La economía europea en la encrucijada

0
232
Unos 200 trabajadores de Nissan Barcelona con sus familias protestan por el anuncio de cierre.

Una visión de la forma contradictoria en que el empresariado y los sindicatos afrontan la crisis

José del Río 

El título de esta noticia apunta a señalar que la actual crisis económico-social de Europa es de tal naturaleza que los diferentes gobiernos no tienen certeza sobre los efectos de las determinaciones que están tomando para tratar de recuperar la economía. Los datos siguientes permiten identificar las principales características de la situación.

La cuarentena ha impactado la industria automotriz, la aviación, el turismo, el comercio en general, por tanto, ha incidido en el elevado desempleo, según las cifras, superior al de la segunda posguerra. Las consecuencias del confinamiento se reflejan en la economía de la eurozona, el segundo trimestre del presente año marca claramente un período de recesión: una caída del Producto Interno Bruto (PIB) del 12,1por ciento; una reducción interanual del 15 por ciento.

Pero estas cifras de la Unión Europea, es necesario desagregarlas para tener la realidad de las diferentes naciones. La Oficina Europea de Estadísticas (Eurostat) presenta los siguientes datos que permiten establecer que los países de situación más críticas son: España, con la máxima contracción 18,5 por ciento, Portugal 14,1 por ciento y el 13 por ciento Francia.

La tasa anualizada, es como sigue: España perdió 22,1 por ciento, 19 por ciento Francia y 17,3 por ciento Italia. Se debe destacar que esta caída del crecimiento de Italia es la peor de los últimos 25 años. La situación de Alemania es relativamente grave, en el primer trimestre el descenso fue de solo 2 por ciento, pero en el segundo trimestres cayó 10,1 por ciento. La caída del crecimiento de España es la más deplorable de todas, incluso superior a países con estragos de la pandemia superiores como México y Estados Unidos.

Las cifras de la crisis demuestran que esta es cuatro veces superior a la del 2008. En esta ocasión la caída del consumo de las familias es mucho mayor; el descenso de las exportaciones y consecuentemente las importaciones, el comercio interno, los restaurantes y las actividades turísticas, también sufrieron las consecuencias de la cuarentena.

El derrumbe español

España es la tercera vez que sufre una recesión en siglo XXI. En la crisis del 2008 tuvo el país dos recesiones, la primera a finales del 2008 y la segunda en el trimestre abril-junio, la cual se extendió hasta el cuarto trimestre de 2013. La actual crisis se explica por la caída del consumo familiar del orden del 21,2 por ciento, el gasto público se redujo un 75 por ciento comparado con el mismo rubro del primer trimestre. Las exportaciones en el segundo trimestre cayeron un 33,5 por ciento y las importaciones se redujeron un 28,8 por ciento. Además, hubo un recorte del 22,3 por ciento en la inversión, con un recorte mayor en la inversión en vivienda, en maquinaria y en equipos.

La situación económica de España se complica debido al rebrote del coronavirus, por lo cual tuvieron que cerrar rápidamente las actividades recreacionales que recientemente habían reiniciado.

📢 Si te gustó este artículo y quieres apoyar al semanario VOZ, te contamos que ya está disponible la tienda virtual donde podrás suscribirte a la versión online del periódico. Ofrecemos el mejor análisis político, económico y cultural para pasar el confinamiento en casa.

#QuédateEnCasa y lee el semanario VOZ.

👇🏽👇🏽👇🏽

tienda.semanariovoz.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*