La Guajira con Petro

0
Asistentes a la manifestación de Gustavo Petro en San Juan del Cesar, La Guajira. Foto VOZ

Óscar Sotelo Ortiz
@oscarsopos

Sin lugar a dudas, La Guajira es uno de los territorios más paradigmáticos de Colombia. Sus hermosos lugares, sus vastas riquezas, sus recursos naturales, sus privilegiados vientos y su imponente mar Caribe contrastan agresivamente con el paisaje socioeconómico de la región: Desigualdad social, pobreza extrema, escases de agua y alimentos, la mina de carbón a cielo abierto más grande del mundo, y un caótico flujo migratorio proveniente de Venezuela.

Todo esto cruzado por un histórico olvido por parte del Estado y por la alarmante corrupción regional, que no solo ha saqueado por completo el departamento sino que tiene a sus máximos caciques y políticos locales en la cárcel.

Bajo este panorama, que se agudiza cada día, el candidato presidencial Gustavo Petro, hizo un recorrido entre los días 20 y 22 de abril por La Guajira profunda. Riohacha, Maicao, Barrancas, Fonseca y San Juan del Cesar, fueron los puntos donde el representante de la Colombia Humana hizo sus ya acostumbradas manifestaciones públicas, con plaza llena y despertando en la gente un inusitado efecto popular, nunca antes visto en las actuales épocas.

Acompañado de Martha Peralta, presidenta del Mais e indígena wayúu, y de Aída Avella, presidenta de la UP y senadora electa por la lista Decentes, Petro se dirigió al pueblo guajiro en puntos centrales de la campaña como la lucha anticorrupción, la necesidad de mitigar el cambio climático a partir de la generación de energías limpias, la inaplazable tarea de democratizar la tierra en manos campesinas que quieran producir la tierra, y la posibilidad de construir una era de paz a partir de un gobierno comprometido con la justicia social.

Sin embargo, lo que más llamó la atención de los discursos de Petro en La Guajira, fue su insistente llamado a salir de la economía del petróleo pero en especial del carbón, ya que para el candidato “estos son venenos sociales y ambientales más dañinos que la misma cocaína”. Recordó que la promesa de progreso económico que por cerca de 30 años se ha construido sobre El Cerrejón, no ha traído a La Guajira más que destrucción de la naturaleza y vergonzantes indicadores de pobreza y desigualdad social.

En los territorios de Kiko Gómez, Oneida Pinto, Hernando Deluque, Jorge Pérez Bernier, y otros caciques condenados por corrupción y parapolítica, y en donde el Centro Democrático tiene un importante caudal electoral; Gustavo Petro fractura con sus propuestas a la descompuesta política tradicional de este golpeado departamento y configura un importante bastión de su campaña rumbo a la presidencia.

Como el mismo Petro dijo en la plaza del municipio de San Juan del Cesar, en la tarima Juancho Rois: “Nos decían que estos territorios eran o son uribistas. Lo que yo veo es que eso no es cierto, que acá se asiste a un momento histórico, donde La Guajira y su gente serán el motor del cambio político que propone la Colombia Humana. ¡Que viva La Guajira Humana!”.

Gustavo Petro y Aída Avella, en la manifestación de la ciudad de Riohacha, La Guajira. Foto VOZ
Aída Avella interviene en la tarima “Juancho Rois” en San Juan del Cesar, La Guajira. Foto VOZ.
Gustavo Petro en plaza pública en Maicao, La Guajira. Foto VOZ.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*