La revolución de Francia Márquez

22
Corregimiento de La Toma en Suárez, Cauca. Foto Mauricio Rodríguez.

En el Cauca se viven las revoluciones de pueblos que, desde cientos de años, han luchado por su libertad y hoy siguen en la brega por la liberación de la madre tierra

Mauricio Rodríguez

Desde las montañas imponentes de Suárez, que alimentan al Cauca y vierten el agua que da vida a la región y al país, se escucha la voz del Consejo Comunitario de La Toma, donde a partir de pequeñas revoluciones, hombres y mujeres afrodescendientes han enfrentado, no sin riesgos, el impacto de la minería del oro, tanto de la ilegal, que poco a poco ha desplazado el barequeo artesanal de los pueblos negros, como la minería trasnacional, que cada día impone su política extractivista en los territorios colombianos.

El Consejo Comunitario de La Toma ha logrado luchas memorables en la defensa de su territorio, ante los intereses trasnacionales extractivistas y de la minería ilegal apoyada con los brazos paraestatales de la violencia. Tras una larga lucha política y jurídica, este Consejo Comunitario logró la suspensión de varios títulos mineros otorgados a compañías trasnacionales como Anglogold Ashanti, tras un histórico fallo de la Corte Constitucional que protegió los derechos de los pueblos negros a la consulta previa.

Francia Márquez

En este contexto de luchas y de revoluciones por la tierra y el agua, emergió el corazón rebelde de Francia Márquez, mujer negra, ambientalista y lideresa social, quien, desde La Toma, lanzó un grito de indignación que se sintió en toda la región caucana y mucho más allá de las fronteras nacionales.

De niña padeció los rigores de la violencia, y con su familia se desplazó de Yolombó al Cauca para surcar nuevos caminos. En medio de la guerra y la minería, decidió estudiar derecho y hacerse abogada para comprender los intríngulis de los lenguajes institucionales, desde los cuales, el Estado habla a los mineros artesanales para ir sacándolos de los territorios; se vinculó a procesos de investigación territorial, de la mano de académicos como Arturo Escobar e Hildebrando Vélez, con los cuales trabajó para construir nuevos referentes teóricos y políticos en la defensa del agua, la cultura y el territorio.

Premio Goldman y defensa de la vida

En 2018 aspiró a la Cámara de Representantes por la Circunscripción Afrodescendiente con el respaldo del Consejo Comunitario del Río Yurumanguí, al lado de líder juvenil de Buenaventura, Leonard Rentería, y aunque los votos no le alcanzaron para llegar al Congreso, Francia se consolidó como un ícono de las luchas de los pueblos negros por la defensa de los bienes comunes.

En 2018 recibió el Premio Goldman como reconocimiento a su incansable lucha por los derechos de la naturaleza y de los pueblos afrodescendientes. Este galardón le ha permitido visibilizar las difíciles circunstancias en que las organizaciones comunitarias del Cauca deben enfrentar las presiones de la minería, la violencia institucionalizada, la pobreza y la desigualdad.

Su voz ha alcanzado un importante reconocimiento internacional, y sin embargo, sigue siendo la luchadora que desde el Cauca enfrenta las políticas de desarraigo, al mismo tiempo que lucha por alcanzar la paz de Colombia. Hace pocos días fue víctima de un atentado contra su vida y la de otros líderes afrodescendientes, en hechos que aun no han sido esclarecidos por el Estado Colombiano.

Francia Márquez hace parte de ese complejo grupo de líderes y lideresas sociales, que hoy enfrentan no solo los intereses del extractivismo trasnacional, sino que al mismo tiempo, deben salvaguardarse de las amenazas y los atentados ante el silencio impune de las instituciones nacionales; por esa razón, ella y otro grupo de representantes de las luchas territoriales, lanzaron hace pocos días una campaña de visibilización denominada #UnLíderEnMiLugar.

Líderes y lideresas

Así como ella, cientos de liderazgos enfrentan hoy en el Cauca una lucha intensa en defensa de los bienes comunes para limitar la intensificación de los proyectos mineros; de acuerdo con los datos de la Agencia Nacional de Minas (2017), en esta región se han expedido más  de 200 títulos mineros para la explotación del oro, el Estado colombiano ha otorgado 399 contratos de concesión minera y ha autorizado más de 160 solicitudes temporales de explotación aurífera, sin contar los contratos y concesiones para la explotación de carbón y materiales de construcción.

La minería del oro a gran escala en el departamento del Cauca, representa cerca del 10% del total nacional, y sus efectos sobre los ríos y regiones productivas ha sido devastador, ya sea por la utilización de químicos que envenenan las aguas, o por el impacto que tiene la explotación minera en el incremento del desplazamiento de las poblaciones de las áreas otorgadas a las empresas concesionarias.

También en esta región se han incrementado los asesinatos de líderes sociales, las amenazas y los atentados, como el sufrido por Francia Márquez y otros dirigentes afrodescendientes; el Cauca es el departamento donde se han producido más asesinatos a líderes sociales, en lo que va corrido del gobierno del presidente Duque. La protección de los representantes de las organizaciones comunitarias es irrisoria y no hay manera de mitigar los riesgos de la violencia institucionalizada.

Rebeliones contra la minería

Pero en medio de estas difíciles circunstancias, los pueblos negros del Cauca siguen tejiendo sus pequeñas revoluciones, las revoluciones en defensa del agua y de la tierra, de la siembra y el pan. En el Cauca se viven las revoluciones de pueblos que desde cientos de años han luchado por su libertad y que hoy siguen en la brega por la liberación de la madre tierra.

Son las rebeliones contra la minería y por el derecho a la vida; son las rebeliones contra el extractivismo y por el derecho al territorio, las revoluciones por la paz, que resurgen desde las montañas de Suárez para proteger la vida del Río Cauca, la vida de todos y todas que desde esas montañas claman por la paz y esperan contar con el despertar de un país que pareciera condenado al eterno silencio.

22 Comentarios

  1. I would like to thank you for the efforts you’ve put
    in penning this site. I am hoping to view the same high-grade content by you in the future as well.
    In truth, your creative writing abilities has encouraged me to get my own, personal site now ;
    )

  2. It’s a shame you don’t have a donate button! I’d most certainly donate to this outstanding blog!
    I guess for now i’ll settle for book-marking and adding your RSS feed
    to my Google account. I look forward to new updates and will share this
    blog with my Facebook group. Chat soon!

  3. I’m impressed, I have to admit. Seldom do I come across a blog that’s both
    equally educative and entertaining, and without a doubt, you
    have hit the nail on the head. The problem is an issue
    that too few men and women are speaking intelligently about.

    I’m very happy that I stumbled across this in my search for something regarding this.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*