Las fuertes denuncias de la UP sobre el paramilitarismo

0

En un duro comunicado la organización política Unión Patriótica, expresó sus preocupaciones por los últimos acontecimientos en materia de paz que se han dado. Además de entregar su opinión frente a la decisión de la Corte Constitucional, de torpedear el camino rápido del Congreso al paquete legislativo de la paz, se le suma denuncias conocidas por su presidenta Aída Avella, sobre el contubernio del Ejército de Colombia y las bandas herederas del paramilitarismo en departamentos como Meta y Antioquia.

A continuación el comunicado firmado por el Comité Ejecutivo Nacional de esta colectividad política. 

En marcha operación contra las reformas democráticas para la paz estable y duradera.

La Unión Patriótica considera que el fallo de la Corte Constitucional, conocido como la reforma del fast track, es altamente lesivo para garantizar el derecho fundamental a la paz, que implica un viraje regresivo de la línea de interpretación que esta alta Corte había mantenido a favor del bien supremo de la paz. Los cambios contra democráticos agenciados por el jefe de Estado en la composición de Corte Constitucional,  en nuestro criterio no son una casualidad.

Las posiciones contrarias a la implementación del tratado paz estable y duradera en la Corte Constitucional y en la Fiscalía General de la Nación, se articulan con el asesinato sistemático y continuo de líderes populares y el copamiento de los territorios en que operaban las FARC-EP por parte de fuerzas paramilitares, al tiempo que alrededor de todas las zonas verdales estén situados miles de paramilitares como sucede por ejemplo en Tumaco, donde se calculan que 1500 hombres de estos grupos, no solo ocupan las zonas sino que se acercan peligrosamente al sitio donde se encuentran los desmovilizados. En Urabá el ejército no los combate y les manifiestan directamente a los ciudadanos que deben acostumbrarse a su presencia. Mientras las Farc hacen dejación de las armas, los paramilitares se les ve en todos los departamentos con trajes camuflados nuevos y armas relucientes.

De esta manera, se evidencia que el gobierno sólo busca que cese la resistencia popular armada, para lo cual pacta en representación del Estado una serie de reformas que implican una apertura democrática, pero que las pretende burlar a través de la ruptura de la obligación estatal de honrar los pactos y tratados para el bienestar del pueblo.

Este deber estatal de cumplir con el tratado de paz suscrito, también es desconocida por el alto gobierno cuando carece de medidas eficaces de no repetición de las condiciones que han dado origen y prolongación del conflicto político, social y armado que vive el país, tal como observa con la recurrente negación a superar la afrenta contra la democracia que significa el genocidio contra la Unión Patriótica. Por ello se reafirma en la realidad política que sin verdad, justicia, reparación y garantías de no repetición ante la política de exterminio contra al UP y las fuerzas populares, no será posible cimentar la paz democrática con justicia social.

Por ello el pueblo exige del Estado el cumplimiento de sus obligaciones, como se aprecia en las grandes movilizaciones en la Costa Pacífica especialmente en el Chocó y Buenaventura. Multitudes solicitando que la paz se realice con el respeto al agua, con acueductos, energía eléctrica, los hospitales, médicos y el castigo de la corrupción que ha golpeado intensamente a la Colombia profunda. Luchas por la paz con contenido social que rechazan que el Esmad llegue con la represión, esa que no emplea contra los saqueadores del presupuesto nacional, que roban a lo largo y ancho de la patria los dineros para la alimentación de los niños, para el cuidado de los jóvenes con síndrome de Down,  para la salud, carreteras, escuelas etc.

Esta crítica situación generada por el incumplimiento del Estado ante la paz y el bienestar de los colombianos concita a la más amplia y unitaria movilización social y política para hacer de la paz con justicia social el centro del viraje político hacia la democracia plena y la recuperación del país para todos los colombianos.

Comite Ejecutivo Nacional 

Unión Patriótica

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*