La Gran Colombia

0

José Ramón Llanos

Cada vez que se celebra o conmemora un acontecimiento que tiene connotaciones patrióticas o de relevancia histórica en un país burgués, los hechos históricos se presentan con sesgos que exaltan unos acontecimientos y ocultan o relativizan aquellos procesos o eventos que pueden cuestionar la legitimidad de la clase o sector de clase que detenta el poder. Muchos son los eventos de la historia nacional de este tipo. Con ocasión de la conmemoración del Bicentenario del Congreso de Angostura, 15 de febrero de 1819, la expedición de la Constitución de Angostura y la Batalla del Pantano de Vargas y la de Boyacá, en tres artículos analizaremos los acontecimientos ocurridos entre el Congreso de Angostura, la Constitución homónima y el Congreso de Cúcuta y la constitución allí aprobada, mediante la cual se creó la Gran Colombia.

Claro está, que por la importancia y la influencia que tuvo sobre el contenido de la Constitución de Angostura, es necesario referirnos al discurso que pronunciara Simón Bolívar al instalar el Congreso. Casi todos los analistas, entre otros, Pombo Y Guerra1, Gil Fortul,2 Carlos Restrepo Piedrahita, Tomás A. Polanco,3 reconocen la decisiva influencia del contenido del discurso del Libertador en el texto final de la Constitución de Angostura, aprobada el 17 de diciembre de 1819. Carlos Restrepo Piedrahita reconoce la influencia del contenido del discurso de Bolívar en la Constitución de Angostura, pero lo pondera, le resta la excesiva emotividad de los reconocimientos de Manuel A. Pombo y José J. Guerra. Recordemos que cuando ellos publicaron la primera edición de la obra Constituciones de Colombia, eran muy jóvenes.

La Gran Colombia en 1826

Para que el lector tenga una visión de qué hablamos cuando nos referimos a la Gran Colombia, consideramos necesario dar algunos datos sobre el grado de independencia que habíamos logrado en esa fecha, el número de habitantes, y el número de esclavos; así como también la distribución de los habitantes en la Nueva Granada y Venezuela.

De todo el territorio colombiano, solo Casanare estaba plenamente independiente, anotamos que su territorio era más grande que el actual departamento del mismo nombre. Esto significa que en cuanto a la actual Colombia, la Gran Colombia era un proyecto, como suele decirse, era el sueño bolivariano expresado en la Carta de Jamaica. La Gran Colombia viene a concretarse constitucionalmente en el Congreso de Cúcuta.

Tres batallas son fundamentales para hacer realidad el sueño bolivariano de la Gran Colombia, la del Pantano de Vargas de julio 25 de 1819, la de Boyacá del 7 de agosto del mismo año y para incorporar efectivamente a Ecuador, la Batalla de Pichincha del  24 de mayo de 1822.

Superficie y habitantes de la Gran Colombia

Según las mediciones realizadas por el ingeniero mexicano Joseph Lanz, la Gran Colombia en 1826 tenía una superficie de 3.064.800 kms2, a la Nueva Granada correspondían 1.569.900 kms2, incluyendo Panamá y la Costa de Mosquitia. (Costa oriental de Nicaragua que Colombia cedió a este país en 1928.). También incluía una parte del actual territorio de la República de Guyana, desde el río Esequibo hasta la frontera venezolana.4

En este territorio en 1826 vivían 3.040.000 habitantes, distribuidos así: Nueva Granada: 1.590.000; Ecuador, 870.000 y Venezuela, 580.000.

Es importante señalar que en 1821, año en que la Constitución de Cúcuta consagra la libertad de partos, vivían en la Gran Colombia, según cifras de José Jerónimo Torres, citado por Jaime Jaramillo Uribe, 90 mil esclavos y 4.500 de los cuales cumplían 18 años, por tanto debían ser liberados.5

Vale la pena transcribir cómo la élite caracterizaba a los esclavos, leamos lo que afirmaba Joaquín Mosquera al respecto: “… la rebelión degeneró en anarquía, porque a los negros y los indios solo les atrae la ley de la selva.”.

Parece que algunos dirigentes empresariales, se identifican con esas valoraciones de los esclavistas, ya que hoy le piden al Gobierno que la respuesta a las movilizaciones de los indígenas caucanos, debe ser la represión la judicialización.

La Gran Colombia, infortunadamente debido a las disputadas de los caudillos tanto de Venezuela como de la Nueva Granada y Ecuador, no sobrevivió mucho tiempo a la muerte de Simón Bolívar.

En el próximo artículo haremos una valoración de la Gran Colombia y el significado del Congreso de Angostura y la influencia en su contenido del Discurso de Simón Bolívar en la instalación del evento.

1 Manuel A, Pombo y José J. Guerra. Las Constituciones de Colombia. Vol. 1. Ediciones Cultura Hispánica. Instituto de Cooperación Iberoamericana.

2 Carlos Restrepo Piedrahita. Primeras Constituciones de Colombia y Venezuela. 1811 -1830.Universidad Externado de Colombia., p 380-381

3 Pedro Grases. El Libertador y la Constitución de Angostura de 1819. Publicaciones del Banco Hipotecario de Crédito Urbano. 1979., p 18.

4 Gabriel Poveda Ramos, Población y censos de Colombia. Desde la Conquista hasta el siglo XXI. Ediciones Uniaula. Medellín. 2013., p. 25.

5 Jaime Jaramillo Uribe, Ensayos de historia social. Tercer Mundo Editores. Bogotá. 1989., p 240-241.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*