La pobreza según las estadísticas oficiales

4
La realidad dista de las cifras oficiales como lo muestran los barrios marginados de las grandes ciudades. En la imagen, Bucaramanga. Foto archivo.

Alberto Maldonado Copello

Según datos oficiales1 muestran una reducción importante de la pobreza monetaria en Colombia entre 2002 y 2017, que corresponde a los gobiernos de Uribe y Santos. En 2002 la tasa de pobreza nacional era 49,7% (cerca de 20 millones de colombianos), en 2010 bajó al 37,2% y en 2017 llegó a 26,9% (12,8 millones de personas). Un comportamiento similar se observa con respecto a la pobreza extrema que pasó de 17,7% en 2002 (7,1 millones de personas), a 12,3% en 2010 y a 7,4% en 2017 (3,5 millones). El gobierno Santos reclama un gran éxito en materia de reducción de la pobreza y en el informe del Departamento Nacional de Planeación (DNP) sobre la materia se afirma que se logró sacar a 4,6 millones de personas de la pobreza.

Los informes oficiales no permiten profundizar en la situación; por ejemplo, además del dato de población por encima de línea de pobreza deberían presentarse los rangos de ingreso, por encima del valor de la canasta básica. La determinación cuantitativa de la pobreza es “convencional” y sesgada de forma tal que tiende a reducirla. Si la canasta fuera un poco más de $1 millón mensuales para un hogar de cuatro personas la proporción de pobreza se multiplicaría. Ganarse menos de 1,5 o 2 millones significa vivir en condiciones muy precarias pero según las estadísticas oficiales los ciudadanos ubicados en estos rangos han abandonado el club de la pobreza para ingresar, como Colombia con la OCDE, al club de los “ricos” o, y naturalmente para el ministro de Hacienda ya deben tributar…

Las dimensiones de pobreza no ocultas son considerables

A pesar de los “enormes” avances en Colombia, el 26,9% de los colombianos son pobres (no alcanzan a comprar una canasta básica muy precaria) y de ellos 7,4% son extremadamente pobres o indigentes, que no alcanzan a comprar una canasta mínima que les permita alimentarse bien. Detrás de estos porcentajes están 12,8 millones (una cifra superior a toda la población de Bogotá) de seres humanos de los cuales 3,5 millones (cifra superior a la población de Medellín) físicamente tienen hambre. Los defensores del eficiente sistema de mercado y la democracia colombiana se enorgullecen de mantener en estas condiciones a la cuarta parte de sus conciudadanos.

Ya que el sistema económico y político encontró la forma de reducir la pobreza de 49% a 26,9% en 16 años, hay que solicitarle a Santos y Uribe y sus técnicos que expliquen la fórmula y la sigan aplicando con la misma intensidad: en los próximos cuatro años se podrían reducir otros 11 puntos como mínimo y erradicar la pobreza (según el estándar oficial) en ocho años.

Interrogantes sin resolver

Los documentos oficiales poco explican. Según los análisis presentados se encuentra que el factor principal que ha incidido en la reducción de la pobreza es el aumento del ingreso per cápita real, que en casi todos los años fue positivo y contrarrestó el efecto negativo que genera el crecimiento de los precios; adicionalmente, aunque no en gran proporción, contribuyó algo el efecto distribución. El per cápita oculta la enorme distancia entre los ingresos de los más ricos y los más pobres, en este país que se destaca por ser uno de los más desiguales en igresos del mundo.

La primera conclusión es que los ingresos per cápita reales aumentaron. ¿A qué se debe este aumento? En las casi 40 páginas del informe dedicado al análisis de la pobreza monetaria no se encuentra explicación alguna sobre por qué y en qué actividades y tipos de trabajo aumentaron los ingresos per cápita y por tanto es imposible saber con cierta precisión la causa.

¿La explicación está en los subsidios que reciben las personas más pobres por parte del Estado y de organizaciones privadas? Los datos presentados en el informe indican que la contribución a la reducción de los porcentajes de pobreza no es grande, aunque es más significativo con relación a la reducción de la pobreza extrema.

Los gobiernos reclaman grandes resultados en la reducción de la pobreza monetaria, pero cuando se les pide a sus técnicos que expliquen exactamente por qué, no hay respuestas claras ni contundentes. ¿Están pagando mejor a los trabajadores asalariados de bajos ingresos? ¿Se ha logrado formalizar a una proporción grande de trabajadores? ¿Los trabajadores por cuenta propia han logrado cobrar mejor sus servicios y productos? ¿Habrá una incidencia relevante de las actividades ilegales –producción de cultivos de uso ilícito, contrabando, minería ilegal, narcotráfico, etc.?

Los conceptos que confunden en vez de aclarar

Los diagnósticos oficiales utilizan conceptos de riqueza y de pobreza cuantitativos que ocultan más de lo que revelan: es pobre aquel que viva en un hogar promedio de cuatro personas donde el ingreso total mensual no supere $1 millón y es pobre extremo o miserable cuando el ingreso no supere los $465 mil.¿Si con un subsidio llega a $500 mil, deja de ser inmediatamente pobre? Desde esta perspectiva se incluyen en la misma categoría a trabajadores asalariados (formales e informales) y a trabajadores por cuenta propia (urbanos y rurales, dedicados a distintas ramas de producción); las relaciones de producción entre las personas pasan a un segundo plano así como las formas de obtención del ingreso. Pero adicionalmente, se deja de lado el ingreso relativo, es decir, la comparación con los ingresos totales recibidos por todos los participantes en la producción.

En el caso de la producción capitalista, la pobreza de uno es la riqueza de otros; puede ocurrir que un trabajador asalariado reciba un ingreso mensual superior al ingreso básico requerido para adquirir la canasta, pero que su participación en el total del ingreso sea muy baja e incluso esté disminuyendo en comparación con los ingresos de los capitalistas, con lo cual su pobreza relativa estaría aumentando, es decir, la brecha que lo separa del puñado de propietarios del capital.

1 https://colaboracion.dnp.gov.co/CDT/Desarrollo%20Social/Pobreza%20Monetaria%20y%20Multidimensional%20en%20Colombia%202010-2017.pdf

4 Comentarios

  1. Woah! I’m really loving the template/theme of this website.
    It’s simple, yet effective. A lot of times it’s challenging to
    get that “perfect balance” between usability and appearance.
    I must say you’ve done a awesome job with this.
    Additionally, the blog loads very fast for me on Safari.
    Excellent Blog!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*