La UE y los problemas con Italia

2

José Ramón Llanos

Dada la naturaleza del problema que vamos a analizar, es necesario hacer una retrospectiva del proceso que condujo a la creación de la UE en los años noventa del siglo pasado.

Historia de la Unión Europea

La prehistoria de la Unión Europea se inició hace 61 años, en 1957 con la firma del Tratado constitutivo de la Comunidad Económica Europea, firmado el 25 de marzo en Roma, el cual entró en vigor el primero de enero de 1958, la Comunidad inicialmente la constituyeron Alemania, Bélgica, Francia, Gran Bretaña, Holanda, Italia, Luxemburgo. En los años noventa del siglo pasado se convirtió en la Unión Europea UE, mediante la firma del Tratado de la Unión Europea en Maastricht, Países Bajos, el 7 de febrero de 1992, entró en vigencia el primero de noviembre de 1993.

La institución encargada de aplicar las políticas aprobadas por el Parlamento Europeo es la Comisión Europea. Es precisamente esta institución la que está vigilando y accionando para que los países miembros cumplan las orientaciones vigentes sobre las normas presupuestales y el monto de la deuda de los países de la UE.

La confrontación Italia-UE

Ahora la Unión Europea enfrenta uno de los retos más difíciles de superar, el reto de Italia, al no acatar la directriz sobre el presupuesto deficitario italiano para el año 2019. Si a ese problema le sumamos la riesgosa deuda de ese país, dada la enorme cantidad que representa más del 130 por ciento del PIB, tendremos una visión cabal del reto que la Comisión Europea debe resolver teniendo la espada de Damocles de un gobierno populista  de extrema derecha como el que detenta el poder en el país de Dante.

El enfrentamiento económico tiene un componente político como veremos a continuación. Los gobiernos que habían gobernado hasta ahora calificado por los medios de centro-izquierda, acataban al pie de la letra las normas y orientaciones de la UE, por tanto diseñaron estrategias económicas que redujeran los déficits presupuestales a un máximo de 0,8 por ciento para los años 2018 y la misma cifra para los años 2020 y 2021.

Estas directrices son las mismas que coordinadamente imponen la UE y el Fondo Monetario Internacional FMI a nivel mundial, las secuelas son las conocidas políticas de austeridad que sacrifican las políticas sociales, reducen los salarios, incrementan la explotación de los trabajadores urbanos y el campesinado, y por supuesto garantizan las utilidades de las empresas y la acumulación capitalista, especialmente del sector financiero. Recordemos que el Informe global sobre la riqueza del Credit Suisse de 1916, dice que el 8 por ciento de los ricos tienen el 84 por ciento de la riqueza total del mundo.

Déficit y consecuencias sociales

La coalición populista del M5E y la Liga definieron elevar hasta el 2,4 por ciento del PIB el déficit para el año 2019, con lo cual desafían a la UE, pero pueden realizar una política social que favorece la población pobre y a los pensionados de Italia, al destinar una ayuda de 780 euros para los 6,5 millones de pobres y además favorecen a 400 mil pensionados con las reformas positivas y con la reforma tributaria.

Esta política populista tiene profundas implicaciones para el futuro de la extrema derecha, seguramente ganará electorado, por algo el Ministro del Trabajo Luigi Di Magio del M5E después de aprobado el presupuesto dijo: “Hoy es un día histórico”. “Por primera vez, el Estado está de parte de los ciudadanos. Por primera vez no quita, sino que da. Los últimos son finalmente los primeros porque hemos sacrificado los privilegios y los intereses de los potentados. Estoy feliz. Juntos hemos demostrado que cambiar el país se puede y que hay dinero”.

Esta acciones de los populistas de derecha harán más difícil la pretensión de la Comisión Europea para que Italia dé marcha atrás en su desafío y además le permitirá al gobierno tomar una determinación radical como sería abandonar el euro como moneda nacional, cuestión que figura en un borrador del programa de la coalición que gobierna Italia en la actualidad. Uno de los responsables de asuntos económicos del movimiento la Liga, Claudio Borghi ha dicho: “Italia con su propia moneda resolvería sus problemas económicos.” Más claro no canta ni un gallo con su clarín del alba.

La UE contra Italia y España

De Bruselas salieron dos documentos hacia Roma. El primero el examen de sus cuentas, que suspendió al incurrir en un “incumplimiento particularmente grave” de los compromisos adquiridos. El segundo es el que le podría costar volver a pasar el escrutinio estricto y periódico de la Comisión y que podría desembocar, en última instancia, en sanciones de hasta el 0,5% del PIB.

Como la Comisión Europea, el Fondo Monetario Internacional y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo, cuestionaron el presupuesto de España para el año 2019, Pablo Iglesias criticó a estos organismos y remató afirmando que ellos desean llevar al país a la “miseria social”.

Como se ve, la Unión Europea vive una situación crucial, un reto que en el caso de Italia es un gobierno que contaría con un apoyo masivo del pueblo ya que su dirigencia política vela aparentemente por sus intereses. ¿Acaso este momento exige un responso por la suerte de la alianza continental de Europa? La respuesta la tendremos en los próximos meses.

2 Comentarios

  1. Resolutely everything principles if taste do
    mental picture. Also protest for elsewhere her preferable adjustment.
    Those an match period no age do. By belonging consequently intuition elsewhere
    an home described. Views domicile practice of
    law heard jokes overly. Was are delightful solicitousness discovered assembling world.
    Wished be do common except in essence reply. Power saw supported too joyousness furtherance intent propriety.
    King is lived substance oh every in we placid.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*