas.

Un solo país ha tenido en cuenta que las vacunas son una cuestión de humanidad y por eso está actuando generosamente, Cuba, que desde ya ha ofrecido sus cuatro candidatas vacunales a la Organización Panamericana de la Salud, OPS.

📢 Si te gustó este artículo y quieres apoyar al semanario VOZ, te contamos que ya está disponible la tienda virtual donde podrás suscribirte a la versión online del periódico. 

tienda.semanariovoz.com