La tierra firme, casa del XVI Congreso de la JUCO

0
Parque en la ciudad de Ibagué.

Porque llevo en el alma un rio y una montaña en el corazón,
Porque soy como el árbol libre que va creciendo mirando al sol,
Porque llevo mil canciones apretadas en mi voz.1       

Andrés Fabián Hernández Martínez – Miembro del CC de la Juco

Las puertas del Tolima se abren para recibir a la joven generación de revolucionarios que han visto nacer los primeros días de la paz, el corazón de la tierra firme, el valle de las lanzas. La ciudad musical de Colombia será la casa del XVI Congreso Nacional de la Juventud Comunista Colombiana; será la tierra de la primera insurrección socialista de nuestra América  que en el Líbano escribió una gesta inspirada en el ejemplo bolchevique,  la de la resistencia campesina de Villarica que combatió la dictadura de Rojas Pinilla y la tierra libre de Marquetalia, que reciba a todas las delegaciones de jóvenes comunistas que llegan a este congreso a definir su futuro para defender la paz, luchar por la democracia y reafirmar que el comunismo es la juventud del mundo.

El mes de agosto recibirá nuestro congreso en su decimosexta versión, nuestra casa mitad cordillera, mitad llanura será la casa de la JUCO durante tres días, sea este congreso un escenario para que los jóvenes comunistas de Colombia afrontemos el reto de juntar los caminos de las luchas juveniles que nos permitan construir una patria nueva y cerrar el libro de la guerra fratricida contra el pueblo colombiano, nos esperan la incansable tarea de insistir en la organización de los jóvenes y su movilización por los cambios que reclama la construcción de la paz democrática.

La JUCO tiene enormes retos que debe asumir a la altura de su historia, es nuestro deber reafirmar nuestro carácter revolucionario y seguir siendo cantera de cuadros del Partido Comunista Colombiano y escuela del socialismo, la historia nos llama a la defensa de la implementación de los acuerdos en las calles, en las plazas y en las urnas, lo que debe ir acompañado de un amplio espíritu unitario para  lograr no solo lo mínimo que es la implementación de lo acordado, sino una avanzada política titánica para derrotar el fascismo que quiere hacer trizas los acuerdos de paz.

Durante los últimos meses hemos sentido la inconformidad de miles de jóvenes y gente del común que rechazan la descomposición del régimen corrupto y criminal, sin embargo debemos multiplicar esos miles en millones, nuestro aporte debe ser fundamental para acaudalar el torrente de inconformidad impulsado por la juventud. Agrupemos las expresiones que se manifiestan en la defensa del medio ambiente y que resisten contra las leyes del despojo en todo el país, por los jóvenes que se enfrentan a la desfinanciación de la universidad pública y la mercantilización del derecho a la educación, juntemos y sumemos a todos los jóvenes que se debaten a diario por el derecho a la recreación, el deporte y la cultura en todos los barrios, comunas, corregimientos y veredas del país, abrámosle paso a las todas las identidades juveniles que reivindican su derecho a coexistir sin ningún tipo de exclusión por ser distintos, sumemos las fuerzas de los jóvenes trabajadores que se debaten a diario por un trabajo digno y estable, de los jóvenes campesinos por el derecho a la tierra y el reconocimiento de su identidad.

Ibagué y el Tolima son epicentro de  multitudinarias luchas que combaten la política del despojo, la destrucción del patrimonio ambiental y la muerte; nuestra tierra es tributaria de ecosistemas estratégicos que conservan la biodiversidad natural de una parte de nuestro paraíso tropical, como diría Jorge Humberto Jiménez, somos el libro sagrado de los mohanes y patasolas2, sobre esta calentana ciudad más de cien mil almas se agolpan en sus calles cada año para decirle No Pasarán a los genocidas, que quieren hacer de nuestra riqueza ambiental, una masa de oro y veneno guardada en las arcas del capitalismo financiero mundial, fueron los hijos de la Cacica Dulima3 los que derrotaron en Cajamarca y Piedras la avaricia de la multinacional Anglo Gold Ashanti, cuyo propósito es la de arrebatar a los tolimenses de nuevo la riqueza que  se esconde a los pies del majestuoso Nevado del Tolima.

Los Jóvenes Comunistas de la ciudad de Ibagué, abrimos calurosos nuestros brazos para recibir a nuestros camaradas  de todas las regiones del país, nuestra tierra de nieves y del rio de la Magdalena partera de pueblos guerreros les espera para que nuestras deliberaciones aporten a la larga lucha por la emancipación de nuestra patria, que la preparación de este congreso sea para reavivar nuestras fuerzas por la revolución socialista y evocar la memoria de nuestros camaradas caídos, quienes deberán tener un lugar importante en el XVI Congreso de la JUCO, en nuestra memoria y en medio del pecho siguen vivas las palabras de Camilo Alberto Zuluaga “Que nuestra estrella roja, brillante e infinita en el firmamento jamás se apague, que nuestros muros se hallen unidos por siempre para que nada nos venza, para que solo la causa y este tiempo nos mueva”, camaradas, abramos el debate y lleguemos todos “juntos a sumar por la esperanza, la democracia y la paz”.

1 Fragmento del Bambuco Canta un Pijao, de Jorge Humberto Jiménez.

2 Ibid.

3 Cuenta la historia de la Cacica Dulima o Ibanasca, que fue la jefa guerrera y protectora de su pueblo los Dulimas ubicados cerca al volcán machín, quien fue ejecutada por la corona española tras resistirse a dar razón de las riquezas escondidas de su pueblo. Dulima significa Tierra de nieves, de allí se deriva el nombre del departamento del Tolima.  

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*