“La tarea de Fecode es quijotesca”

0
Carlos Enrique Rivas, presidente de Fecode. Foto J.C.H.

En diálogo con VOZ, el nuevo presidente de la organización sindical del magisterio, Carlos Enrique Rivas, comenta acerca de las políticas educativas del actual Gobierno y los retos de esa Federación

Juan Carlos Hurtado Fonseca

Desde el pasado mes de febrero, el profesor Carlos Rivas asumió la responsabilidad de presidir una de las organizaciones sindicales más grandes del país, la Federación Colombiana de Educadores, Fecode.

Este docente es un ibaguereño que terminó sus estudios secundarios en esa ciudad, y cursó licenciatura en ciencias sociales en la Universidad del Tolima, con una especialización en docencia universitaria. También es abogado de la Universidad Cooperativa, con especialización en derecho probatorio de la Universidad Católica. Además, está culminando estudios de doctorado en pedagogía crítica y educación popular, en México. Pero lo que recalca como su mayor logro profesional y personal, su mejor título, es ser maestro.
También resalta haber militado siempre en organizaciones democráticas y de izquierda, lo que le aportó mucho a su formación para ser un humanista más que se la juega por una mayor democratización de la sociedad.

Por eso, tiene clara la problemática de la educación colombiana y los aportes que se pueden hacer desde el profesorado para solucionarla.

La problemática

– Con tanto problema que hay en al ámbito de la educación colombiana en todos los niveles, imagino que las tareas de Fecode son muy grandes.

–La tarea de Fecode es quijotesca. Lo que pasa es que la Federación tiene su propia dinámica, que nos determina el quehacer de nuestra actividad. Por eso es indiscutible que la tarea de la lucha sindical por mejores condiciones de vida de los trabajadores de la educación es una actividad quijotesca; toda vez que el Gobierno quiere cada vez privatizar más la educación. Hoy queremos mandar un mensaje al Ministerio de Educación y decirles que parece un portafolio donde vende de todo. Aquí lo que hay que asumir es la tarea de la defensa de la educación pública, que todos tengan el derecho a la educación, no solo la gratuidad y la obligatoriedad sino a la alimentación, transporte, mejores condiciones locativas en las instituciones y que al maestro se les brinde todas las condiciones. Los salarios son paupérrimos y no responden con el nivel académico que el maestro tiene, el tema de salud en el magisterio también es una gran dificultad.

–En el país muchas personas se oponen a que ustedes hagan paros. Dicen que ustedes piden mucho y tienen muy buenos salarios.

–Nosotros le decimos al Gobierno: aquí hay que incrustarle más recursos del PIB, que éste tiene que crecer y en la medida en que crezca, los niños, niñas, jóvenes y jovencitas pueden ir a la escuela con agrado y entusiasmo. La gente cree que tenemos grandes salarios. Hago una comparación con un maestro que está en el grado 14, tiene maestría y doctorado y se gana tres millones 400 mil después de 30 o 35 años de estar trabajando. En el sector oficial el que tiene maestría y doctorado ganan casi el triple. La calidad de la educación no depende del maestro, depende de otros factores; de la desnutrición de los estudiantes, de la falta de garantías, la mala alimentación en las escuelas, porque los políticos se roban la plata.

– ¿Qué piensa la Federación de las políticas educativas del Gobierno?

–El Gobierno no discute las políticas educativas con quien debe discutirlas, que es con los maestros. Es la primera falla. Nos imponen una jornada única y lo que quieren es que los estudiantes estén dos horas más en la institución educativa, como si con dos horas más fuera a resolver problemas de calidad y conocimiento. Nosotros le decimos que jornada única debe haber sobre la base de nombrar un mayor número de docentes; se disminuya el número de estudiantes por docente, que en preescolar haya 15, en básica primaria 20 y en secundaria 25. Es un menor número de estudiantes y una mayor atención del maestro. Nos interesa que el niño aprenda valores en la escuela, que construyamos un nuevo ciudadano, que aprenda música, arte, escultura, teatro. Pero el propósito del Gobierno es que les vaya bien en las pruebas Saber para demostrar buenos resultados y ya, hay una serie de políticas del Estado que si no son consultadas con los maestros y nos las van a imponer, no lo aceptamos, tiene que concertar con nosotros.

Algunas propuestas

–En ese contexto, ¿cuáles son los principales problemas de los profesores?

–En el magisterio hay una serie de temas que son fundamentales. Uno es que la salud de los maestros está en pésimas condiciones; el salario es otro punto crítico, nos toca salir a buscar otras entradas ya que con ese sueldo no puede vivir un maestro. Esto distrae la actividad pedagógica, si ganara mejor se podría concentrar más en su actividad. Otro aspecto vital es la formación de los maestros, de la construcción, de su conocimiento y de su saber, que generalmente lo hace el maestro con su salario, con su plata, el Estado no invierte. Es uno de los puntos vitales en el pliego.

El gobierno tiene que garantizarnos a nosotros unas aulas integrales donde el maestro tenga tecnología, donde haya buenas condiciones alimenticias y de transporte para los estudiantes. Y otro punto importante es que requerimos de un estatuto único de la profesión docente. Hay tres estatutos: 2277, 1278 y 804 y debe haber uno solo. Otra necesidad de los maestros es que el Estado no se preocupa por construir unos escenarios académicos en los que podamos discutir la política educativa, el Estado propone y luego impone, no discute con la Federación los temas educativos, la jornada única es impuesta; Ser Pilo Paga fue impuesto; índice sintético de calidad de la educación, impuesto; son políticas que no le resuelven nada al maestro, los maestros queremos que el Gobierno nos dé las garantías para poderle responder a la sociedad, no basta con la gratuidad y la obligatoriedad de la educación si el Gobierno no inyecta recursos. Y un tema que es vital para nosotros es el sistema general de participaciones, la Federación tiene una propuesta.

–Entonces, con base en lo que usted menciona, ¿cuáles son los retos de Fecode?

–Los retos son sacar adelante el pliego nacional de peticiones de los maestros, donde están claramente estipulados los temas de política educativa y de carrera docente, el tema económico que lo hemos trasegado, la salud, el tema prestacional, decirle al Gobierno: “Páguenos las prestaciones cuando las solicitamos no cuando quieran”, el tema del bienestar. Pero hay un aspecto que es fundamental, son las garantías políticas y sindicales para los maestros, en un año hay más de 126 muertes de dirigentes sociales y sindicales, requerimos de un Estado social de derecho, del respeto para poder hacer oposición, para poder desarrollar muestra actividad sindical y política. Tenemos la necesidad de participar en las decisiones que se tomen en este país.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*